QUE QUIERE DECIR RATIFICACION DE DIVORCIO O SEPARACION

¿Qué quiere decir ratificación?

Ratificación es el acto por el cual los cónyuges prestan su consentimiento ante el Juzgado, para aprobar el contenido del convenio regulador previamente firmado y presentado junto con la demanda, y que en adelante, será el que regule sus relaciones familiares.

Es muy importante aclarar, que el convenio regulador es efectivo y otorga derechos y obliga a las partes desde que se ratifica en el Juzgado, y no desde su firma inicial. Por ello, si por cualquier razón, no se llegara a ratificar el convenio regulador en sede judicial cuando señale el Juzgado concreto, el procedimiento se archivará, de modo que ninguno de los dos cónyuges podrá ejercer los derechos u obligar a que el otro cónyuge cumpla las obligaciones reguladas en el convenio.
En síntesis, el convenio regulador solo tiene validez cuando se ha ratificado en el Juzgado, y no basta solo con haberlo firmado inicialmente. Esta realidad, en ocasiones, produce profundas injusticias materiales, ya que normalmente en los convenios se reconocen derechos para los hijos comunes, que no se podrán exigir hasta que el convenio se ratifique judicialmente.
Si se ratifica judicialmente el convenio regulador, se podrán exigir las obligaciones que en él estén contenidas, desde la fecha en el que se establezca la obligación, con independencia de que la ratificación sea posterior (ya que ambos cónyuges han presentado su consentimiento con todas las clausulas en sus estrictos términos).

En ningún caso se puede obligar al otro cónyuge a firmar y ratificar un concreto convenio regulador, y en el caso de no poder llegar a un acuerdo, cualquiera de las dos partes podrá demandar a la otra contenciosamente, pudiendo solicitar el establecimiento de los derechos y obligaciones que tenga por conveniente, desde el momento de la interposición de la demanda (no de lo anterior, lo que tiene gran importancia, por ejemplo en pensiones de alimentos de hijos comunes).

En cualquier caso es un acto muy sencillo (normalmente dura menos de 5 minutos), en el que los esposos firman en el lugar donde indique el personal judicial, ya que supone ratificar exactamente el convenio firmado en su día y aportado junto con el escrito de demanda (no cabe variación salvo que se aprecie algún error, caso en el que habría que aportar un Anexo al convenio regulador, firmado por los cónyuges).Con la reciente reforma legal, no es necesario que se encuentre presente en el acto el procurador, aunque es conveniente.

 

 

Nota: Es obligatorio llevar el DNI, carnet de conducir o semejante.