Complejo de Edipo o Electra y divorcio

Complejo de Edipo y Electra que acaban en separación de pareja:

El complejo de Edipo o Electra no provocan en si mismos el divorcio, pero en función de la gravedad o incidencia del caso pueden ser la casa o una de las causas de la ruptura sentimental, siendo un complejo que se puede superar con la asistencia de los psicólogos y mediadores de familia especializados que puedan ayudar a corregirlo a tiempo y de ese modo prevenir la separación matrimonial.

  • El complejo de Edipo (también llamado de Agripina) es aquel en el que el niño cuenta con la tendencia de atracción por su madre y sentimiento de rechazo respecto su padre, creando rivalidad que supone el factor determinación de la relación paternofilial de padre e hijo, padre autoritario con su hijo en contraposición antagónica de su madre amorosa y protectora. Existen dos variantes del complejo de Edipo, el  positivo constructivo de un hombre atraído por su madre y repelido por su padre; y el negativo destructivo que actúa del manera contraria.  Este complejo es normal en niños desde los 3 a los 6 ó 7 niños por naturaleza. Las personas que los sufren no distinguen correctamente entre el sexo y el amor, siendo en muchos casos promiscuos con una idealización del amor de una manera utópica para no aceptar la relación sentimental de pareja.
  • El complejo de Electra por su parte es aquel de la niña que siente atracción por su padre y rechazo con su madre pues la entiende como competencia en la relación paternofilial padre e hija, es similar al de Edipo pero a diferencia de ser protagonizada por un varón, le ocurre a una mujer. Las personas que padecen el complejo de Electra muestran incapacidad de enamorarse y tener intimidad con otras persona, pues pretenden encontrar relaciones con quien se parezca o asemeje a su padre y en los que le vean reflejado (mismos rasgos y patrón idealizado de modo subjetivo).

Por ello la relación de amor que construyen las personas que padecen el complejo de Electra o Edipo no es natural sino influenciado y condicionado, de manera que de no tratarse podrá provocar la infelicidad de la pareja o incluso su ruptura y la necesidad de acudir al divorcio si existe matrimonio.

 

On noviembre 1st, 2017, posted in: divorcioblog by Tags: , , ,

Dejar mensaje