Anular divorcio

¿Se puede anular el divorcio?

No, una vez declarado el divorcio es imposible anularlo pues el matrimonio esta definitivamente disuelto sin que sea posible restaurarlo.

En todo caso, que será posible será contraer un nuevo matrimonio, que sólo será válido desde el su inicio, desde que se vuelve a celebrar.

La institución del matrimonio crea un vínculo entre ambos cónyuges que nace con la celebración del matrimonio y acaba en el momento del divorcio o fallecimiento de cualquiera de los cónyuges.

La nulidad matrimonial no supone que se disuelva el matrimonio sino que este nunca ha existido realmente aunque pueda haber desplegado efectos desde su apariencia de validez.

En la separación el vínculo se suspende, se detiene la vigencia pero no se disuelve  y por tanto sigue existiendo.

¿Se puede anular un acta de divorcio o separación matrimonial?

¿Puedo anular mi separación o divorcio después de haber pasado tiempo del proceso judicial?
Anular separación

Por ello, la diferencia entre la separación matrimonial y el divorcio express es muy importante, ya que en caso de separaciones cabe la reconciliación a los efectos de restaurar la vigencia y efectividad del matrimonio.

Es como si no se  hubieran separado, sin sufrir menoscabo alguno, algo parecido a ANULAR LA RUPTURA.

Una de las pocas diferencias es que un matrimonio separado que opte por anular su separación y recuperar su matrimonio mediante la reconciliación ostentará el régimen económico matrimonial de separación de bienes por defecto.

Dudas y consultas de abogados gratis:

Si tiene alguna duda puede consultar nuestro departamento jurídico-

La elección del procedimiento es crucial y a pesar de que siempre recomendamos desde nuestro despacho mantener el matrimonio, o en todo caso optar por el divorcio directo, la separación puede ser una decisión acertada.

¿Para qué casos?.

¿Que tengo que hacer para anular mi divorcio?
Anular divorcio

Principalmente para casos intermedios de rupturas matrimoniales que no se vean claras por estar los cónyuges “dándose un tiempo”, o realizando temporalmente vidas separadas por el motivo personal que los cónyuges consideren oportuno.

Cada decisión y acto jurídico tiene unas consecuencias.

Por ello es tan importante tomar la decisión de separarse o divorciarse de una manera sopesada y sin caer en la precipitación.

La precipitación sólo puede llevarnos a equivocarnos y que en definitiva no hagamos aquello que realmente queremos.

Falta de asesoramiento:

La falta de asesoramiento puede llevarnos a equivocarnos y ese error puede perjudicar y condicionar nuestra vida post matrimonial.

No es cuestión de divorciarse o separarse de cualquier manera.

Lo importante es conocer la diferencia entre una figura legal y otra y tomar la decisión acertada.

Verdaderamente la decisión tiene una esfera personal.

Cuando una persona quiere dejar un matrimonio lo importante es su decisión personal y lo accesorio es la forma que se le da en derecho.

Para eso es imprescindible el asesoramiento de abogados expertos.

Para nosotros una cuestión indiscutible es el punto de partida de que si la ruptura se considera definitiva el procedimiento adecuado como norma general será el de divorcio y no el de separación.

Impugnar el divorcio:

Existirá la posibilidad de impugnar el divorcio (nulidad de actuaciones, suplantación de identidad, firma bajo amenaza  coacción… etc), pero es algo muy difícil de acreditar.

Sólo cabe en personas sin la capacidad de obrar suficiente o con capacidad modificada o a la que se le ha realizado una suplantación de identidad o figuras similares.

Esta situación es muy difícil de acreditar y en el caso de suplantación de identidad incluso constituye un delito grave que lleva aparejado penas de prisión.

Reconciliación:

Si está separado podrá acudir al proceso de RECONCILIACIÓN, si esta divorciado, deberá volver a casarse si desea tener un vínculo matrimonial con su ex.

En la actualidad es posible tanto el divorcio express judicial como NOTARIAL.

Por ello, si en su día se ha separado podrá reconciliarse de mutuo acuerdo, pues evidentemente para ello es imprescindible el consentimiento de ambos cónyuges.

Si se ha separado ante el Juzgado la reconciliación deberá de ser judicial mientras que si se ha separado en el Notario la reconciliación deberá de ser en el Notario.

Para anular un divorcio no es posible la reconciliación, sólo en matrimonios separados
Reconciliación para anular divorcio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *