No aguanto al hijo de mi pareja es insoportable

No aguanto al hijo de mi pareja es insoportable:

No aguando a los niños de mi marido o mujer
Problemas con los hijos de mi pareja

Son muchas las parejas y matrimonios que tiene problemas cuando uno de los miembros dice frases similares a: «no aguanto al hijo o hija de mi pareja, es insoportable». Es por ello que lo hemos elegido como título de la publicación pues es fiel reflejo de las manifestaciones que en repetidas ocasiones se han preguntado por clientes.

Tradicionalmente no existían tantos divorcios y separaciones pero por desgracia en la actualidad están a la orden del día. Por ello, antiguamente eran menos los casos en los que en una pareja alguno de los novios tenía hijos de una anterior relación.

En España contamos con más de un 60% de divorcios de los cuales casi la mitad tienen hijos. Es por ello que un gran porcentaje de la población está separada o divorciada y tiene hijos de su anterior relación. Por todo ello es muy frecuente que en una pareja por parte de uno de sus miembros y en ocasiones por parte de los dos se tengan hijos.

Los hijos pueden ser positivos para la pareja, pero también un motivo de problemas y conflictos.

No aguanto al hijo o hija de mi pareja. ¿Qué quiere decir eso? Que tenemos una relación de pareja que queremos pero que los hijos de la pareja están impidiendo que se pueda desarrollar con normalidad y plenitud.

Los hijos pueden ser insoportables, inaguantables e insufribles, pero debemos de recordar y tener en cuenta que tal vez estén pasando por un mal momento, en muchos casos derivado de una mala separación o divorcio de sus progenitores.

Llevo muy mal la relación con los hijos de mi pareja
No soporto a los hijos de mi pareja

No soporto a la hija o hijo de mi pareja:

Cuando no se soporta a la hija o hijo de la pareja tenemos un gran problema.

Cuando conocemos a una persona y nos enamoramos de ella y comenzamos una relación tendemos a idealizarla y pensar que todo va a salir bien. Cuando nuestra pareja tiene hijos en ocasiones no supone un obstáculo sino un aliciente y motivación.

Cuando el hecho de tener hijos se convierte en un calvario estamos poniendo a nuestra pareja en una encrucijada al tener que optar o decidir si desarrollarse en su esfera de pareja o de padre o madre y percibirse como algo incompatible.

Si hemos conocido a nuestra pareja sabiendo que tiene hijos y después no es posible mantener la relación que se hubiera querido con ellos, se puede intentar solucionar con las siguientes opciones:

  • Mediar para superar el problema.
  • Contactar con profesionales.
  • Intentar dar tiempo para ver si poco a poco ya sea por la madurez del hijo o la adaptación hace posible que sea compatible hijo y pareja.
  • De no ser posible plantearse dejar la relación a tiempo para evitar un final traumático.
Los hijos de mi pareja son inaguantables
Odio a los hijos de mi pareja

Odio a los hijos de mi pareja:

Cuando se llega al odio hemos llevado al límite y existen posibilidades de que se llegue a un enfrentamiento, lo que hay que evitar por todos los medios. Los hijos e hijas no dejan de ser niños y por ello en ocasiones pueden desarrollar conductas inmaduras e irritantes.

Cada caso será diferente y lo que debemos de hacer es buscar el orden de las prioridades, con madurez, cordialidad y respeto.

Debemos de ver de dónde vienen los problemas y la mala relación.

Si efectivamente el odio viene determinado por que el niño o niña sea insoportable poco podremos hacer pues sería su forma de ser, que se podrá modular, pero en escasas ocasiones cambia. Siempre hay que esforzarse por compatibilizar la esfera sentimental y la familiar, el tener una nueva pareja y tener hijos anteriores es siempre compatible, pero debemos de ser prudentes y analizar caso por caso.

En todos los supuestos, lo que no se deben de perder son las formas ni entrar en enfrentamientos pues en definitiva eso sólo empeorará la situación.

Motivos del odio a los niños de mi pareja:

Debemos de analizar los motivos que nos llevan a desarrollar odio hacia los niños de mi pareja, pues a pesar de que ocurre en bastantes casos, es una cuestión muy grave, no es sano y debemos de tratar de atajarlo a tiempo para evitar que vaya creciendo ese odio y se cronifique y enrarezca aún más la relación.

Una cuestión muy importante es analizar si lo que está ocurriendo es conmigo o con todas las personas.

Igualmente ver desde cuando y a qué se debe.

En muchos casos el odio es recíproco y se debe a una mala percepción del hijo de la nueva pareja de su madre o padre lo que viene a enrarecer el ambiente. Todo tiene un espacio compatible y las relaciones deben de desarrollarse, reiteramos una vez más, en base al respeto recíproco.

Causas del odio a los niños de mi pareja:

Pueden ser muchas las causas del odio a los niños de mi pareja y por ello debemos de tratar de analizarlo detenidamente.

Puede que el hijo o hija tenga un comportamiento por estar «en la edad del pavo» como se suele decir fruto de una adolescencia rebelde.

También puede ser que esté recibiendo influencias, en muchos casos de su otro progenitor o progenitora.

También puede ser que tenga celos de que su padre o madre ahora tenga una nueva relación y sienta miedo a perderla en todo o en parte tal y como tenía antes la relación paternofilial.

Y un sin fin de casuísticas.

Por ello no hay que odiar a los hijos de la pareja pues en definitiva es algo que perjudicial para la pareja y para la relación de padre o madre con hijo o hija. Del odio no sale nada bueno y en ocasiones se sobrepasa esa linea roja que debería de marcar el límite de toda relación, llegando a faltas de respeto que deberíamos prevenir adelantándonos a posibles conflictos para mostrar la mejor versión de nosotros mismos y tender la mano a que la relación se pueda reconducir.

¿Qué debo y puedo hacer?

¿Qué debo y puedo hacer en estos casos?

Lo que debemos de hacer es trabajar la situación para buscar la normalización de la relación para que ojalá mejore y posibilite superar el odio que suele venir determinado por una mala contextualización de la relación y no todos los comienzos son fáciles, pero si la relación de pareja merece la pena, debe de ser algo importante para nosotros mejorar nuestra relación con sus hijos y demás familiares y entorno.

En ocasiones ello supone un esfuerzo que puede llevarnos a la frustración y la impotencia, pero no por ello debemos de tirar la toalla. Cada caso, será diferente, pero no hay que perder la mejor predisposición al entendimiento y a la mejora de la relación y en su caso convivencia.

No aguanto al hijo de mi pareja.

¿Qué hago?

Tener paciencia en la medida de lo posible. En ningún caso entrar en la dinámica de «acción reacción» en la que existe un enfrentamiento alimentado por conductas que aumentan la tensión. Lo que se debe de hacer es no tensar la cuerda que les separa sino todo lo contrario, en la medida de lo posible destensarla y evitar fricciones en la medida de lo posible.

No es lo mismo la frase no soporto que la frase odio y por ello debemos de modular y adaptar nuestra actitud y decisiones al caso concreto.

Muchas separaciones y divorcios están provocados por problemas ajenos a la pareja: Problemas con familiares, económicos, molos entendidos etc.

Hay que tratar de separar en la medida de lo posible los problemas con los hijos y la relación de pareja para tratar de hacer posible compatibilizar ambas.

Hay que diferenciar la situación que se pueda producir cuando no se soporta al hijo o hija de la pareja a cuando lo que no se lleva bien es que la pareja tenga hijos, en general.

No debemos de pensar que nosotros siempre tenemos la razón y la parte contraria se equivoca, debemos ser humildes y empáticos tendiendo a la generosidad y no al rencor.

¿Mi hijo o mi pareja? Es poner a una persona entre la espada y la pared. Podemos llamarlos hijastros, hijastras, hijos de mi pareja, hijos de mi marido o mujer, pero lo que no deberíamos hacer es pretender que cambien los demás su forma de ser (siempre y cuando no suponga un comportamiento inadecuado), nuestro consejo es que se llamen por su nombre, que no se pongan etiquetas y que se trate de mejorar poco a poco la relación sin aspirar al cambio radical, pues estas cuestiones suelen requerir un periodo de aceptación y adaptación.

No aguanto al hijo de mi pareja es insoportable. ¿Qué hago? Ante todo, mantener el respeto.

36 comentarios sobre “No aguanto al hijo de mi pareja es insoportable

  1. Buenas tardes. Quiero divorciarme y no tenemos hijos comunes, tenemos cada uno hijos por nuestro lado pero ya independientes y han sido el detonante que ha dinamitado nuestro matrimonio. Nos han hecho elegir entre ser matrimonio o padres de nuestros hijos y no se si es la mejor decisión, pero está muy meditado y queremos divorciarnos, es de mutuo acuerdo, no se cuál sería el precio, vivimos en Madrid. Agradecida

    1. Buenas tardes:

      Al ser un divorcio sin menores, al no existir hijos comunes, el precio en nuestro despacho es de 100 euros por cónyuge incluyendo abogado, procurador e IVA, pudiendo tramitarlo en cualquier Juzgado de España. No duden en consultarnos que le intentaremos ayudar y mediar para poder gestionarlo de la mejor manera posible para ambos y evitar en todo lo posible enfrentamientos familiares. Gracias

      Contestación a la sección no aguanto al hijo o hijos de mi pareja y la convivencia se hace insoportable.

  2. Hola! yo estoy viviendo una situación en donde me quiero separar de mi marido, tenemos un hijo en común y el tiene dos hijos, uno de ellos de la edad 6 años es el problema constante cada que nos visitan, se hace pipi en la cama, tira la basura en donde no va, si juega con algo no guarda las cosas, se la vive en el xbox todo el día, le pido las cosas bien y me contesta de forma grosera o simplemente no me hace caso, le pega a mi hijo de 2 años y es el motivo por el que mi esposo y yo peleemos constantemente cada que nos visitan, no se que hacer

    1. Buenos días:

      Es una situación muy complicada pues según dice tiene una relación sentimental que ambos quieren, pero cuyo problema es la convivencia con uno de los hijos de su pareja que crea los conflictos. Por un lado debemos de partir de la base de que son padre e hijo y si se quiere mantener la relación sentimental habrá que tratar de llevar mejor y mejorar en lo posible la relación con el niño, pero es algo que habrá que aprender a gestionar. Puede ser que sea por su edad, al tener 6 años puede tener una mala época de maduración infantil o una mala adaptación a la separación de sus padres en la que siempre se puede trabajar para que su desarrollo personal y relación familiar pueda evolucionar positivamente.

      Una cuestión muy positiva sería tratar de mediar y hablar con la madre del niño para ver cómo se comporta en su compañía y tratar de coordinar los cuidados de manera adecuada, si es posible y hay predisposición para ello, con apoyo psicológico.

      Mantener una relación con un hijo de nuestra pareja en contra es algo que puede ser frustrante y agotador, pero lo que habrá que valorar es si merece la pena la relación sentimental, caso en el que afrontar y esforzarse por superar las dificultades, o si lo más conveniente si la relación sentimental no merece tanto la pena, dejarlo a tiempo de que los problemas puedan ir a más.

      Se trata de una decisión muy delicada, puede sentir que se está entre la espada y la pared, pero realmente hay que tratar la situación de la forma más sincera posible para evitar que todos lo paséis mal y se someta a la relación a más presión de la que se puede aguantar y llegar a situaciones y enfrentamientos límite. Hay que prevenir y adelantarnos a posibles enfrentamientos ya sea volcándonos en dedicación a cuidar la pareja y relación con el niño o dejar la relación a tiempo en los mejores términos que sea posible.

      Muchas gracias y mucho ánimo. Contestación a sección, no aguato más al hijo o hija de mi pareja.

  3. Buenos noches mi caso es que yo vivo con mi marido hace 2 años por la cual todavía no nos hemos casado. Pero tiene 2 niños huérfanos de mamá hace 7 años unos de los hijos ha vivido con el. Cual estoy viviendo con su papá y el niño. Resulta que el niño es muy rebelde yo que soy la pareja del papá le digo aga las tareas que coma y haga sus cosas. Dice que yo lo fastidio mucho incluso se la pasa metido todos los días jugando en el teléfono. Dice que yo lo regaño mucho. Y cosas así . Me falta el respeto. Con grosería y el papa no dice nada. Solo dice un niño de 10 años no hay que pararle. Entonces yo me siento mal porque el niño me dice que soy mala y de esas discusiones peleo con el papá por la actitud del niño. Y se va a dormir con su hijo

    1. Buenos días:

      En este caso claramente se ve desde fuera una falta de coordinación entre la pareja, pues al marcar usted pautas de educación y límites y el padre no reforzarla en dicha situación, el niño se puede sentir que usted no tiene autoridad y cuestionar todo lo que haga al ver que su padre es más permisivo y a diferencia de lo que usted, no reconducir sus conductas inadecuadas.
      En este caso lo correcto sería hablar seriamente con su pareja para que coordine la relación con su hijo y de pareja con usted, pues de no ser así se podrán suceder conflictos y enfrentamientos, tanto con el niño como entre ustedes y que acabe en situaciones límite, perdiendo la relación de pareja y dando un mal ejemplo que fomente comportamientos inadecuados futuros del niño.
      Si su pareja no le da su sitio los problemas van a ir a más y la convivencia probablemente se siga deteriorando, por lo que cualquier ayuda es buena, la primera opción es tratarlo directamente con el para buscar formas de mejorar la situación, en su defecto por medio de terapia de pareja y psicólogos, o en su defecto si no muestra interés, la que tendría que replantearse la relación probablemente debería de ser usted aunque sea una situación complicada. Al menos esa es nuestra opinión, muchas gracias y mucha fuerza

  4. No soporto a los hijos de mi pareja, solo necesito dejar mi testimonio para que quien esté pensando en empezar una relación con un señor o señora con hijos, antes tenga claro los límites que tienen esos niños tanto en casa de su madre o padre, a mi me han hecho la vida imposible, he dedicado casi 5 años de mi vida a criar uno niños que no son míos y después resulta que mi pareja, el padre de las criaturas me estaba poniendo los cernos con varias señoras de compañía mientras tenia a los niños conmigo a modo de canguro gratis, ama de casa y paño de lágrimas. Siento que la película de «que pena con mis niños» no debe de ablandar el corazón, mi conclusión es que sólo se quiere q sí mismo y en mi caso ha ido contando penas de que estaba muy mal, necesitaba a sus hijos.. etc etc, conseguimos la custodia compartida (yo creo que porque no quería pagar la pensión de alimentos a su ex) y después me los he comido yo con patatas, decía que necesitaba mucho a los hijos y pasaba de ellos al igual que la madre. Los niños son insoportables por lo que ven en su padres por no haber sabido poner límites. Los dos padres de estos niños son super egoístas que sólo piensan en ellos y utilizan a los niños para contar penas, pedir ayudas y vivir la vida loca hoy con una y mañana con otra. A mi me cogieron de pardilla, pero ya no me pasa más, si hay una familia desestructurada con hijos pequeños, atención , no es todo lo que parece, a mi me han hecho la cama con el cuento de «necesito a mis hijos» y pasaba de ellos y los hijos son rebeldes, contestones, maleducados, impertinentes, desagradables, guarros, desordenados, agresivos… etc por habérselo enseñado sus padres. Mucha atención con los padres y madres que se quejan de sus hijos que en muchos casos están recogiendo lo que han sembrado y es culpa de los padres y no lo de los hijos. Que a gusto me quedado

    1. Muchas gracias por su comentario, estamos seguro que podrá ayudar a muchas personas que puedan atravesar situaciones similares a tratar de aprender de su experiencia. Mucho ánimo y fuerza.

      Contestación sección: No aguanto al hijo o hija de mi pareja sentimental.

  5. Llevo 14 años de convivencia con mi pareja. Los dos somos divorciados y hemos aportado a nuestra relación dos chicos (sus hijos, de 32 y 26 años) y una chica (mi hija, 16 años).
    La relación con mi hijastro mayor es genial aunque fue dura al principio. Pero ya hace años que nos llevamos bien, así como con su pareja.
    Mi hija convive con nosotros, ya que es mayor de edad. Tiene buena relación con su padrastro, excepto los típicos roces de la adolescencia (que lógicamente, también tiene conmigo).
    Pero los problemas vienen con el de 26 años).
    Desde siempre ha sido una persona muy dependiente que necesita que le acompañen para llevar a cabo cualquier cosa o trámite (cubrir una beca, los papeles de la universidad, etc.). Pero desde hace ya 7 años la cosa ha ido a peor.
    Estuvo 2 años intentando cursar una carrera en una ciudad que no es la nuestra, con su padre pagando todos los gastos. Lo único que hizo fue asistir el primer mes de clase y luego no volver.
    Luego estuvo otro año más intentando un módulo de FP con el mismo modus operandi.
    Retornó a nuestro pueblo y se fue a vivir con su madre (con la que convivía desde el divorcio, ya que tenía la guardia y custodia). Al cabo de un año lo echó de casa porque la convivencia con él se había hecho imposible (no recogía su cuarto ni ayudaba en las labores de casa, cuando él no trabajaba y su madre sí).
    Estuvo viviendo con nosotros 5 meses y es la vez que más cerca he estado de mandar toda la relación a tomar viento. Su actitud era exactamente igual a la que mantenía en casa de su madre. Y yo por no armar escándalo callé y aguanté.
    Su padre lo puse a trabajar en su empresa y ahí ha estado 4 años, casi hasta el final del año pasado. Su actitud en el trabajo poco a poco fue empeorando y [email protected] [email protected] se quejaron a mi marido. Trató de hablar con él, pero le dijo que prefería abandonar la empresa y buscar otra cosa. Desde que comenzó su trabajo se mudó a un piso dónde vive solo, aunque a veces ha tenido compañeros de piso.
    En diciembre del año pasado tuvo una discusión en nuestra casa con mi hija, que le recriminó el hecho de que venía con el calzado de la calle y se lo frotaba a una de nuestras gatas en el hocico. Él le dijo que hacía lo que quería y ella le contestó que eso sería en su casa, no en la nuestra. Total, que se fue todo enfadado y nos dijo que éramos oscuras, paranoicas y que vivíamos llenas de miedo. Desde ese momento estuvo casi 6 meses sin venir a nuestra casa. Desde entonces, comemos por lo menos una vez a la semana con él y esta semana ya ha venido 2 veces a comer a nuestra casa.
    Mi marido le consiente todo porque dice que es su hijo y le da pena. Cuando le digo que esto no puede seguir así me dice que no le ponga entre la espada y la pared, porque escogería a su hijo antes que a mí. Me dice que le tengo manía y que le hago desprecios y que sufre mucho por mi culpa.
    He de añadir que desde adolescente ha sido siempre mentiroso, ya que se inventaba dolores o enfermedades para no ir al instituto o a cosas que no le apetecían. Nuestras salidas estaban supeditadas a lo que le apeteciese a él. También he de decir que su madre y su hermano mayor están de acuerdo con lo que he expuesto aquí.
    Sé que no hay ninguna solución, excepto romper la relación de pareja. Pero quiero a mi marido y no estoy dispuesta a que arruine nuestra vida amorosa.
    Hace 6 años estuvo en tratamiento psicológico y psiquiátrico. Pero desde entonces no ha retomado la medicación o a las sesiones. Mi marido lo excusa diciendo que tiene depresión y que no sabe que hacer con él.
    Creo que todo esto es más un desahogo que una búsqueda de soluciones, pero necesitaba contarlo.

    1. Buenos días:

      Al contar su historia no sólo se desahoga sino que puede ayudar a otras personas que puedan atravesar situaciones similares. Si su pareja le ha afirmado que en caso de que tenga que elegir, elegiría a su hijo antes que la relación con usted, la que debe de tener claras las prioridades es usted. Es una situación en la que hay que aprender a vivir con ello favoreciendo aquello que sea positivo, pero sabiendo también establecer límites, pues de no ser así puede tener una vida sometida y supeditada a la inestable relación con el hijo de su pareja.

      No puede obligar al hijo de su pareja a que cambie o vuelva a recibir ayuda psicológica, pero lo que sí que puede hacer es acudir a terapia de pareja y refuerzo psicológico con su pareja, si él quiere, pues la forma individual y conjunta de afrontar esta situación se puede trabajar y mejorar pues por ley de vida lo normal es que cada vez exista más independencia respecto del hijo que acabe haciendo su vida de una manera y otra y ustedes se acaben consolidando aún más como pareja sin injerencia. La ruptura siempre es una posibilidad, pero lo que usted transmite es que quiere a su pareja y merece la pena el esfuerzo, por lo que sería lo que habría que seguir haciendo, esforzándose por mejorar la situación pues no hay relaciones perfectas y probablemente ya hayan pasado la peor fase cuando existía convivencia diaria y profesional.

      Mucho ánimo!! Gracias por compartir su experiencia.

  6. Mi esposo y yo llevamos 4 años tenemos cada uno por separado niñas de 12 años cada una y Ahora un bebé hermoso de 1 año en común. Mi situación es q la hija de mi esposo con esa edad es una experta en manipulación, aclaró q mi esposo conoce se da cuenta y la corrige lo más q puede entre el y yo no hay problemas por ese Lado Mi problema es q la familia de mi esposa si cae en el juego de la niña y me quita la autoridad delante de ella lo hable con el y no me respondió nada que puedo hacer con la familia

    1. Buenos días:

      El tema es muy complicado, pues con 12 años suelen estar en una fase de cambio madurativo muy complicado. En su caso al juntarse la actitud de la hija con el refuerzo de la madre y su familia, estamos ante un grave problema. En realidad, debe de partir de la base de que usted no es la madre de esa niña, es la mujer de su padre y por ello no tratar de entrar en un juego en el que no estén los roles claros. A usted la tiene que respetar. El padre debe de darle a usted su sitio y no tolerar faltas de respeto, estar unidos y aunque la madre por su lado pueda manipular, ustedes si están fuertes podrán superarlo con más o menos esfuerzo. Si ya tienen 4 años de relación y tienen en común un bebé deben de proteger a ese niño y crear un clima de cordialidad y respeto. La fase de adolescencia de la hija, la edad del pavo como se suele decir, puede ser muy complicada, pero probablemente con esfuerzo de todos se pueda superar. Hay que tender la mano a la madre de la hija y sobre todo a la hija, poner límites aunque sea muy difícil. De no poner límites a tiempo, puede irse la situación de las manos. Habría también que analizar muy bien la situación y tratar de acudir todos al psicólogo para recibir todos pautas correctas para mejorar la situación familiar. Por lo que indica, esta a tiempo de reconducir la situación, tal vez no pueda aspirar en este momento a tener una relación idílica de inmediato, pero las soluciones duraderas son las que van poco a poco, grano a grano con dedicación y esfuerzo. Muchas gracias mucho fuerza y ánimo!

  7. Tengo 7 anos de relación con mi esposa que tiene un hijo de 13 anos. De verdad he buscado todo tipo de ayudas para superar el rechazo que le tengo a su hijo por la mala conducta que el tiene. Después de leer tanto buscar profesionales y ayuda en otras personas que viven cosas similares llegue a la siguiente conclusión:

    1.- Corre no es un buen negocio meterse con una madre soltera, vas a gastar tu dinero, tiempo, salud por criar un hijo que no es tuyo y ademas la madre siempre correrá para el. El amor de madre es ciego!
    2.- Nunca tendrás autoridad sobre el Niño porque no tienes tu sangre, hagas lo que hagas o digas lo que digas JAMÁS serás su padre.
    3.- siempre vas a tener su ex en tu vida.
    4.-Tu rol va ser un proveedor de dinero, tiempo, paciencia y mas dinero.
    5.- recuerde que el único animal que cría hijos de otro macho es el hombre, hasta los animales saben que jamás podrán criar un hijo de otro.
    6.- no asumas responsabilidades que no son tuyas. Criar un hijo ajeno es una responsabilidad muy grande, para eso el Niño tiene su papa, abuelos, tíos y familia que ellos se ocupen. El día que reprendas al Niño serás odiado por toda la sangre de él así tengas buenas intenciones en educarlo y orientarlo.
    7.- si llegas a tener hijos con tu pareja menos vas a querer a su hijo.
    8.- por que buscar una pareja con hijos cuando existe un mar de mujeres/hombres solteros.
    9.- cuando crías un hijo que no es tuyo tienes que estar claro que tienes que lidiar con los genes, y esos genes no sabes qué hay. Una bomba de tiempo!!
    10. SE QUE HAY PADRES BUENOS, ENTIENDO QUE EL AMOR DE PADRES ES ÚNICO, TAMBIÉN SE QUE HAY NIÑOS BUENOS. PERO NO TRAIGAN HIJOS SI NO ESTÁN SEGURA/O DE QUE NO SE VAN A DIVORCIAR.

    EL QUE TENGA HIJOS QUE LOS CRÍE.

    1. Muchísimas gracias por su aportación, es realmente interesante, útil y puede ayudar a muchas personas por la experiencia que ha vivido, Un abrazo

  8. Hola buenas noches! Yo estoy hace 4 años con mí pareja y el tiene una hija de 7 años,la nena me empeso a decir mamá cuando tenía 4 años,la mamá de la nena la abandono cuando tenía 9 meses,ella se separó de el pero dejo a su hija con su papá,es una situación complicada,el tema de la nena, de hace poco me viene contestando muy mal educada, tiene 7 años, y la verdad no hace caso para nada ,y es muy viva y despierta,y me a contestado muy mal sin que la escuche el padre, es muy manipuladora, contestadora,y encima es imperativa ,no para de hablar,tiene comportamientos no normales,rompe cosas como materiales de valor y grandes,hace poco le prendió fuego al sillón de abuela,pero estos comportamientos viene desde pequeña e incluso antes de conocer a mí pareja ,que personas cercanas me comentaron.! Ahora es una nena insoportable, todos la rechazan e inclusive todas las compañeras del colegio,a mí me cuesta quererla como hija,y casi no siento quererla así ,la trato porque es una niña,pero lo que me das impotencia que todos la ven como una nena pobrecita,pero en realidad es todo lo contrario ,tiene una mentalidad de persona grande ,y se que es de no creer pero es así y conmigo se volvió más mala !

    1. Buenas tardes

      Es normal que en ocasiones los niños sean reticentes a aceptar a la nueva pareja de su madre o padre, pero lo que le está ocurriendo es grave y debería de corregirse a tiempo pues de ir a más puede tener un doble efecto negativo: Complicar mucho su relación de pareja y perjudicar la vida adulta de la niña si se cría con esas situaciones tan indeseables.

      Lo mejor es que ambos progenitores tomaran medidas, pero de no poder conseguirlo por la mala relación con la madre, su pareja como padre puede tomar medidas de refuerzo para mejorar el comportamiento de la niña. Lo ideal sería refuerzo psicológico, pero para ello requeriría autorización de ambos progenitores o en su defecto autorización judicial.

      En cualquier caso también será muy positivo que ustedes puedan recibir ayuda de psicólogos de familia para dar pautas de educación para la niña pues existen formas de mejorar la convivencia y crianza de la niña y merece mucho la pena esforzarse por cambiar las pequeñas cosas que a medio y largo plazo pueden suponer un gran cambio y que se superen las dificultades.

      Mucha fuerza y mucho ánimo

  9. Hola, escribo porque con mi pareja tenemos un hijo de un año y medio y ahora estoy embarazada de 4 meses. El tiene una hija de 2 años y medio y la verdad es que no la soporto.
    Es muy malcriada y manipuladora, se debe hacer todo lo que ella quiere cuando, como y dónde quiere sino llora todo el tiempo y mi pareja no le pone ningún límite. Por lo que para mí se vuelve insoportable cada semana que estamos con ella.
    Por otro lado mi suegra y mi pareja le dicen que me diga mamá y es un rol que yo no quiero asumir pero todos me obligan a qué así sea porque su mamá no cumple el rol en su totalidad.
    Yo la verdad he pensado en innumerables veces dejar la relación, pero por otro lado me da mucha pena que mi hijo no se crié con su papá por algo que yo no puedo manejar.

    1. Buenas tardes:
      Se trata de una situación compleja, pero realmente la hija de su pareja aún es muy pequeña y con la dedicación y en su caso ayuda profesional seguro que están a tiempo de superar la situación o cuanto menos mejorarla mucho.

      Si tiene su pareja una hija de dos años, ustedes tienen un hijo de un año juntos y ahora usted está embarazada de 4 meses realmente debe de ser consciente de la planificación familiar que ello supone, pues entre ellos son hermanos y realmente la hija de 2 años de su pareja es muy pequeña como para dar por perdida la relación con ella por tener dificultades.

      Ambos padres por corresponsabilidad deberán de realizar un proyecto con su hijo y con el bebé que está en camino, así como coordinar la relación y cuidados de la hija de su pareja, que puede estar mal criada o tener un mal comportamiento, pero con dedicación y mediación con la madre se puede mejorar.

      No suele ser recomendable que su pareja y suegra digan a la niña de su pareja que usted es su madre, pues no es cierto y pueden provocar no sólo confusión en la niña, sino además malestar con la madre a la que con toda la razón le puede parecer mal que se crie a la niña con dichas creencias.

      Usted no es la madre, pero es una persona muy valiosa pues es la pareja de su padre y madre de su hermano paterno, por lo que en su situación será recomendable acudir a terapia de pareja para que usted y su pareja puedan definir y mejorar los roles familiares, pues al ser tan pequeños los niños están a tiempo de reconducirlos.

      Si usted no quiere seguir con la relación se trata de una decisión personalísima que deberá de madurar y si es posible y quiere mantener la relación, esforzarse por mejorarla desde la comunicación, la confianza, sinceridad, compromiso y respeto.

      Muchas gracias mucho ánimo y fuerza

  10. Hace 5 años que me separé de mi esposo, hace 4 años inicié una relación con un amor de juventud el cual me lleva 6 años más, debo decir que para mi no hubo nunca ningún problema por que nos volvimos a enamorar y luchamos.con muchas cosas que impedían que estuviéramos juntos en estos tiempos, el tiene dos hijos uno de 24 ( que lo hizo abuelo hace 1 año y medio) y la mujer de 21años (soltera), cuando nos reencontramos decidimos estar juntos sin casarnos por que yo no podía divorciarme por unos problemas de bienes conyugales con mi ex pareja,que recién se resolvieron hace algunas semanas, pero decidimos darnos la.oportunidad de VIvir un amor bonito.
    Yo tengo un hijo de 17 años, cabe decir que al juntarnos el se fue a vivir a mi departamento y bueno mi hijo que en ese tiempo tenía 14 años lamentablemente no lo soportaba, no lo saludaba le hacía desplantes y hubieron muchos temas de alienacion parental con mi ex, el y yo nos esforzamos por hacer que se sienta bien llevarlo de paseo, convivir y me hizo la.vida de cuadritos hasta que a los 16 el decidió irse a vivir con su papa al enterarse que yo estaba embarazada de mi actual pareja, me agredió mucho verbal y físicamente, llegamos al.psicologo, trate de que todo le fuera bien en el colegio pero un día…hizo viajar a su papá a recogerlo y ya no quiso ir más al colegio se fue y
    obvio no sin antes haber ocasionado una pelea muy fuerte entre su padre y yo. Bueno después de algún tiempo que no me hablaba y de haber sufrido mucho su desamor y sus palabras de odio de mi hijo, en la.pandemia nos comunicamos, y traté de ganarlo nuevamente y me costo mucho me mudé cerca de donde el esta( mudanza interprovincial) hice de todo por mejorar mi relación con el y ahora estamos mucho mejor ….pero, bueno como esta pandemia no trajo nada bueno a muchos a nosotros también nos golpeo muy fuerte y es así que queramos nuestro negocio y también fuimos estafados, lo.peor de todo por un familiar muy cercano a mi, lo que ocasionó el.famoso, YA VEZ TU FAMILIA ME ODIA… después del covid empezó a sentirse casi un minusválido, cosa que no es … y como ahora kos dedicamos al rubro de la.comida….no kos fue del todo bien … la casa en la que vivimos es del.familiar que nos estafó, y tenemos hasta febrero del 2023 para irnos de ahí, es.por ese problema que en un arranque acepte volver a mudarme parcialmente solo con el.nwgocio y unas cositas para por un tiempo probar suerte lejos de casa…NOS FUIMOS A SU CASA…. en otra provincia, y ahí la ex de el y su hija nos abrieron las.puertas unos.pidieron que nos quedarnos ahí, es así que con mi.pareja invertimos una.plata que nos quedaba para habilitar el local para trabajar con el restaurante, y me tocó a mi tragarme las Jetas del hijo de el, em.que me insultara como le venía en.gana, el que me torturaba psicológicamente cada vez que toma o se droga… quiero salir corriendo de aquí de esta casa ha estamos aquí 5 meses y a mi me da la sensación que el se está conformando en su casa, que no me da mi trato, que por encima mío están la hija y la exy el hijo también y nlnpuedl decir nada por que donde yo hable es un ataque o es un desplante, estoy entre la espada y la pared…. quiero irme pero ele chantajea con que si me voy el me deja en mi casa y el se va a trabajar con régimen y que le enviara una pensión al bebe….siento que no le importó…. pero lo que.mas siento es que en es a casa o tengo privacidad, perdí la libido, pero el encanto por mi pareja, empecé a comparar situaciones, seres y demás y creo que estoy pensando en estar sola con mi hijito bebé y recuperar a mi hijo mayor, es duro pero creo que lo mejor es quedarme sola i Almenos hasta que se de cuenta sour y que la prioridad somos nosotros ahora su nueva familia,.
    Estaré en lo correcto espero una respuesta

    1. Buenos días:

      Situaciones similares a las que está viviendo las atraviesan muchas familias que dudan en si mantener la relación que tienen o separarse o divorciarse.

      Es una decisión personalísima que deberá de decidir usted con el mínimo condicionamiento posible. Todas las opciones tienen su parte buena y su parte menos buena.

      Tal vez entre el blanco y el negro existan posibles grises, en el sentido que entre la opción de separarse o mantener el matrimonio según está, tal vez una muy buena opción sea la de acudir a terapia de pareja y dar la oportunidad de que el matrimonio cambie y evolucione. En ese caso, podrá salir de dudas y reafirmar la idea de que quiere mantener su relación sentimental o matrimonio o que prefiere dejarlo a tiempo, después de haber hecho el esfuerzo de superar las dificultades.

      Tal vez si decide mantenerlo, pero sin cambiar nada, o si decide dejarlo pero sin haber dado la última oportunidad de superar las dificultades, siempre se quedará la sensación y duda de qué habría pasado si hubiera apostado por aclarar la situación.

      Los problemas que viene arrastrando y atraviesa son muy importantes, por lo que probablemente usted no pueda superarlos sola, deberá de contar con el apoyo y ayuda de su pareja y marido, para que también ponga de su parte pues los problemas no se arreglan solos, sino que somos nosotros los que debemos de hacer que evolucione la relación, pues de no hacer nada, no poner límites a la relación con los hijos.. etc probablemente la relación vaya de mal en peor.

      Mucho ánimo, probablemente merezca la pena entrar en una fase de diálogo con su pareja con o sin ayuda de terapia de pareja para que ambos tengan la oportunidad de salvar la relación, ojalá ambos apuesten por ella y sean capaces de superar lo que les esta obstaculizando, pero de no ser así, después de haberlo intentado, es usted la que tiene que pensar si le merece la pena, pues si no es posible cambiar, desde fuera aparentemente la mejor opción, probablemente, sea terminar a tiempo de la manera más saludable posible, antes de que la relación vaya a peor deteriorándose.

      Mucho ánimo y fuerza

  11. Buenos días, tengo una relación de año y medio con mi pareja, tenemos una bebé de 7 meses en común y ella tiene un hijo de 11 años pero nuestra relación se ha ido poniendo tensa debido al mal comportamiento del niño, es grosero, respondón, berrinchudo y manipulador, constantemente le falta el respeto a ella y en pocas ocasiones a mi, cuando comenzamos nuestra convivencia todos juntos hubo problemas pero se fueron solucionando y cada vez mi paciencia iba aumentando un poco mas pero desde hace unos días llegué a mi limite, todos los días el niño llora a los gritos porque se le apaga la televisión de su cuarto, tambien lo descubrimos viendo pornografía homosexual teniendo 10 años y nos dimos cuenta con base al historial de navegación que llevaba haciendolo durante un año y medio, se ha llevado al niño a terapia psicologica, se ha intentado corregir mediante castigos como quitarle la televisión por varios días pero no ha servido de nada y constantemente el niño manipula a su abuela materna para conseguir lo que quiere. Mi pareja ha intentado poner mano dura en la crianza del niño pero ya sea de buena o de mala manera el niño no acata ninguna razón, por lo tanto mi relación con ella se ha ido deteriorando debido a que mis niveles de paciencia ya estan en el limite puesto que yo estaba acostumbrado a una vida muy tranquila y algo introvertida en donde me gustaba estar en mi espacio privado sin interrupciones y dicha calma se ha visto afectada por a forma de ser del menor, mi principal preocupación es terminar mi relación con ella teniendo a mi hija tan chiquita, no quiero que mi relación con ella se vea afectada en caso de una posible separación. Espero tu ayuda

    1. Buenas tardes:

      Su situación es difícil de gestionar, pero merece la pena tratar de compatibilizar la relación con su pareja y su niña con el hijo de la madre, pues al ser hermano de la hija común, juntos o separados, tendrá que mantener una relación directa o indirecta con él.

      En ocasiones el hijo de nuestra pareja tiene un mal comportamiento con la nueva pareja de su madre o padre, pero por lo que indica, en este caso tiene un mal comportamiento general. Es por ello que hay que tratar la cuestión con profesionales, psicólogos, que analicen la situación para dar pautas tanto a ustedes como una terapia positiva para el niño. Es importante tener en cuenta que para poder recibir tratamiento psicológico el hijo de su pareja será necesaria la firma de ambos progenitores o en su defecto autorización judicial (salvo que la madre ostente la patria potestad en exclusiva). A dicho efecto facilitamos un enlace con información: https://divorcionetas.com/puedo-llevar-a-mi-hijo-al-psicologo-sin-permiso-de-su-padre-o-madre/

      Debe tratar de gestionar las tres esferas que confluyen en su relación familiar: Por un lado como pareja y como padre de la niña, y por otro respecto del hijo de su pareja. Al haber conocido a su pareja hace sólo año y medio y tener una niña tan rápido, tal vez la situación aún esté en evolución y no esté consolidada ni cronificada. Por ello es muy importante intentar ponerse en el lugar de cada parte y tratar de equilibrar las relaciones familiares para rebajar la tensión y fomentar la armonía. Desde fuera, puede parecer algo sencillo, pero en la práctica puede ser muy muy complicado.

      Tiene la opción de seguir aguantando, caso en el que lo normal es que el malestar familiar aumente y acabe en situaciones aún más desagradables o incluso límites.
      También la opción de dejar la relación, pero ello no supondría que deje de tener relación con el hijo de su pareja, pues es hermano materno de su hija y tal vez si usted optar por la separación motivada por la mala relación con el menor, este pueda tener la falsa sensación o convicción de que ha ganado «el pulso» y tenga aún menos límites y su comportamiento siga evolucionando de manera inadecuada.
      Luchar por la relación activamente dedicando tiempo y esfuerzo. Puede ser muy complicado, pero merecerá la pena intentarlo pues se puede superar definitivamente las discordias generadas por el hijo de su pareja, o cuanto menos reducirlas y mejorar la convivencia, lo cual ya es un pequeño gran logro.

      Usted debe de tomar la decisión con el mínimo de condicionamientos posibles, es una decisión personalísima, que debe de tratar de consensuar amistosamente con su pareja, pues ambos forman parte de una familia en la que además de la hija común, también forma parte el hijo de ella. Tal vez buscando en el origen de la situación sería conveniente buscar el apoyo del padre del niño, de ser posible para potenciar la organización familiar conjuntamente y así poder conocer cómo se comparta cuando está con él. También informar de la situación en el centro de estudios para saber si ellos han detectado algo reseñable, padres de amigos del colegio… etc etc.

      Mucho ánimo y fuerza

  12. Yo odio demasiado a la hija de mi esposo .. es una niña mala hipócrita y manipuladora… la mamá la odia no tiene amigas y todos se alejan .. ambos padres pretenden regalármela a mi solo por que tengo dos hijos de mi anterior relación… me la dejan meses y meses y ahora como opté por irme a hoteles o casa ve que viene me largo a la callen con mis hijos .. me amenazan hast con la corte .. hazta con divorcio .. tengo que cuidarla o sino me amenaza mi esposo y estoy harta no puedo verle la cara me da ganas de vomitar

    1. Buenos días:

      La situación que atraviesa es muy desagradable y nada saludable. Por lo que indica ya se ha sobrepasado el límite y existe el sentimiento de odio. En estos casos hay que evitar que siga aumentando la tensión para evitar enfrentamientos y situaciones límite.

      Para empezar, si es la hija de su marido, usted no tiene la obligación de atenderla, evidentemente sería lo ideal que también ayudará al cuidado si la relación familiar fuera positiva, pero ante esta situación de tanta tensión y animadversión lo correcto es que se comunique lo antes posible que los padres se hagan cargo de su hija para evitar lo que indica de lo que le está amenazando.

      Habrá que plantearse si quiere continuar con la relación sentimental con su esposo o quiere o necesita el divorcio pues la situación es tan grave que salvo que usted considere que es viable retomar la relación de manera constructiva, aparentemente es tan destructiva y tóxica que puede ir de mal en peor.

      Habría que analizar todas las circunstancias del caso, pero ciertamente se ha sobrepasado límites, dependiendo de lo que se esté ocurriendo cuando indica «tengo que cuidarla o sino me amenaza mi esposo», pero es para que acuda lo antes posible a profesionales: Psicólogos y abogados de familia.

      Muchas gracias y mucha fuerza

  13. Estoy casado 10 meses y aún no tengo hijos, pero tengo resentimiento por el hijo de mi esposa de su anterior relación, su hijo tiene 4 años y es muy caprichoso desde siempre y no lo soporto.
    Es posesivo con sus cosas, su madre. Es violento con otros niños y me da mucha rabia. Entiendo que es muy pequeño aún, siento que mi rabia a el es injustificada y me siento mal por eso. Sé que es algo normal que algunos niños tengan ese comportamiento y que hay que lidiar con eso. Pero cuando hace un berrinche o golpea a su primito, me da ganas de darle una cachetada, obviamente no lo hago y así es a diario. Estoy conciente de que la violencia no se justifica. Yo nunca fuí alguien violento. Siento que le tengo resentimiento y creo que es en parte por qué no es mi hijo y su actitud no ayuda. Pensé que podría con esto.Tal vez no estoy hecho para criar un niño así, quisiera simplemente irme y no lidiar más con él. El pequeño despierta una rabia en mí que nunca sentí y me siento un monstruo por eso. siento que soy una mala persona por tener estos pensamientos, al final del día como dije es un niño pequeño, pero cuando lo veo a primera hora en la mañana haciendo su berrinche, me da ganas de desaparecer o ponerme violento y callarlo pero eso nunca lo haré, trato de ser comprensivo y solucionar esto, pero aún así tengo ese impulso/pensamiento de violencia. Amo a su madre, pero todo esto está sacando una parte de mí que no me agrada. «Me voy a divorciar y vivir tranquilo» eso pienso a diario, tal vez el problema soy yo. Siento que soy un cobarde por no querer solucionar esta situación y querer huir. Pero en fin quería desahogarme ya que nunca le comenté esto a nadie por vergüenza, a mí esposa le dije del comportamiento de su hijo y pues me dice que superaremos esto y que lo vamos a ayudar etc. Pero no le dije que le tengo resentimiento al niño o ganas de golpearlo, cosa que no haría nunca. No sé lo digo por qué me trataría de loco, es un niño al fin y al cabo vaya.. y yo me siento como un monstruo. en fin solo quería contar mi caso y tal vez recibir algún consejo.

    1. Buenos días:

      Su caso es más frecuente de lo que parece, pero no todo el mundo es capaz de contarlo con esa sinceridad, lo cual es un paso muy importante.

      Hay cosas positivas y negativas en su vaso que hay que ponderar para tomar la decisión correcta.

      Hay que aceptar que su mujer tiene un hijo anterior y que a pesar de no ser su hijo, si mantiene la relación le pueden seguir afectando este y otros problemas de comportamiento, al final siendo realistas, ahora es un niño de 4 años, pero de no conseguir atajar a tiempo estos problemas de comportamiento en la adolescencia puede ser aún peor.

      Lo bueno es que su mujer le propone luchar para superarlo y usted ama a su mujer. Es algo muy valioso que ante la duda merecerá la pena mantener y cuidar. No estamos acostumbrados a ir al psicólogo, pero en estos casos puede ser una poyo muy importante. De ser posible, su mujer, usted, el niño e incluso el padre del niño será conveniente que fueran al psicólogo para recibir ayuda para gestionar de la mejor manera posible. Tal vez ninguno esté mostrando la mejor actitud y con pequeños o grandes cambios la situación pueda cambiar sustancialmente. También hay que pensar que para el niño que su madre esté con una nueva pareja puede suponer un conjunto de sentimientos encontrados difícil de gestionar con esa edad: Celos, posesión, culpa, sobreprotección, rechazo, envidia, ira… etc.

      La decisión es muy complicada, pero lo importante es tratar de compartir la decisión, dejarse ayudar y pensar si merece la pena el esfuerzo y dedicación que requiere, ante la duda, sí que merece la pena. Muchas gracias y mucha fuerza

  14. Saludos. Llegué aquí por cuestiones parecidas. Hace 5 años o un poco más me separe de mi esposa, con ella tengo dos niñas. Las amo profundamente. Comencé una relación con mi actual pareja, quien también viene de un divorcio, también con dos niñas. Al principio de nuestro noviazgo las niñas estaban pequeñas, sin embargo esos primeros días no compartí tanto con ellas. Tiempo después nos fuimos a vivir juntos, ella, sus hijas y yo. Cuando esa convivencia comenzó también mis molestias. Las niñas son super malcriadas, las típicas niñas que de todo se quejan, malcriadas, todo el dia pegadas a la computadora y al teléfono. Me di cuenta que mi pareja las trata con ese típico mecanismo tóxico de premios. Las niñas son insoportables, ella se hace la vista gorda. A veces me gritan y hacen constantes berrinches, he notado que mi pareja no se maneja de una forma adecuada, creo que sus propias hijas la fastidian y solo se enfoca en complacerlas en todo para no tener que lidiar más allá de eso. Ya han pasado 5 años de eso y la mayor tiene 15, la menor 11. Plena adolescencia y quiero salir corriendo. Pero la relación con ella me encanta personalmente. He tratado de ser una figura ejemplar para ellas y siento que la madre destruye mis avances con sus complacencias. Cuando están conmigo puedo en cierta medida lograr un buen ambiente, solo hace falta que llegue la mamá para que pierdan el control y comiencen los berrinches, discusiones entre ellas, etc. Han habido momentos donde mi pareja ha peleado con el padre de las niñas por cuestiones de dinero, se han puesto a discutir e involucrado las niñas en el medio. A veces no se como sentirme bien y lograr un armonía en esta casa. Pues al parecer sólo me molesta a mi la situación. La mamá es psicóloga pero al parecer no aplica nada en casa. En fin, no soporto a las hijas de mi pareja.

    1. Buenos días:

      En estos casos una de las mejores recomendaciones es acudir a terapia psicológica, pero si su pareja es psicóloga y no es capaz de aplicar en la práctica sus propios conocimientos nos encontramos ante una situación especialmente complicada. A los niños hay que ponerles límites, pues de lo contrario pueden desarrollar roles injustos, egoístas e incluso chantajistas. Más que en el plano legal, existe un problema relacional y de terapia de familia.

      Las nuevas parejas en las que existen hijos de relaciones anteriores no están exentas de dificultades, pero la situación que indica está descontrolada y a pesar de que usted se esfuerce en poner paz y normalizar la relación, todos deben de poner de su parte. En ocasiones se consolidan situaciones familiares en las que los roles están asentados en valores inadecuados y cambiar esta situación puede ser muy complicada.

      Existe en ocasiones una asimetría de poder en las relaciones familiares en las que cada miembro trata de dominar e imponerse al resto en cada aspecto posicionándose en un espacio de la relación, lo que habría que tratar de armonizar y equilibrar. La edad de adolescencia de las hijas no es sencillo, pero deberá de valorar si merece la pena la relación, por lo que indica sí, en unos años las hijas ya serán grandes y después adultas y a pesar de un sacrificio, a medio y largo plazo seguro que merece la pena si es una relación sentimental importante y valiosa.

      Mucha fuerza

  15. Me case hace 14 años y mi esposo tiene una hija de 18 años pero ella no vivía con nosotros pero ahora vive con nosotros y el a cambiado mucho su prioridad es su hija respira por ella olvida que yo existo no se que hacer aveces pienso que ya no quiero seguir casada con el

    1. Buenos días:

      En su caso lo que tiene por delante es tomar una decisión muy complicada. Lo recomendable es mantener la relación con la esperanza de que se pueda retomar de manera satisfactoria para ambos. Pero de no ser así, lo mejor es optar por el divorcio amistoso en cuanto la decisión es definitiva. A continuación facilitamos información de divorcio sin hijos. Cada situación familiar es diferente, pero con dedicación y tiempo, incluso con ayuda de profesionales (psicólogos y terapia de pareja y familiar) es posible superar las dificultades. También debe de tener en cuenta que si es una nueva situación de convivencia y la hija ya tiene 18 años, tal vez sea una etapa de evolución que se puede superar, o tal vez merezca la pena mantener la relación teniendo en cuenta que lo normal es que en poco tiempo la hija, por su edad que incluso ya es mayor de edad, haga su vida y puedan volver a mantener una convivencia matrimonial sin la injerencia de la hija de su pareja.
      El hecho de que su pareja le dé prioridad a su hija es una decisión respetable, pero en ocasiones la perspectiva de cada miembro de la familia es diferente, e incluso puede ser que no se dé cuenta de que se puede haber volcado tanto en su hija que ha descuidado la relación de pareja y matrimonio, o incluso puede ser que usted perciba algunas situaciones de una manera subjetiva y realmente no le esté dando tanta prioridad.

      La pareja y la relación que nuestra pareja tenga con sus hijos de anterior relación, debe de mantenerse de manera independiente, pues además, siempre es comparable si se consigue fomentar la cordialidad y poner límites adecuados y razonables.

      Esperamos que pueda continuar con su matrimonio, de no ser así puede contar con nuestros abogados con consultas gratuitas, y si quiere tramitar el proceso de divorcio contencioso, por el precio de 100 euros por cónyuge incluyendo abogado, procurador e IVA. Trabajamos en todos los Juzgados de España. Un saludo y mucho ánimo

  16. Tengo 26 años y mi pareja 32, las dos somos mujeres, ella tiene 2 hijos de 12 y 10. Llevamos juntas 1 año y 3 meses. Bueno, vivimos juntas 6 meses pero yo decidí mudarme pq no aguante el gritadero en las mañanas y para ser sincera a veces me sentía incómoda como que no era mi casa y cuando discutíamos ella hacía comentarios y lo hacía delante de los niños( que en realidad son casi adolescentes) que eso me creo una inseguridad de no querer vivir con ellos 3 , nunca sentí ningún afecto por ellos ya que la mamá tambn puso una pequeña barrera porque aún ellos no conocen lo que es una relación de parejas del mismo sexo, so éramos muy privadas y frente a ellos todo normal nada de afectos… actualmente ya no vivimos juntas pero si frecuento su casa pero ella está comenzando a decir que cree que sus hijos no se llevan bien conmigo y se sienten incómodos( en realidad yo tambn me siento incómoda cuando ellos están) que ella prefiere que cuando vaya a compartir con ellos que yo no esté para que ellos no sientan incomodidad ( realmente tampoco me interesa estar en las salidas que están ellos) siento que quizás ellos están celosos por su mamá o no sé pero no quiero sentir la presión de tener que ganarme a unos niños que no saben ni lo que está pasando realmente, en conclusión no hay ningún aprecio de mí hacia ellos ni de ellos hacia a mi, yo siento que quiero seguir mi relación con ella pq estamos bien pero no sé si es porque yo no estoy acostumbrada a bregar con hijos que definitivamente no me interesa ganármelos ya, o no sé qué es lo q pasa, pero yo a ella si la quiero pero creo que la relación ya tiene que terminar porque se está volviendo incómodo y no quiero llegar a despreciar a sus hijos por no poder fluir con ella por la presencia de ellos…

    1. Buenos días:

      Lo más natural hubiera sido normalizar su relación de pareja, pero al haber optado por no hacerlo así, es normal que la situación con los hijos de su pareja esté enrarecida. Realmente no mantienen una relación de tanto tiempo, por lo que sería razonable desde nuestro punto de vista pensar que cuando la relación se vaya afianzando y consolidando aún más todo se pondrá en su lugar.

      Si ambas tienen una relación que quieren y merece la pena, el hecho de que ella tenga hijos no debería de ser un obstáculo, sino que si ambas ponen de su parte poco a poco la relación puede mejorar. Es incluso normal que la situación sea incómoda al mantener una relación de pareja pero no poder mostrar cariño, si incluso los niños no conciben una pareja del mismo sexo habrá que explicárselo y normalizarlo a los niños con independencia de que mantengan o rompan la pareja.

      Las relaciones son muy complicadas y cuando existen hijos adolescentes por un lado de la pareja se debe de hacer un sobre esfuerzo por destensar la relación y que todo fluya lo más natural posible. Al no concebir ni tan siquiera los hijos que pueda existir una relación entre dos mujeres, la situación es innecesariamente complicada. De hecho, lo más probable es que afortunadamente los hijos si que entiendan que pueden haber parejas del mismo y diferente sexo, tal vez no se ha hablado con naturalidad, pero cada vez es algo más asentado en la sociedad y precisamente hay que tratar de favorecer que los hijos se críen sin prejuicios.

      Ojalá que la relación de pareja pueda seguir adelante, pero francamente será muy complicado al mantener una situación de pareja oculta de cara a los hijos de ella como si hubiera que ocultar los sentimientos o no mostrar la pareja como si fuera algo malo. Es una situación complicada, pero si la relación merece la pena, sería ir poco a poco de manera adaptada consolidando la relación, o en caso de no ser viable, dejarla a tiempo de que la presión haga que lleguen posibles enfrentamientos y situaciones límite.

      Mucho ánimo y fuerza

  17. Llevo con mi pareja casi cuatro años. Cuando me vine con el solo estaba yo con el y mi niño que en ese momento tenía un año y medio .. al tiempo su hijo pequeño le pidió ayuda porque vivía cin su madre y su padre lo acogió. El niño metió preso a su padre por la manipulación de su madre y eso me lo comí yo …
    A ido pasando el tiempo y el niñato qie no soporto tiene ahora 14 años y ya tras varias peleas esto es insoportable . El niñato hace lo que le da la real gana y su padre le sigue el rollo .. y toda la pelea vino por decirle qie tuviera una limpieza en su habitación.
    Lo qie me sabe mal qie su padre y yo nos queremos micho y nos tendremos qie separar porqie esta situación ya se hace insostenible. Gracias!!!

    1. Buenos días:

      Es una pena pero estas situaciones se repiten mucho más de lo que parece. Mantener una relación de pareja que merece la pena y se quiere por ambos y tener que plantearse dejarla por los problemas de convivencia con el hijo de su pareja es algo que habrá que valorar. En ocasiones seguramente tendrán buenos momentos o al menos mínimamente tranquilos y en otros como indica la situación es inaguantable. Habrá que valorar todo, pues una relación de tantos años y con todo lo que ya se habrá aguantado es muy valiosa, pero claro, si es necesario dejar la relación, mejor hacerlo antes de llegar al límite. Además, no no llegar al límite incluso se podría plantear otro tipo de relación o incluso retomarla más adelante.

      No hay que tomar decisiones en caliente después de algún incidente desagradable, pero lo que sí que conviene es descartar que existan soluciones antes de dejar la relación, pues si además el hijo de 14 años es consciente de que ha conseguido acabar con su relación, para su padre la perspectiva de futuro con él es muy complicada.

      Lo mejor es buscar apoyo en la madre del niño, pero si precisamente es la que usted siente que ha influido en la situación, todo es muy complicado, pues en ocasiones todo el trabajo y dedicación de ustedes no acaba dando fruto y acaba primando la sensación de que no vale de nada esforzarse ya que todo lo que ustedes arreglan, por otra parte de se descompone. La ayuda profesional de terapia psicológica familiar sería una muy buena opción más aún dada la edad del hijo, pues con 14 años, como se suele decir, está en la edad del pavo, pero es una decisión muy personal que ojalá tomen acertadamente.

      Mucho ánimo y fuerza, gracias

  18. Tengo 12años con mi pareja y tenemos 3 niños en nuestro matrimonio (10-7-3)..el tiene 3 hijos (22,19 y 15) cuando yo me junte con el yo sabía de sus hijos,el nunca a tenido comunicación con ellos porque la mamá no los dejaba y yo siempre le decía que los buscará entonces se llegó el día que su hija le llamó y ahora yo nose cómo enfrentar esto porque el trato que tiene el para nuestros hijos es duro con ellos siempre son regaños y yo se que ahorita que ya va a empezar a tener comunicación con sus hijos el por tal de que lo acepten por tal de ganar todo el tiempo perdido el trato para ellos va ser bien diferente al de nuestros hijos es por eso que nose cómo enfrentar esto, siento que ya le estoy agarrando coraje a los hijos de él y pienso que va ser un gran problema me da doler muchísimo ver el trato que les a dado a nuestros hijos

    1. Buenos días:

      Pasa en muchas familias situaciones de discordia y miedo a diferencias de trato entre los hijos que se mantienen con una pareja y los que se tienen fruto de una anterior relación, así como problemas de convivencia y relación. Estos cambios radicales en los que se pasa e no tener relación a retomarla son un periodo de transición que se puede percibir como algo traumático, pues parece que todas las relaciones están asentadas y tienen o dejan de tener un espacio y ahora hay que redistribuirlo. Puede existir una errónea percepción de las intenciones de las demás personas, por eso es muy importante, de ser posible, mantener la cordialidad y un voto de confianza.

      Todas las relaciones familiares son compatibles y lo que deberemos es reforzar la relación de confianza con la pareja apoyándole y no sometiéndole a presión, pues de no ser así podrá existir tensión que acabe provocando malas reacciones y enfrentamientos. Si están en un momento «puente» entre una situación familiar y otra, no debe de tener miedo a comportamientos aislados, sino tratar de normalizar conductas saludables, además al tener los hijos comunes más pequeños y los de su pareja más mayores, lo normal es que los hijos grandes acaben haciendo su vida cada vez más.

      Es importante poner límites, pero es muy complicado. De ser necesario, acudir a un profesional (psicólogo o terapia familiar) puede ser de gran ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.