Problemas de falta de comunicación en la pareja

Los problemas de falta de comunicación pueden ser el germen de una relación desagradable, inestable y que pueda incluso acabar en separación o divorcio.

Toda relación de pareja debe de basarse en el amor, el cariño y el respeto.

En los casos en los que hay problemas de comunicación, las palabras y los silencios pueden entremezclarse de manera que sea percibida la realidad de manera diferente por cada uno de los esposos que interprete de una manera distorsionada la relación.

Consecuencias de la falta de comunicación en pareja

Las consecuencias de la falta de comunicación en la pareja son el malestar mutuo, la falta de entendimiento y en muchos casos la desilusión y desenamoramiento por una mala gestión emocional de la ruptura.

Puede existir una separación o unas ganas de separarse de una manera evitable, pues la falta de comunicación lo que hace es que la vida individual y conjunta no evolucione hacia donde se quiere libre y conscientemente, sino en muchos casos hacía derroteros no decididos por la falta de comunicación en pareja.

La mala comunicación en la pareja

La mala comunicación en la pareja en ocasiones no se deriva de problemas reales, sino que en muchos casos se tratan de pequeños detalles que no se saben gestionar y que de la nada van creciendo como una bola de nieve.

Si se saben cortar de raíz el problema en origen no crecerán y por tanto nunca podrán deteriorar la relación de pareja.

Una mala comunicación puede perjudicar cualquier tipo de relación: Amistad, familia, laboral… etc, pero una relación sentimental de pareja es especialmente vulnerable a los problemas de comunicación pues pueden perjudicar el principio de confianza mutua.

Algunas parejas y matrimonios tienen la sensibilidad de, quiero separarme pero tengo miedo, pero en muchos casos lo primero sería tratar de resolver los malentendidos de manera constructiva y en positivo.

Problemas de pareja discusiones constantes
Consecuencias de la falta de comunicación en pareja

Problemas de pareja discusiones constantes

Los problemas de pareja y discusiones constantes pueden minar a toda persona y a toda pareja que no sepa separar la pareja de las cuestiones que afectan a la pareja.

Los problemas son inevitables, pero la actitud adecuada puede minimizarlos y fortalecer la relación. En cambio, una actitud inadecuada, lo que puede hacer es dinamitar la ruptura precipitando y potenciando las controversias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *