Antes de divorciarse lee esto

Antes de divorciarse debe de saber que el divorcio es un cambio radical de vida para ambos cónyuges y los demás miembros de la familia.

Será conveniente atender pautas y trucos antes de divorciarse constructivos y acertados.

Respecto de los hijos supone tener una regulación que determinará la delimitación de cada derecho, obligación y responsabilidad.

En relación a los bienes y deudas existirá un reparto de derechos y obligaciones.

En relación a la calidad de vida, a corto plazo supondrá en la mayoría de los casos un empobrecimiento a corto plazo.

Más adelante, en función del desarrollo de los cónyuges después del divorcio en la mayoría de los casos la situación tiende a normalizarse.

Se puede contar y organizar las tareas de cuidado de los hijos con familiares y nueva pareja, también la calidad de vida que se deriva de hacer un nuevo proyecto de vida común. El divorcio supone hacer vidas separados con duplicidad de gastos (principalmente tener que costear dos viviendas) con los mismos ingresos, pero después en la mayoría de los casos se acaba normalizando con el paso del tiempo, pero es cierto que en muchos casos la reducción inmediata de calidad de vida es muy marcada.

Cómo provocar un divorcio

El divorcio no se provoca, sino que se decide.

Lo que provoca un divorcio son los malos actos y decisiones que crean malestar en una pareja.

Si usted está pensando en provocar un divorcio es que ya tiene una decisión e intención. Por ello, lo mejor es facilitar que pueda gestionarse de manera amistosa y cordial, pues al provocarlo se habrá sometido a más presión de lo que puede aguantar y ambos esposos lo pasarán mal sin necesidad.

No se debe de provocar sino propiciar. Si se ha querido casar no es por provocar un matrimonio, sino por decidir comenzar un matrimonio.

De igual manera, no hay que provocar un divorcio, sino decidirlo, comunicarlo y gestionarlo con respeto, consideración y de manera directa sin rodeos ni premeditación.

Apoyo con el divorcio leer esto
Antes de divorciarse lee esto

¿Merece la pena divorciarse?

Merecerá la pena divorciarse en todas aquellas situaciones en las que al menos uno de los cónyuges sienta la necesidad de divorciarse.

Merecerá la pena sobre todo divorciarse a tiempo sin haber esperado a que la relación se haya degradado y estropearse de manera estresante y agobiante y después de haber pasado un periodo de mala convivencia o desavenencia.

Merecerá la pena divorciarse siempre y cuando alguno de los esposos así lo diga y haga por sentir que es su necesidad. El divorcio no debe de ser un capricho o algo con lo que mercadear, de manera que cuando van bien las cosas se quiere el matrimonio y cuando se tuercen deja de merecer la pena.

El matrimonio y las relaciones personales se rigen por relaciones de cariño, amor y confianza y es por ello que merecerá la pena ante la duda seguir juntos, pero cuando pese más en la balanza aquello que no nos gusta, merecerá la pena divorciarnos a tiempo.

Provocar el divorcio
Antes de divorciarse lee esto

Cómo saber si divorciarse en lo mejor

Para saber si es mejor divorciarse deberá de tomar decisiones sopesadas con calma y sin influencia de terceras personas.

Siempre existirán personas que nos aconsejarán bienintencionados o que nos desaconsejarán con su mejor intención, serán la mayoría. También habrán otros que en ocasiones con intención o sin ella, nos recomendarán cosas que no son acertadas.

Es por ello que para saber si divorciarse es lo mejor, será muy recomendable no dejarse influir y tener una previa conversación con el cónyuge para que entre ambos exista la posibilidad de poner soluciones a las dificultades de la pareja.

A pesar de ello, la decisión debe de ser nuestra, pero, eso sí, conviene dar la oportunidad a nuestra pareja de expresarse y entender lo que ocurre, pero también a nosotros mismos, por amor propio y para que la decisión que se tome sea saludable.

Es posible volver a casarse con la misma persona después del divorcio, pero es mejor no precipitarse y acertar en nuestra decisión ya sea casarnos o divorciarnos, pues cada separación o divorcio supone una situación desagradable para ambos.

4 comentarios sobre “Antes de divorciarse lee esto

  1. Tome la decision de adoptar a esta mujer con sus dos hijos adolecentes por afecto a ella, pero resultaron ser muy nefastos y mal educados…me dieron inclusive 3 infartos por los corajes que hacia con ellos y callarme de no reprenderlos por que se molestba mi mujer, hoy han pasado 13 años y continua lo mismo. me case con mi mujer cuando ellos cumplieron la mayoria de edad para ya no tener compromisos con ellos y fue lo mismo, siempre siendo ellos las prioridades el 28 y ella 34, siguen viviendo en mi casa y yo sigo siendo el arrimado de siempre….mi mujer y yo solos nos llevamos muy bien pero en cuanto llegan sus hijos cambia.he tratado de alejarme de ellos pero no quiero dejarla expuesta a sus hijos que nunca han visto por ella. pero ya he tomado la desicion de divorciarme, tengo 73 años y mi tiempo se esta desperdiciando mucho con este problema.

    1. Buenas tardes

      Su situación es muy clara y lo describe perfectamente. Ha apostado por un matrimonio incluso incluyendo como familia suya a los hijos de su mujer, pero la relación es disfuncional y distorsiona la pareja. La edad que tienen de 28 y 34 años ya sería como para intentar que se independizaran o desarraigaran de la relación de pareja y matrimonio, pues de no ser así como bien dice la relación entre el matrimonio se puede seguir deteriorando.

      La decisión es muy personal y existen servicios de mediación y terapia de pareja que puedan ayudar a mostrar la actitud más adecuada que es lo único que pueden cambiar y con ella tratar de corregir la relación e interferencia de los hijos de su pareja. Es muy complicada la situación, pero valorando la situación actual con infinidad de cuestiones a tener en cuenta, lo mejor es antes de tomar una decisión buscar ayuda en psicólogos de pareja.

      Mucho ánimo y fuerza

    1. Después de las relaciones que han terminado por ser inviables o insostenible, totalmente de acuerdo, no debe de haber segundas oportunidades a no ser que exista un cambio real que haga que la relación sea posible saludablemente, lo cual es muy difícil.

      Muchas gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *