Convenio regulador de divorcio ante Notario

Convenio regulador de divorcio ante Notario:

No existe un tipo estándar de convenio regulador de separación matrimonial ni divorcio. Cada despacho de abogados tendrá el suyo conforme su propio criterio.  Desde nuestro punto de vista el convenio regulador debe de ser claro y preciso pero a la vez sencillo, pues cuanto mas se detalle mas complicada será la aplicación.

Divorcio express de mutuo acuerdo ante Notario
Convenio regulador

Nos encontramos en el marco de derecho de familia en el que si dos esposos llegan a un entendimiento en su ruptura matrimonial se supone que van a ser razonables en la aplicación de la regulación que han elegido y es por ello que no debe de ser tan detallista como algunos convenios de otros despachos de abogados. La mayoría de los esposos se empecinan en lograr una regulación tan detallista que limitan su aplicación.

Nunca debemos de olvidar que la aplicación del convenio regulador siempre será subsidiaria del acuerdo, ¿qué quiere decir esto?. Repetimos una vez mas, lo primero que debemos de aplicar es el acuerdo que en cada momento y decisión tomen los ex cónyuges y sólo en caso de discrepancia se aplicará el convenio regulador que podrá ser ejecutado judicialmente en caso de que la otra parte no cumpla con el mismo extrajudicialmente.

¿A partir de cuando es obligatorio y vinculante el convenio?

A diferencia de lo que ocurre con cualquier otro documento privado general (como por ejemplo un contrato de alquiler) que sí es vinculante y aplicable desde su perfeccionamiento, el convenio regulador de divorcio, separación, modificación o guarda y custodia de hijos extramatrimoniales no se perfecciona hasta que no es ratificado judicial o notarialmente.

Por ello, un convenio firmado pero no ratificado no será aplicable ni vinculante de tal manera que su contenido no será obligatoria para ninguna de las partes. Es muy injusto pues en ocasiones en un convenio se reconocen derechos de hijos menores y mayores dependientes pero a pesar de ello no pueden ser ejercitados y suponen situaciones de indefensión.

Buscar despacho de abogados en Madrid:

Somos líderes de tramitación de divorcio express de mutuo acuerdo ante Notario en Madrid gracias a las recomendaciones de nuestros clientes que quedan satisfechos con el servicio prestado. ¿Cuales son las claves de nuestro trabajo?, buscar un servicio que se adapte a las necesidades y prioridades de nuestros clientes, gracias a nuestra especialización de derecho de familia nuestro enfoque es humano y cercano, tratamos a cada cliente como necesita con comprensión y con empatia pues sabemos lo complicado que es dar el paso de divorciarse o separarse.

Por todo ello nuestro servicio  de divorcio ante Notario en la ciudad de Madrid es:

Cercano:

Hablamos claro y sin tecnicismos, después de las primeras frases se trata de dejar de llamar de “usted” para tutearse y poder entablar una relación de confianza.

Rápido:

En nuestro despacho lo tramitamos en 24 horas hábiles desde que el cliente tiene la documentación necesaria y nos confirma su intención de concertar la cita en Notaria.

Económico:

El precio es final sin ningún tipo de recargo: 150 euros por cónyuge todo incluido tanto abogado como Notario e IVA.

Sencillo:

No buscamos un convenio complicado con muchas páginas en las que se pierda cualquier persona que intente interpretarlo, sino reducido y simplificado.

Cómodo:

Buscamos que los clientes no tengan molestias innecesarias, por ejemplo, no se requiere ninguna visita previa, se suele realizar en el acto en una única visita directamente a Notaria.

Ejemplos de custodia compartida

Tipos de custodia compartida, ejemplos:

¿Qué tipos o modalidades de custodia compartida existe en España de cara a la regulación paternofilial de los hijos comunes en los casos de cesación de la relación sentimental de los progenitores?. La guarda y custodia compartida es preferente por criterio jurisprudencial desde 2013 y supone que los niños están en periodos iguales o cuanto menos similares y alternos con cada uno de los progenitores. Existen muchas modalidades debiendo de distinguir en primer lugar dos tipos de regulación:

  • La primera aquella en la que los hijos residen de manera permanente en el mismo domicilio familiar y son los padres los que entran y salen alternativamente de la misma en los momentos en los que les corresponde el periodo de cuidado y compañía del menor. Tiene la gran ventaja de que el hijo no se desplaza por lo que cuenta con estabilidad domiciliaria, tiene la misma cama, armario, comodidades, juguetes, cepillo de dientes… todo, desde lo principal a lo meramente accesorio. La crítica de este sistema es que los padres sacrifican su calidad de vida al tener una duplicidad de vida, un periodo con el hijo y otro periodo sin él en el que tendrá que cubrir por su cuenta su solución habitacional, o lo que es lo mismo, vivir en otro sitio; también existe mucha reticencia de cara a la capacidad de rehacer cada uno de los progenitores su vida, pues el hecho de que resida cada vez en un lugar no aporta estabilidad, pueden existir problemas derivados de la convivencia en la misma casa aunque sea en periodos diferentes de tiempo.
  • La segunda aquella en la que cada progenitor reside en una vivienda independiente, y es el niño el que se traslada de una vivienda a otra en función de con qué progenitor le corresponde cada periodo de ejercicio de guarda y custodia. Es la mas frecuente y es aquella que se adapta mejor a la situación de padres separados pues supone que el hijo estará en compañía de cada progenitor en el domicilio de este en el que se desarrollarán las relaciones y vínculos familiares y personales de una manera mas natural, por ejemplo, de cara a la visita de amistades, convivencia con familiares, nuevas parejas… etc. La desventaja principal desde nuestro punto de vista se resumen muy gráficamente en la frase de “niños maleta”, criticando que son niños que no llegan a sentir que tienen un lugar de residencia estable y que van y vienen literalmente como una maleta.

Recomendación y consejo de abogados para custodia compartida:

Consejos para regular una custodia compartida positiva para los hijos
Recomendaciones custodia compartida

Se suelen establecer custodias compartidas en periodo semanal por adaptarlo a la vida de los hijos (semanal en su guardería, colegio o instituto) pudiendo reconocer el derecho de uno o dos días intersemanales (tardes) en favor del progenitor al que en cada periodo no le toque el ejercicio de la custodia. También es posible dos semanas, quince días, meses, dos meses, años… pero se considera desde nuestro punto de vista y en términos generales un periodo demasiado largo; al igual que ocurre en custodia de alternancia diaria en la que el periodo es demasiado corto y tiende a la inestabilidad. Se suele realizar el intercambio los domingos por la tarde (20 ó 21 horas) en el domicilio del progenitor que finaliza su periodo, o el viernes o lunes a la terminación de la jornada lectiva.

El tipo de custodia compartida que mas recomienda nuestro despacho es la semanal con alternancia los viernes, de manera que el progenitor que termina el perdido entrega al hijo en el centro escolar al comienzo de la jornada y lo recoge el otro progenitor que comienza periodo a la terminación del a jornada lectiva (para el caso de que no se trate de día lectivo, el día anterior lectivo, jueves, miércoles… etc) pues existe una predisposición de los niños de asociar el fin de semana como algo positivo (termina la semana escolar madrugando, clases, exámenes.. etc) que se asocia con el cambio de progenitor lo que está demostrado que produce un efecto beneficioso para la adaptación del niño a cada cambio de cuidado y compañía paterna o materna. Llega el fin de semana con ganas de ver a su padre o su madre y hacer algún plan, jugar, descansar… etc.

Lo mas importante de la custodia compartida:

Lo mas importante es ser capaces de poner una solución legal que regule y proteja la vida de los hijos en los casos en los que sus progenitores deciden dejar su relación sentimental, pero asumen las responsabilidades derivadas de la paternidad o maternidad. La aplicación de la regulación establecida en el convenio regulador en proceso de divorcio amistoso de mutuo acuerdo al igual que la sentencia resultante del proceso contencioso es supletorio del acuerdo de los padres que es la prioridad y preferencia. Por ello en primer lugar prima el acuerdo de los padres, y sólo en defecto de este se aplicará la regulación aplicable. Si no fuera así, cada vez que se modificará la regulación existente se estaría incumpliendo y sería susceptible de reclamación y ejecución judicial. Es por ello que se busca la modulación y adaptación a las circunstancias pues ninguna regulación puede contener todas las posibilidades y necesidades de la vida real. La regulación marca pautas generales y lo mejor sería que existieran para caso de discrepancia pero que como normal general no se cumpla sino que predomine el acuerdo de los padres que en cada momento busquen lo que consideran que es mejor para los niños.

Acuerdos y entendimientos extrajudiciales:

Padre y madre cuidando por igual al hijo, tipos y ejemplos
Custodia compartida

Realmente mas importante que el tipo concreto de custodia que se establezca (custodia compartida al igual que cabria establecer custodia materna o paterna) es cómo se ejerza esa custodia, pues en muchos casos los padre se centran mucho en disputar y regular hasta el más último detalle de la regulación sin dedicar la misma importancia a lo que es mas importante, que el día a día de los niños sea lo mejor posible adaptando las posibilidades familiares a las necesidades de los hijos. La custodia compartida es la mejor opción para los casos en los que ambos padres quieren y pueden seguir cuidando, queriendo e implicándose en la vida de los hijos por igual dejando a un lado sus diferencias, pues de lo contrario, en cada pequeño escollo o decisión a tomar de la vida del niño se podrá producir un conflicto en el contexto de una tensión y enfrentamiento que no sólo perjudicará a los padres sino sobre todo y de manera especialmente injusta a los niños

Enfrentamiento judicial:

No es cuestión de enfrentarse en un Juzagdo por la cantidad de tiempo que cada uno de los padres estará con los hijos, pues no es cuestión de querer mas tiempo sino querer mejor. Por nuestra experiencia en muchos casos en los que se discute en un juicio contencioso el tipo de custodia el resultado de la misma, sea el que sea, será ejercido de una manera mas antinatural y complicada por el conflicto que genera el proceso judicial entre las partes que lejos de mejorar que se pueda cumplir la regulación de una manera amistosa. Ello hace que los problemas de comunicación e intransigencia de la partes dificulten que la vida familiar posterior se pueda desarrollar positivamente produciéndose a lo largo del tiempo mas procesos judiciales innecesarios derivados de la incapacidad de las partes de ponerse en el lugar del otro y ceder por los hijos. De hecho se produce en estos casos una situación muy compleja, pues al no valorar la otra parte cuando nosotros cedemos nos hace que mostremos la misma actitud y ellos como se suele decir es “la pescadilla que se muerde la cola” y la relación va de mal en peor. Para evitarlo se deben de tomar pautas familiares correctas y si es necesario recibir ayuda de mediación profesional.

Presionar a mi ex para que firme el divorcio

Presionar a mi ex para que firme el divorcio, ¿es legal?.

Presión o coacción en la negociación de la separación
Presionar en el divorcio

La decisión de firmar una petición de divorcio o separación de mutuo acuerdo debe de ser libre y por tanto cualquier medida de coacción es ilegal y podrá ser denunciado pues puede constituir en delito. En cambio la presión puede ser legal siempre y cuando se realice de una manera que no suponga para nuestra ex pareja una violencia o intimidación.

Es muy fina la linea que separa y distingue una situación legal de presión de una de coacción ilegal, por lo que vamos a continuación a contar a grandes rasgos lo que nos ocurrió con un cliente de nuestro despacho cuyos datos se mantendrán en la absoluto anonimato.

En este caso se trataba de un matrimonio de mas de 50 años de duración, toda la vida, en el que uno de los cónyuges le había pedido el divorcio a la otra que lo había aceptado, habiéndose separado en la vida real desde hace unos 2 años y habiendo firmado un convenio regulador en el despacho de otro abogado en el que el esposo le asignaba una pensión compensatoria de la mitad de sus ingresos y que en cambio la esposa no quería ratificar ni ante Notario ni Juzgado. Ante esta situación el esposo venía al despacho queriendo buscar soluciones legales para que su ex pareja ratificara el convenio previamente firmado pues para él era un problema pues además de seguir casado no podía desgravarse en Hacienda las cantidades que venia pagando a la esposa.

¿Tiene validez el convenio regulador firmado sin ratificación?.

No, es un requisito imprescindible que el convenio sea ratificado por ambos cónyuges en sede judicial o en Notaria. De no ser así, no se podrá obligar ni forzar a la otra parte y en todo caso le queda la posibilidad al cónyuge que sí quiera divorciarse de iniciar un procedimiento de divorcio contencioso. En nuestro caso el esposo estaba pagando la mitad de sus ingresos y la esposa se había acomodado a dicha situación y a pesar de haber sido la que en su día quería el divorcio ahora no tenía interés en el mismo. ¿Por qué?, no se puede saber, pero en este caso existía la expectativa de que ante un hipotético fallecimiento del esposo la esposa se quedará viuda y cobrara una prestación de importe mayor a la que cobraría si se ratificara e hiciera oficial el divorcio.

Opciones, soluciones y recomendaciones:

Cada caso es muy diferente, pero la conclusión a la que se llegó con nuestro cliente fue la recomendación de que dejará de pagar la pensión compensatoria integra en ejercicio de una presión legal, pues reiteramos, al no estar ratificado el convenio no es vinculante para las partes. Por ello, si la esposa en ejercicio de su derecho de decidir libremente lo que quiere hacer en su día fue firmar un convenio y ahora no ratificarlo, de la misma manera el esposo puede dejar de abonar total o parcialmente en tanto en cuanto la esposa no acceda a la ratificación. Evidentemente ante cualquier desavenencia ambas partes tienen expedita la vía judicial.

Al igual que la esposa ejerce presión respecto del esposo por sus intereses propios para no ratificar el convenio firmado, el esposo ejerce presión respecto de la esposa por sus intereses pagando menos en tanto en cuanto la esposa no acceda a la tramitación amistosa del convenio. Como ninguna de las partes tiene obligación de hacer lo que no hace se trata de una situación perfectamente legal. Ni la esposa tiene obligación de ratificar el convenio de divorcio ni el esposo seguir pagando al no estar perfeccionado el convenio y no ser obligatorio ni vinculante para las partes.

Estas situaciones son muy complejas y delicadas por lo que siempre se recomienda acudir a consulta jurídica para tomar la decisión mas acertada conociendo el alcance de los derechos y obligaciones de las partes.

 

¿Qué bienes se consideran gananciales?

¿Qué bienes se consideran gananciales?.

En los matrimonios que han contraído matrimonio en territorio de derecho común así como los que lo hayan contraído en derecho foral en Cataluña o Valencia pero hayan otorgado capitulaciones matrimoniales a tal efecto ostentarán el régimen económico matrimonial de gananciales.

  • A dicho efecto serán gananciales los sueldos, salarios y rendimientos del trabajo de cualquiera de los dos esposos. La nómina, la paga extra, los derechos laborales añadidos (finiquitos, vacaciones retribuidas.. etc) los planes de pensiones… etc.
  • Cualesquiera bienes muebles e inmuebles adquiridos durante la vigencia del matrimonio: Muebles y electrodomésticos, pisos, locales… etc.
  • Los saldos de cuenta y dinero en efectivo que no se pueda justificar que pertenece a cualquiera de los dos esposos previamente a la celebración del matrimonio. Por ejemplo, los depósitos bancarios, saldos de cuenta… etc, al ser el dinero fungible se confunden las cantidades existentes con una presunción de ganancialidad.
  • Los frutos de los bienes tanto privativos como gananciales. Por ejemplo, los alquileres de un piso privativo de cualquiera de los esposos, pertenecerán a la sociedad de gananciales.
Ventajas y desventajas de estar casado en gananciales en España
Bienes gananciales

Por lo contrario serán bienes privativos los demás, o lo que es lo mismo, las propiedades, sociedad y dinero que sea previo a la celebración del matrimonio o durante el matrimonio si se trata de una donación recibida individualmente.

Consejo de abogados, ¿separación de bienes o bienes gananciales?.

Recomendación, ¿me caso en gananciales, separación de bienes o participación?
Consejo gananciales

Muchos clientes preguntan sobre las peculiaridades de los bienes gananciales para conocer con detalle cuales son los derechos y obligaciones de las partes. ¿Cuál suele ser el problema?. Pretender informarse después de años de matrimonio en los que se han ido creando vinculaciones entre el patrimonio de los cónyuges y la sociedad de gananciales. Lo mejor sería asesorarse antes de contraer matrimonio para conocer cuál es el régimen económico matrimonial mas conveniente, o en se defecto, una vez contraído al menos tener nociones mínimas de las peculiaridades del régimen económico matrimonial.

En nuestro despacho de abogados lo tenemos claro, el consejo y recomendación no puede ser mas claro: La mejor opción para un matrimonio es ostentar separación de bienes, pues supondrá la posibilidad de que ambos cónyuges puedan contraer derechos y obligaciones patrimoniales ya sea de manera independiente o conjunta con su cónyuge.

Existía un “chascarrillo” que se solía decir en la facultad de derecho que pasamos a reproducir como mera anécdota: Se decía que los alumnos que se fueran casar y verdaderamente querían a su futuro marido o mujer, que lo hicieran en separación de bienes, si no le querían tanto en gananciales y si no le querían nada en régimen de participación (un régimen económico de carácter residual en España).

¿Qué es mejor de cara a un posible divorcio o separación?

Es mucho mas sencillo y fácil el procedimiento de ruptura de un matrimonio en separación de bienes que en gananciales con independencia de que se trate de mutuo acuerdo o contencioso. Con separación de bienes simplemente cada cónyuge será el titular de los bienes y cargas que sean de su titularidad. En derecho existe un procedimiento para liquidar la sociedad de gananciales (posterior a preceptiva disolución) siendo un procedimiento ordinario (tipo de proceso jurídicamente) denominado liquidación de sociedad de gananciales, que en le caso de que sea por lo contencioso supone innumerables actuaciones procesales pudiendo incluso suponer la necesidad de intervenir perito tasador, lo que encarece el procedimiento que se puede llegar a alargar en el tiempo incluso 2 ó 3 años dependiendo del Juzgado. Somos defensores de la capacidad de las partes de entenderse y de ceder de lo que consideran que son sus derechos, buscar acuerdos y entendimientos para repartir aquello que han creado y construido juntos, por encima de discordias que en muchos casos se deben a falta de información, asesoramiento y predisposición de las partes al acuerdo por problemas de comunicación y prejuicios.

Aportación de dinero privativo a bienes gananciales en divorcios

Aportación de dinero privativo a bienes gananciales en divorcios:

Aportación dinero privativo a la sociedad de gananciales matrimonial
Dinero privativo y ganancial

Recientemente tuvimos en nuestro despacho un caso que nos puede servir para reflexionar. En este caso un matrimonio contraído en bienes gananciales llego al momento del divorcio y al echar cuentas en cuanto al reparto se produjo la controversia al derecho de cada uno de los cónyuges respecto de las cantidades aportadas y generadas. La sociedad de gananciales es un régimen económico matrimonial que aparentemente es conocido por las personas de una manera generalizada, pero los detalles y peculiaridades del mismo no suelen tenerse en cuanta con la necesaria diligencia preceptiva para cualquier contratación. Al igual que en otras contrataciones en las que se suelen conocer las condiciones de la misma, en lo que respecta a la naturaleza de los bienes y deudas comunes gananciales y bienes y cargas privativas así como la interactuación de las mismas  tiene gran importancia pero por desgracia no es algo respecto de lo que se suela conocer la repercusión en las obligaciones y derechos que llevan aparejado. A continuación expondremos los detalles del caso que parece algo excepcional pero que concurre en gran parte de los matrimonios en España:

Dinero de soltero o soltera invertido en la compra de una vivienda durante el matrimonio:

En este caso la esposa vendió un bien privativo que había adquirido en su día antes de contraer matrimonio, y con dicho dinero se pagó una parte de una vivienda que se compraron una vez casados en régimen de bienes gananciales. Pues bien, si la esposa así lo reclama tendrá derecho en el momento de la liquidación de sociedad de gananciales a que se le compense con la cantidad que aportó, de manera que la sociedad de gananciales tendrá en su pasivo (en proceso judicial siempre y cuando se pueda acreditar pues la carga de la prueba recae sobre la parte que pretenda hacer valer su derecho).

¿Es obligatoria la compensación?

La sociedad de gananciales pertenece a los cónyuges de tal manera que en el momento de la disposición y liquidación de la misma pueden llegar en primer lugar a un acuerdo, y sólo en defecto de entendimiento se aplica las normas de derecho de familia aplicables y ya referidas en el apartado anterior. Por ello no es obligatoria la compensación, sólo se trata de un derecho de parte. En el caso de los clientes lo que pedía la esposa era que ambos repartieran por mitades los bienes de la sociedad de gananciales, pero que el dinero que en su día se aporto privativo sea para los hijos comunes y en ese sentido se establezcan medidas de garantía. ¿Cuales?, ya sea poner a nombre de los hijos la nuda propiedad de algún bien, un seguro de vida en dicha cuantía…etc. ¿En este sentido que se puede hacer?. Mediar y negociar pues legalmente una de las partes tiene derecho a la recuperación íntegra y sólo pide que se reconozca y garantice que dichas cuantías el día de mañana serán para sus hijos.

¿Qué ocurre con el dinero de cada uno de los esposos que se han ido invirtiendo en la sociedad de gananciales?.

En este caso el esposo desde el inicio del matrimonio había venido teniendo un sueldo muy superior al de la esposa, de manera que el origen de los ingresos de la sociedad de gananciales durante años principalmente son del esposos, de manera que si se echaran cuentas del dinero generado por el esposo y el generado por la esposa aún incluyendo la aportación privativa, el dinero aportado por el esposo es mucho mayor. En cambio los sueldos y gananciales durante el matrimonio son gananciales sin distinción, se consideran ingresos comunes con independencia del cónyuge del que pertenezcan sin derecho a compensación alguna. Por ello, debido a la naturaleza de los bienes a pesar de que el esposo mediante su trabajo ha obtenido la gran mayoría del dinero de la sociedad de gananciales, no existe derecho de compensación y será computado y repartido por mitades en el momento de la liquidación y en cambio la esposa si que tendrá un derecho de recuperación del dinero privativo aportado. Se puede considerar una situación profundamente injusta si no se tiene en cuenta el aspecto legal, el problema radica en desconocer los derechos y obligaciones de la sociedad de gananciales, se trata de una desinformación inicial en la que si se hubiera conocido probablemente no se hubiera actuado de la misma manera.

Desde nuestro despacho de abogados recomendamos encarecidamente a todo matrimonio el establecimiento como régimen económico matrimonial el de separación de bienes.

 

 

Separar hermanos en la guarda y custodia del divorcio

Separar hermanos en la guarda y custodia del divorcio:

Divorcio de los padres con custodia materna, paterna o compartida
Separar hermanos

Existe el principio de derecho de familia consolidado por la jurisprudencia del Tribunal Supremo de no separar a los hermanos en el proceso de divorcio, separación o guarda custodia de los padres. Este principio debe de ponerse en relación a las demás circunstancias y tratar de adaptarse a las posibilidades de los padres y muy especialmente a las necesidades de los hijos. En muchos casos se plantea la posibilidad de separar a los hermanos bajo diferente regulación y es algo que nuestro despacho de abogados no recomienda como carácter general, pero que si defiende en determinados casos específicos. en so que puede constituir la mejor solución.

Por ejemplo, recientemente unos de nuestros clientes planteaban en nuestro despacho el deseo de establecer respecto de dos hijos comunes menores de edad que uno quedará bajo custodia paterna y otro materna, ¿por qué?. En este caso era por buscar el beneficio de los menores, pues cada progenitor iba a pasar a residir en una ciudad diferente alejada una de la otra, y se quería mantener al hijo mayor con uno de los progenitores por considerar que era lo mejor por mantener su entorno social y estudios académicos, mientras que respecto del pequeño se quería que se marchará a otra ciudad con el otro progenitor pues tenía mayor disponibilidad y se consideraba que iba a ser lo mejor para el menor. Esta situación evidentemente requiere de una regulación especialmente cuidadosa para evitar el desarraigo y pérdida de relación derivada de la pérdida de convivencia de los hijos. ¿Qué se puede hacer?, existen varias soluciones legales, pero después de estudiar el caso los clientes se decantaron por la siguiente:

  • Establecimiento de una patria potestad compartida y una custodia monoparental paterna respecto de un hijo y custodia monoparental materna respecto del otro.
  • Fijación de un régimen de visitas de fines de semana alternos y mitad de vacaciones de Semana Santa, verano y Navidad para el progenitor no custodio de cada uno de los hijos, sin establecimiento de días de visita intersemanal (tardes) por no ser viables al pasar a residir en ciudades alejadas. En dicho régimen de visitas se deja constancia de que el régimen de visitas se complementa conjuntamente de manera que no se intercambian a los dos hijos en cada periodo, sino solamente uno de ellos de manera que en cada periodo de fin de semana y vacaciones el progenitor pueda disfrutar de ambos hijos y ambos hijos estén juntos y se relacionen, de manera que sólo entre semana (de lunes a jueves) no se vean los hermanos, y sí estén juntos todos los fines de semana y vacaciones alternando con qué progenitor están en cada uno de ellos. Además se estableció un régimen de comunicación amplio debido debido a la buena relación de los padres y los hijos así como la edad de los mismos.
  • Se acordó el establecimiento de una pensión de alimentos mínima, en este caso de 150 euros por progenitor no custodio. Además la mitad de los gastos escolares de matrícula, libros y material escolar, así como los gastos extraoridianrios.

Custodia compartida, materna y paterna:

Muchos padres y madres nos preguntan, ¿qué tipo de custodia es la mejor?.  En primer lugar y como se suele decir genéricamente, “depende“. Nosotros consideramos que el tipo de custodia ideal es la custodia compartida, siempre y cuando ambos cónyuges cuenten con unas mínimas condiciones de idoneidad. ¿Qué quiere decir esto?. Básicamente que tengan disponibilidad de cuidar a los hijos, verdaderamente quieran hacerlo y estén preparados para ello, que cuenten con apoyo familiar accesorio, arraigo con los hijos y no incurran en ninguna situación potencialmente dañina y grave para los menores (adicciones, maltrato… etc).

Si ambos progenitores consideran que la mejor opción es la custodia materna o paterna, será perfectamente válida, pero será una situación que reforzará mas la atención y cuidados de uno de los padres que el otro, lo cual puede devenir condicionado por una circunstancia, como suele ocurrir frecuentemente por motivos laborales, pero que puede modificarse en el futuro cuando dicha circunstancia deje de concurrir. Lo que se busca en definitiva es establecer una regulación lo mas estable en el tiempo posible (para evitar constantes cambios), que proteja a los niños y les proporcione el mayor bienestar posible garantizando la relación mas amplia posible entre hermanos y respecto de cada uno de los padres. Cada padre y madre son diferentes al igual que cada hijo también lo es, de manera no que no se puede hablar de soluciones generales aplicables a todas las familias, sino de principios que deben de aplicarse uno por uno a cada caso.

Niños de diferente padre o madre:

La evolución social nos está llevando cada vez mas a situaciones familiares diferentes a las tradicionales, pues si bien es cierto que hace 20 años era algo “raro” que un niño tuviera padres separados, hoy es algo perfectamente normalizado, al igual que las nuevas parejas con las que se continúan los proyectos sentimentales de ambos y fruto de las cuales nacen nuevos hijos que son hermanos de padre o madre del que ya teníamos con nuestra anterior pareja.

Nacimiento de nuevos hermanos:

Divorcio y separación de padres con hijos de padre o madre, hermanastros
Nuevos hermanos

¿Qué ocurre con los llamados hermanastros?, o lo que es lo mismo nuevos hermanos que son fruto de otra relación sentimental de uno solo de los progenitores de los hijos comunes. Se tiene en cuenta las circunstancias, pues básicamente a pesar de ser hermanos de padre o madre tienen otro progenitor o progenitora que también puede tener, o no, hermanos por su cuenta. En ocasiones existe uno o varios hijos de un matrimonio o pareja y nuevos hijos con las nuevas parejas de ambas partes, y es una situación que complica la regulación y coordinación cuando no existe buena relación y entendimiento, pues ningún niño tiene mas o menos que otro, se tratan todos por igual, y la complejidad familiar puede necesitar el establecimiento de medidas legales muy específicas.

Mediación gratuita de abogados:

En nuestro bufete letrado somos expertos en la materia y tramitamos procedimientos con menores en toda España a los precios mas económicos con consultas gratuitas para intentar acercar posturas y ojalá llegar a un acuerdo global que será no sólo lo mejor para los padres, sino sobre todo para los hijos. En todos los casos con un buen profesional y con voluntad de ambas partes el acuerdo es posible pues siempre será mejor que la imposición de la regulación por un Juez en un divorcio contencioso. La regulación no es buena o mala por si misma, debe de ser la adecuada, y algo muy importante de lo que un muy pocas ocasiones se detienen los padres divorciados es en que la aplicación del convenio regulador o la sentencia de divorcio que debe de regirse por el sentido común y es subsidiario del entendimiento de los padres que en cada momento tiene que modular lo que es mejor para los niños dejando a un lado en todo lo posible los intereses de los padres. Primero deciden los padres y sólo cuando no existe consenso se aplica la regulación.

Modificación de medidas cambio de custodia de mutuo acuerdo

Modificación de medidas y cambio de guarda y custodia de los hijos de mutuo acuerdo:

¿Es posible plantear una modificación de medidas respecto del convenio de divorcio o separación aprobado por el Juzgado?. Si, perfectamente, pudiendo ser de mutuo acuerdo o contenciosa en función de que exista o no acuerdo al respecto, y con independencia que el procedimiento a modificar igualmente haya podido ser amistoso o contencioso. Se pueden plantear tantas modificaciones de medidas como se quieran siempre y cuando no exista una modificación de medicas en trámite pues en toda caso si no se ha celebrado el juicio se plantearía una modificación de la petición del proceso en trámite en el acto de juicio, o en todo caso una vez recaída sentencia sobre el mismo, proceder a presentar otra respecto de la última existente.

¿Qué debe de saber mas?. Dudas frecuentes:

¿Cuanto tarda un juicio de modificación de medidas en el Juzgado?.

El plazo es menor al del procedimiento inicial, ¿por qué?, por que la asignación de Juzgado será mas rápida pues la demanda no entrará en el turno de reparto de decanato sino que directamente irá al Juzgado en el que se tramitó el procedimiento a modificar. Dependerá del Juzgado, pero como normal general de mutuo acuerdo entre 1 y 2 meses y por lo contencioso unos 6 u 8 meses desde la presentación de la demanda en el Juzgado.En nuestro despacho de abogados tratamos de tramitar cada procedimiento de la manera mas rápida y eficiente posible.  Acceso a toda la información sobre plazos de divorcio.

¿Es posible la modificación de medidas en el Notario?.

No, salvo que el divorcio o separación se haya tramitado en el Notario, pues en ese caso, y solamente en ese caso, será posible la tramitación de la modificación de medidas en la mismas Notaria en la que se hubiera tramitado el proceso de separación o divorcio previo.

¿Cuál es el precio de una modificación de medidas de divorcio o separación?.

En nuestro despacho es el mismo precio que el procedimiento de divorcio o separación básico en función de si es de mutuo acuerdo o contencioso y si existen hijos o no. Puede conocer nuestros precios en precio de divorcio.

¿De mutuo acuerdo el Juez revisará que el cambio sea adecuado?.

El Juez y sobre todo el Ministerio Fiscal en el procedimiento de modificación de medidas amistosos tendrán una función de revisión de la legalidad y las medidas que puedan afectar a los menores. Verdaderamente en un proceso de mutuo acuerdo no se llega a plasmar la realidad familiar, no hay pruebas ni documentación que acredite que lo solicitado e incluido en el convenio es lo mas conveniente, únicamente se aporta un convenio regulador que es el que se revisará en papel sin ningún tipo de comprobación de viabilidad o procedencia de la regulación. Cabrá la oposición del Juez o Fiscal a la aprobación del convenio proponiendo que se redacte de otra manera diferente mas acorde a su criterio. Por ejemplo, en lo que se refiere a la pensión de alimentos de los hijos o derecho de visitas del progenitor no custodio, no se revisará si es el adecuado, únicamente si está por encima de unos criterios medios y razonables. No se llega a conocer por ejemplo si el padre o madre puede visitar al hijos conforme su horario de trabajo, si puede pagar la pensión de alimentos con sus ingresos, si la cantidad asignada verdaderamente cubre las necesidades de los hijos… etc.

Modificación de medidas contenciosa por cambio de circunstancias familiares:

En un procedimiento contencioso las partes expondrán sus posturas con la prueba que consideren conveniente y el Juez resolverá si procede la modificación de la sentencia o convenio anterior y vigente, ¿en qué criterios se basa para ello?. Conforme la Ley, en función de si se ha acreditado la existencia de un cambio de las circunstancias familiares que así lo haga procedente. ¿Qué tipo de cambio?, la Ley exige un cambio sustancial, o dicho de una manera mas coloquial un “cambio gordo” de las circunstancias familiares que lo haga procedente. Por ejemplo, que en el momento del establecimiento de la sentencia los ingresos del progenitor no custodio sean de 3.000 euros y en la actualidad 1.000 euros, evidentemente si que es un cambio sustancial que provocará que la pensión de alimentos de los hijos deba de modularse y reducirse de una manera proporcional en función de las demás circunstancias confluentes. Ante la duda, se tenderá a mantener la regulación anterior y coetánea al planteamiento de la demanda de modificación.

¿Es posible cambiar la guarda y custodia de los hijos?.

El bien jurídico que se trata de proteger preferentemente en todo procedimiento judicial de familia es a los niños, y es por ello que ante la duda se mantiene el sistema vigente en la actualidad en aras de la estabilidad de los mismos. Se podrá realizar tantos cambios como se quiera siempre y cuando sean aprobados por el convenio, y por lo contencioso siempre y cuando se acredite que ese cambio será beneficioso para los niños, pues no cualquier variación de las circunstancias supondrá automáticamente el cambio de custodia de los niños, pues la prioridad es poder demostrar que es bueno para ellos. ¿Cómo se puede acreditar?, cada procedimiento es diferente pero la prueba que mas importancia esta recibiendo en la actualidad es la del informe psicosocial del psicólogo y trabajador social adscrito al Juzgado.

 

Cambiar regulación de separación o divorcio
Modificación de medidas

 

Demandar a mi ex pareja por impedir que pase con los niños las vacaciones de verano

Demandar a mi ex pareja por impedir que pase con los niños las vacaciones de verano:

Por impedir que pase con los niños las vacaciones de verano
Demandar a mi ex pareja

En los periodos vacacionales los matrimonios y parejas divorciados o separados con hijos menores de edad en muchos casos tienen controversias en cuanto al ejercicio del derecho de visitas, cuidado y atención de los niños. En esta publicación trataremos sobre los padres que sí que tienen una regulación judicialmente establecida (ya sea el convenio regulador e mutuo acuerdo homologado judicialmente o la sentencia de procedimiento contencioso). En dichos casos estarán delimitados los mementos en los que los menores estarán bajo la compañía de cada uno de sus progenitores, pero, ¿qué ocurre en los casos en los que el padre o madre influencia negativamente a los niños y son estos los que indican que supuestamente “no quieren” pasar con nosotros el periodo vacacional?. Por desgracia ocurre mucho, sobre todo en las vacaciones de verano en las que por su mayor duración existe mayor reticencia y oposición.

Que no permite que esté con mis hijos en vacaciones de verano
Demandar o denunciar a mi ex

En estos casos se suelen empelar frases similares a “pues denuncio al padre” o “pues denuncio a la madre“. Debemos de aclarar que el incumplimiento de régimen de visitas constituye una cuestión civil y no penal. Por ello no cabrá la posibilidad de denunciar (por lo penal) sino demandar (por lo civil) al otro progenitor; por tanto no cabe la posibilidad de acudir a la Comisaria de Policía o el Cuartel de la Guaría Civil. ¿Cómo se denomina el procedimiento a interponer en el Juzgado?. Ejecución de título judicial (ETJ). Este tipo de procedimientos cuesta con innumerables limitaciones, desde nuestro punto de vista la principal es la lentitud de tramitación judicial así como la necesidad de intervenir abogado y procurador (supone gestiones y gastos añadidos). Además, en el caso del periodo de vacaciones de verano es que el mes de agosto es inhábil, por lo que la demanda a establecer que pueda ser necesaria interponerse durante el mes de agosto no podrá interponerse y formalizarse hasta el mes de septiembre. Ello provoca que la eficiencia del proceso judicial sea muy limitada pues en muchos casos cuando el procedimiento es resuelto por el Juzgado ha pasado el periodo vacacional y el progenitor ejecutante ha perdido la posibilidad de disfrutar de sus hijos durante el mismo (y viceversa, pues no debemos de olvidar que también constituye un derecho de los hijos respecto de su padre o madre) por haber finalizado, sin que exista derecho a compensación. Se puede solicitar la imposición de medidas coercitivas, multas, imposición de costas procesales a la contraparte… etc, pero el problema es que ello no restituirá de una manera automática la relación no garantizará que no se vuelva a repetir.

En muchos casos uno de los progenitores alega que el otro no le permite que disfrute de la compañía de los hijos, y el otro alega que los hijos son los que “deciden” no ir con el otro progenitor. Estos temas son muy complejos y nunca se puede hablar de “culpa” sino de responsabilidad. El divorcio con hijos es una gran responsabilidad y debe de ejercerse de una manera diligente por parte de ambos, existe la alienación parental del que pueda impedir la relación del otro progenitor, pero también existe el negligente ejercicio del rol materno o paterno del otro o situaciones extraordianrias que conllevan que los hijos tengan verdades motivos de no ir con el otro progenitor. Es como si los niños no quieren ir al colegio, evidentemente tendrán que ir quieran o no, pues no tienen capacidad de decisión al respecto.

Ambos padres deberían de intentar que los niños puedan mantener la mejor relación posible con el otro, pero en este tipo de procedimientos en muchas ocasiones la realidad es una familia desestructurada con reproches mutuos y entrenamientos mal gestionados que meten en medio de sus problemas a los menores. No es cuestión de culpabilizar al otro sino luchar por buscar soluciones que mejoren o puedan mejorar la vida de los niños que tienen derecho a ser niños y disfrutar de sus dos progenitores estando protegidos del drama sentimental de los mismos. Debemos de cuidar la relación con el otro progenitor pues nos guste mas o menos después de la ruptura, es el/la que hemos elegido como padre o madre de nuestro hijo/a.

 

Divorciarme en el Notario en el mes de agosto

Divorciarme en el Notario en el mes de agosto:

Abogados divorcio express de mutuo acuerdo en agosto verano
Divorciarme en agosto

En el mes de agosto no trabajan los Juzgados civiles que son los encargados de la tramitación de procedimientos de derecho de familia (se trata de periodo inhábil) y por ello es popularmente entendido que no es posible divorciarse en verano y hay que esperar a septiembre, pero, ¿ocurre lo mismo en el caso de los divorcios express de mutuo acuerdo ante Notario?. No, pues dependerá de que el despacho de abogados y el Notario estén trabajando por no estar en periodo vacacional. En nuestro despacho de abogados nos organizamos entre los letrados del bufete para que siempre haya un abogado que pueda atender a los casos que necesiten y quieran formalizar su escritura de divorcio ante Notario, a pesar de lo cual, existen unos días en los que la Notaria está abierta y por ello se puede firmar y otros en los que no. Por ejemplo este mes de agosto de 2018 nuestra Notaria de confianza en Madrid cuenta con una quincena de trabajo y otra de descanso, a pesar de lo cual si los clientes necesitan una fecha concreta se puede tratar de cuadrar con otra Notaria.

¿puedo divorciarme en el mes de agosto?
Divorcio en vacaciones de verano

En muchos casos matrimonios que han decidido divorciarse y que verdaderamente no disfrutan de su tiempo juntos se van de vacaciones “como si no pasara nada” dejando para después del verano la tramitación del proceso. Después de todo el año trabajando o en las tareas que cada miembro de la pareja se ocupe, de poder descansar en el verano deben de saber que es posible dejar firmado el divorcio en el acto, en una sola firma conforme disponibilidad de la Notaria. Como decimos en nuestro despacho hay que vivir “juntos o separados, pero felices”. Es por ello que la decisión debe de tomarse conjuntamente entre los miembros de la pareja, si existen esperanzas de que la pareja pueda continuar no hay menor momento que en las vacaciones de verano para intentar salvar la relación de pareja, pero para el caso de que se considere insalvable la ruptura lo mejor será gestionar un divorcio express amistoso y así pasar un mes de agosto independiente y comenzando a realizar proyectos de vida independientes.

Perdida de confianza en pareja y divorcio

Pérdida de confianza en pareja y divorcio:

Perder la confianza en mi matrimonio y acudir a la separación
Perdida de confianza y divorcio

La base de toda relación sentimental de pareja y matrimonio es la relación de confianza que desde que nace debe de cuidarse para evitar que se pueda perder con el paso del tiempo. Todas las parejas tienen altibajos, es algo normal, pero si ambos miembros quieren darse una oportunidad y tienen voluntad de solucionar los problemas lo conseguirán siempre y cuando no le supere la desconfianza. Existe multitud de tipos y variantes de la pérdida de confianza, des de aquella que surge de los celos, de la infidelidad, de las mentiras, de la falta de comunicación… etc.

¿Cuál es la principal causa de divorcio?

El principal motivo es la pérdida de la confiazna por un sin fin de cuestiones íntimas de pareja: Infidelidad, intereses contrapuestos… etc. La confianza se suele perder cuando la otra persona deja de hacer aquello que se espera de él o ella y pasa a realizar algo diferente, lo que nos hace dudar de si hará aquello que se supone que debe de realizar por la relación que exista. Hay relaciones mas abiertas y otras mas herméticas, unas que dan importancia a los emocional, otras a lo sexual, otras a lo económico… etc y cuando cualquiera de las facetas que se consideren importantes fallan nos hacen poner en duda la relación y es el momento en el que se tiene que reformar la confianza o aceptar que nos estamos exponiendo a perderla por falta de confianza.

Nunca podemos llegar a conocer la verdad de cada situación pues cada persona lo vive en su contexto y subjetividad personal, pero en un gran porcentaje de casos la desconfianza está perfectamente justificada, y es la punta del iceberg que esconde algo mas grande, por ejemplo un pequeño signo de infidelidad puede ser sólo la parte visible de una doble vida amorosa. Tampoco se puede llegar a la obsesión por comprobar si nuestra pareja en todo momento actúa correctamente y como queremos que haga cada cosa, pues dejamos de querer a una persona tal y como es para pretender que se adapte a lo que entendemos que debe de ser.

Cada persona es libre y debe de desarrollar su vida desde sus propios valores y deseos de manera que la confianza debe de existir de manera natural y no pretenderla mantener de manera artificiosa. Hay parejas que pueden ser felices toda la vida y otras que están avocadas a la infelicidad por no ser compatibles. Siempre y cuando exista confianza la relación será viable, la confianza se puede trabajar y sembrar cada día, pero lo que no se puede es querer ver confianza donde no existe, ni buscar motivos de desconfianza donde tampoco los hay. Cada persona debe de ser libre como individualidad y emparejarse con personas compatibles y sinceras con las que pueda compartir un proyecto de vida común, pero cuando falla la confianza, tal vez es que uno de los dos quiere algo diferente y es lo que mas cuesta aceptar en matrimonios que sopesan el divorcio o la separación por tener motivos que le hacen querer seguir con la relación y otros terminarla.

Desconfiar de mi pareja y necesitar separarme
Desconfianza que acaba en divorcio