Complejo de Edipo o Electra y divorcio

Complejo Electra y Edipo en padres separados:

Como expertos abogados de divorcios sabemos que el complejo de Edipo o Electra no provocan en si mismos el divorcio, pero en función de la gravedad o incidencia del caso pueden ser la causa o una de las causas de la ruptura sentimental, siendo un complejo que se puede superar con la asistencia de los psicólogos y mediadores de familia especializados que puedan ayudar a corregirlo a tiempo y de ese modo prevenir la separación matrimonial.

  • El complejo de Edipo (también llamado de Agripina) es aquel en el que el niño cuenta con la tendencia de atracción por su madre y sentimiento de rechazo respecto su padre, creando rivalidad que supone el factor determinación de la relación paternofilial de padre e hijo, padre autoritario con su hijo en contraposición antagónica de su madre amorosa y protectora. Existen dos variantes del complejo de Edipo, el  positivo constructivo de un hombre atraído por su madre y repelido por su padre; y el negativo destructivo que actúa del manera contraria.  Este complejo es normal en niños desde los 3 a los 6 ó 7 niños por naturaleza. Las personas que los sufren no distinguen correctamente entre el sexo y el amor, siendo en muchos casos promiscuos con una idealización del amor de una manera utópica para no aceptar la relación sentimental de pareja.
  • El complejo de Electra por su parte es aquel de la niña que siente atracción por su padre y rechazo con su madre pues la entiende como competencia en la relación paternofilial padre e hija, es similar al de Edipo pero a diferencia de ser protagonizada por un varón, le ocurre a una mujer. Las personas que padecen el complejo de Electra muestran incapacidad de enamorarse y tener intimidad con otras persona, pues pretenden encontrar relaciones con quien se parezca o asemeje a su padre y en los que le vean reflejado (mismos rasgos y patrón idealizado de modo subjetivo).
Divorcio y complejo de Electra y Edipo

Complejo Electra y Edipo en padres divorciados:

Por ello la relación de amor que construyen las personas que padecen el complejo de Electra o Edipo no es natural sino influenciado y condicionado, de manera que de no tratarse podrá provocar la infelicidad de la pareja o incluso su ruptura y la necesidad de acudir al divorcio si existe matrimonio.

Se trata de un fenómeno psicológico muy poco conocido pero mucho más frecuente de lo que se podría esperar. Hay muchos divorcios y separaciones matrimoniales que se deben a diferentes cuestiones psicológicas, es de destacar el protagonizado por el complejo de Electra y de Edipo.

Lo mejor es mediar para tratarlo a tiempo pues de seguir desarrollándose se pude llegar a rupturas especialmente traumáticas sin necesidad. La prioridad es corregir la situación y evitar el divorcio y de no ser posible, poder conseguir un divorcio de mutuo acuerdo y evitar el juicio de divorcio contencioso.

Problemas de pareja y matrimonio con niños con complejo de Electra y Edipo
Divorcio y separación con complejo de Edipo y Electra

Todo tiene solución y hay que tomar medidas a tiempo pues el hecho de que se haya desarrollado un complejo de Electra en una niña o de Edipo en un niño no quiere decir que la situación no sea reconducible.

Es necesario tanto para los hijos e hijas que tendrán que seguir desarrollándose roles familiares saludables en su vida adulta, al igual que los padres que tienen derecho a poder disponer de su vida ya sea para separarse, divorciarse, mantener la relación sentimental actual o comenzar una nueva.

Complejo de Edipo y Electra en padres separados.

6 comentarios sobre “Complejo de Edipo o Electra y divorcio

  1. Que pasa cuando una hija de 23 años intenta suicidarse con un veneno, porque su padre, separado hace más de tres años de la madre, desea rehacer su vida y ella no lo aprueba. Entonces el padre termina su compromiso de matrimonio, para no dañar a su única hija.
    Que se puede hacer en ese caso, por favor les agradezco su colaboración.

    1. Buenas tardes:
      Si se ha intentado suicidar la situación es muy grave y hay que tratarla con mucho detenimiento. Habría que conocer muchas más cosas del caso, sobre todo si se trata de una reacción instintiva de la hija o si se trata de un intento de llamar la atención a modo de chantaje emocional al padre.
      Todas las personas tienen derecho a desarrollar sus vidas libremente y a tomar las decisiones en cada una de sus esferas: Familiar con la hija y sentimental con la pareja.
      Cuando la hija con 23 años tiene ese comportamiento nos encontramos ante una situación muy grave y al haber cedido el padre y optado por no casarse para que su hija no vulva a atentar contra su integridad, la prioridad sería intentar tratar de prestar ayuda psicológica a la hija. Si es posible mantener la relación de pareja del padre sin contraer matrimonio hasta que ojalá la hija pueda reconducir y normalizar la relación con su padre, sería ideal.
      No tienen una relación saludable y tiene todos los rasgos de protagonizar un desarrollo muy grave del trastorno de Electra.
      Contestación a sección Complejo de Edipo y Electra.

  2. Estoy sepsrada hace 18 años hace 15 que la madrina de mi hija se junto con mi ex. Mi hija le diagnosticaron complebo de electra esta cpn tto psiquiatrico y psicologico si bien es un poco menos agresiva sigue llenandose de amor por su padre y teniendo 34 años tiene chongos pero me pelea mucho es casi imposible aguantarla por mas de dos dias cuando viene

    1. Buenas tardes:
      Estos casos son muy complicados, si encima la nueva pareja de su exmarido es la madrina de la propia niña la situación tendrá un trasfondo que lo complique aún más todo.
      Si están intentando que la hija lo supere están en el buen camino pero lo mejor sería intentar un acercamiento con su ex pareja y padre de la hija para tratar de actuar conjuntamente.
      La hija necesita ayuda, pero ayuda específicamente para ella pues no es algo que se pueda tratar en casos radicales de no contar con conocimientos psicológicos.
      En ocasiones el complejo de Edipo y Electra se radicalizan por el comportamiento de seres queridos y familiares que con su mejor intención intentan ayudar, pero no saben cómo hacerlo y en ocasiones la forma de llevar a la práctica esa ayuda no es la que necesitaría.

      Mucho ánimo ojalá que como la hija ya es muy mayor pueda superarlo pronto con vuestra ayuda y con su propia decisión y compromiso por superarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *