No aguanto al hijo de mi pareja es insoportable

No aguanto al hijo de mi pareja es insoportable:

Son muchas las parejas y matrimonios que tiene problemas cuando uno de los miembros dice frases similares a: “no aguanto al hijo de mi pareja es insoportable”.

Tradicionalmente no existían tantos divorcios y separaciones pero por desgracia en la actualidad están a la orden del día.

Por ello, antiguamente eran menos los casos en los que en una pareja alguno de los novios tenía hijos de una anterior relación.

En España contamos con más de un 60% de divorcios de los cuales casi el 50% tienen hijos. Es por ello que un gran porcentaje de la población está separada o divorciada y tiene hijos de su anterior relación.

Por todo ello es muy frecuente que en una pareja por parte de uno de sus miembros y en ocasiones por parte de los dos se tengan hijos.

Los hijos pueden ser positivos para la pareja, pero también un motivo de problemas y conflictos.

No aguanto al hijo o hija de mi pareja.

¿Qué quiere decir eso?

Que tenemos una relación de pareja que queremos pero que los hijos de la pareja están impidiendo que se pueda desarrollar con normalidad y plenitud.

Los hijos pueden ser insoportables, inaguantables e insufrible, pero debemos de recordar y tener en cuenta que tal vez estén pasando por un mal momento, en muchos casos derivado de una mala separación o divorcio de sus progenitores.

Llevo muy mal la relación con los hijos de mi pareja
No soporto a los hijos de mi pareja

No soporto a la hija de mi pareja:

Cuando no se soporta a la hija o hijo de la pareja tenemos un gran problema.

Cuando conocemos a una persona y nos enamoramos de ella y comenzamos una relación tendemos a idealizarla y pensar que todo va a salir bien.

Cuando nuestra pareja tiene hijos en ocasiones no supone un obstáculo sino un aliciente y motivación.

Cuando el hecho de tener hijos se convierte en un calvario estamos poniendo a nuestra pareja en una encrucijada al tener que optar o decidir si desarrollarse en su esfera de pareja o de padre o madre y percibirse como algo incompatible.

Si hemos conocido a nuestra pareja sabiendo que tiene hijos y después no es posible mantener la relación que se hubiera querido con ellos, se puede intentar solucionar con las siguientes opciones:

  • Mediar para superar el problema.
  • Contactar con profesionales.
  • Intentar dar tiempo para ver si poco a poco ya sea por la madurez del hijo o la adaptación hace posible que sea compatible hijo y pareja.
  • De no ser posible plantearse dejar la relación a tiempo para evitar un final traumático.
Los hijos de mi pareja son inaguantables
Odio a los hijos de mi pareja

Odio a los hijos de mi pareja:

Cuando se llega al odio hemos llevado al límite y existen posibilidades de que se llegue a un enfrentamiento, lo que hay que evitar por todos los medios.

Los hijos e hijas no dejan de ser niños y por ello en ocasiones pueden desarrollar conductas inmaduras e irritantes.

Cada caso será diferente y lo que debemos de hacer es buscar el orden de las prioridades.

Debemos de ver de dónde vienen los problemas y la mala relación.

Si efectivamente el odio viene determinado por que el niño o niña sea insoportable poco podremos hacer pues sería su forma de ser, que se podrá modular, pero en escasas ocasiones cambiar.

Motivos del odio a los niños de mi pareja:

Debemos de analizar los motivos que nos llevan a desarrollar odio hacia los niños de mi pareja.

Una cuestión muy importante es analizar si lo que está ocurriendo es conmigo o con todas las personas.

Igualmente ver desde cuando y a qué se debe.

En muchos casos el odio es recíproco y se debe a una mala percepción del hijo de la nueva pareja de su madre o padre lo que viene a enrarecer el ambiente.

Causas del odio a los niños de mi pareja:

Pueden ser muchas las causas del odio a los niños de mi pareja y por ello debemos de tratar de analizarlo detenidamente.

Puede que el hijo o hija tenga un comportamiento por estar “en la edad del pavo” como se suele decir fruto de una adolescencia rebelde.

También puede ser que esté recibiendo influencias, en muchos casos de su otro progenitor o progenitoras.

También puede ser que tenga celos de que su padre o madre ahora tenga una nueva relación y sienta miedo a perderla en todo o en parte tal y como tenía antes la relación paternofilial.

Por ello no hay que odiar a los hijos de la pareja pues en definitiva es algo que no se puede evitar.

¿Qué debo y puedo hacer?

¿Qué debo y puedo hacer en estos casos?

Lo que debemos de hacer es trabajar la situación para buscar la normalización del a relación para que ojalá mejore y posibilite superar el odio que suele venir determinado por una mala contextualización de la relación y no todos los comienzos son fáciles, pero si la relación de pareja merece la pena, debe de ser algo importante para nosotros mejorar nuestra relación con sus hijos y demás familiares y entorno.

No aguanto al hijo de mi pareja.

¿Qué hago?

Tener paciencia en la medida de lo posible.

No es lo mismo la frase no soporto que la frase odio y por ello debemos de modular y adaptar nuestra actitud y decisiones al caso concreto.

Muchas separaciones y divorcios están provocados por problemas ajenos a la pareja: Problemas con familiares, económicos… etc.

Hay que tratar de separar en la medida de lo posible los problemas con los hijos y la relación de pareja para tratar de hacer posible compatibilizar ambas.

2 comentarios sobre “No aguanto al hijo de mi pareja es insoportable

  1. Buenas tardes. Quiero divorciarme y no tenemos hijos comunes, tenemos cada uno hijos por nuestro lado pero ya independientes y han sido el detonante que ha dinamitado nuestro matrimonio. Nos han hecho elegir entre ser matrimonio o padres de nuestros hijos y no se si es la mejor decisión, pero está muy meditado y queremos divorciarnos, es de mutuo acuerdo, no se cuál sería el precio, vivimos en Madrid. Agradecida

    1. Buenas tardes:

      Al ser un divorcio sin menores, al no existir hijos comunes, el precio en nuestro despacho es de 100 euros por cónyuge incluyendo abogado, procurador e IVA, pudiendo tramitarlo en cualquier Juzgado de España. No duden en consultarnos que le intentaremos ayudar y mediar para poder gestionarlo de la mejor manera posible para ambos y evitar en todo lo posible enfrentamientos familiares. Gracias

      Contestación a la sección no aguanto al hijo o hijos de mi pareja y la convivencia se hace insoportable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *