Qué quiere decir ratificación de convenio regulador de divorcio o separación

¿Qué quiere decir ratificación de convenio regulador de divorcio o separación?

Convenio regulador

Ratificación es el acto por el cual los cónyuges prestan su consentimiento ante el Juzgado o el Notario para que el convenio regulador presentado sea homologado judicial o notarialmente, y que en adelante, será el que regule sus relaciones familiares.

Es muy importante aclarar, que el convenio regulador es efectivo y otorga derechos y obliga a las partes desde que se ratifica en el Juzgad y es notificado por resolución judicial, y no desde su firma inicial, en caso de divorcio ante Notario es efectivo inmediatamente desde la fecha de la firma en Notaria.

Por ello, si por cualquier razón, no se llegara a ratificar el convenio regulador en sede judicial cuando señale el Juzgado concreto, el procedimiento se archivará. Para el caso de que se trate de un proceso notarial, de no firmar en la notaria tampoco será efectivo.

¿Después de la ratificación del divorcio que sigue?

En proceso judicial esperar a la sentencia o decreto de divorcio y ante notario nada, recoger la escritura que normalmente se puede realizar en el acto.

¿Después de ratificar el divorcio cuanto tarda la sentencia?

Depende mucho de cada Juzgado, pero lo normal es que esté notificada un plazo de unos 20 días. Incluso se puede preguntar al funcionario que gestione el procedimiento en el mismo momento de la ratificación pues será la persona que realizará dicha gestión y sabe el plazo aproximado real que tendrá ese concreto expediente.

Validez del convenio regulador

Validez del convenio regulador de divorcio:

En este caso ninguno de los dos cónyuges podrá ejercer los derechos u obligar a que el otro cónyuge cumpla las obligaciones reguladas en el convenio.
En síntesis, el convenio regulador solo tiene validez cuando se ha ratificado en el Juzgado, y no basta solo con haberlo firmado inicialmente.

Esta realidad, en ocasiones, produce profundas injusticias materiales, ya que normalmente en los convenios se reconocen derechos para los hijos comunes, que no se podrán exigir hasta que el convenio se ratifique judicialmente.

Si se ratifica judicialmente el convenio regulador, se podrán exigir las obligaciones que en él estén contenidas, desde la fecha en el que se establezca la obligación, con independencia de que la ratificación sea posterior (ya que ambos cónyuges han presentado su consentimiento con todas las clausulas en sus estrictos términos).

En ningún caso se puede obligar al otro cónyuge a firmar y ratificar un concreto convenio regulador, y en el caso de no poder llegar a un acuerdo, cualquiera de las dos partes podrá demandar a la otra por lo contencioso.

En este caso se puede solicitar el establecimiento de los derechos y obligaciones que tenga por conveniente, desde el momento de la interposición de la demanda (no de lo anterior, lo que tiene gran importancia, por ejemplo en pensiones de alimentos de hijos comunes).

Audiencia de ratificación de divorcio:

En cualquier caso es un acto muy sencillo y rápido (normalmente dura menos de 5 minutos), en el que los esposos firman en el lugar donde indique el personal judicial.

Ratificar supone confirmar exactamente el convenio firmado en su día y aportado junto con el escrito de demanda (no cabe variación salvo que se aprecie algún error, caso en el que habría que aportar un Anexo al convenio regulador, firmado por los cónyuges).

Con la reciente reforma legal, no es necesario que se encuentre presente en el acto el procurador, aunque es conveniente.

Con cualquier duda pueden consultar a nuestros abogados expertos en la materia.

Nota: Es obligatorio llevar el DNI, carnet de conducir o semejante.

Arrepentimiento tras ratificar convenio regulador:

Si alguno de los esposos se arrepiente después de haber ratificado el convenio regulador en el Juzgado o en el Notario, no se podrá hacer nada.

Precisamente se trata de un acto de responsabilidad que antes de firmarse requiere haber tomado la decisión con firmeza. No se puede echar atrás uno de los esposos pero tampoco ambos.

El arrepentimiento tras la ratificación del convenio regulador supone un gran problema pues no cabe posibilidad de dar un paso atrás.

Si en cambio el arrepentimiento se produce después de haber presentado la demanda pero antes de la ratificación, sí cabra la opción de desistir del procedimiento, pues de no firmar la ratificación en el Juzgado por parte de ambos esposos, el divorcio o separación no se perfeccionará y será válido.

Mi expareja no quiere firmar convenio regulador:

La firma del convenio regulador es libre. Por tanto, aunque su expareja no quiera firmar el convenio regulador en privado o ratificarlo cuando el Juzgado requiera para ello, estará en todo su derecho.

Además, no tendrá ni tan siquiera que dar explicaciones. De hecho, en el momento de la ratificación en sede judicial se le pregunta a ambos esposos si están seguros de lo que están haciendo, si conocen la petición de divorcio y si están de acuerdo en ratificar libremente el convenio regulador.

Normalmente se realiza en los Juzgados la firma por separado, primero uno de los cónyuges y después el otro. En cambio hay otros Juzgados que lo realizan de manera simultanea.

Ratificación de convenio regulador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *