Si te vas a quedar no te quejes y si te vas a quejar no te quedes 💔

Si te vas a quedar no te quejes y si te vas a quejar no te quedes:

Quejarte y quedarte

No se puede querer todo en la vida y debemos de ser congruente con nosotros mismos y generosos con las personas que queremos.

Con la frase que da título a este post se explica aquella situación que se crea en matrimonios con problemas que se quedan «en medio de la puerta» sin salir ni entrar.

Personas que no terminan con la relación pero se quejan incansablemente de ella.

Viven manteniendo y alimentando una malestar matrimonial que no tiene solución ya que no llegan a tomar ninguna decisión.

No son felices en su relación de pareja pero no son valientes como para tomar la decisión de separarse.

Malconviven en una relación que en muchos casos se torna tóxica y que precisamente intoxica sus vidas y las de sus seres queridos.

Para hablar claramente, es una amargura de vida que se mantiene tirando la piedra pero amagando la mano.

Pueden poder verdes como se suele decir a su cónyuge pero en cambio no toman la decisión coherente con dicha decisión que sería divorciarse.

Cortar una relación insana sólo depende de uno mismo:

Por mucho que consideremos que se equivoca nuestra pareja, que nos hace daño o que tiene un comportamiento injusto, siempre y cuando no supere el límite de los derechos básicos de la otra parte, puede comportarse y hacer la vida que considere oportuna.

  • Ser infiel es legal.
  • Ser una persona con hábitos de consumo de tóxicos es legal.
  • Ser un mal educado es legal.
  • Ser un mal ejemplo para los hijos es legal.
  • No existe el abandono de hogar y cada cual puede desarrollar libremente el proyecto de vida que considere con independencia de su estado civil.
  • No tiene más obligaciones en cuanto a sus hábitos y comportamientos una persona casada que otra separada, divorciada o viuda.

Tenemos que tener principios que guíen los pasos de nuestra vida y saber cuando llega el final de una relación y tomar la decisión a tiempo de que se deteriore más.

Es una situación insana el alargamiento de una ruptura matrimonial.

Ninguna persona es perfecta y debemos de aceptarla como es sin pretender cambiarla, pero teniendo en cuenta que nuestra pareja puede seguir siendo exactaente como es o evolucionar de la manera que considere oportuna y no de aquella que nosotros pretendamos.

El principal motivo de rupturas es la asimetria de poder de pareja.

Esto supone que la evolución de cada uno de los miembros de la pareja va descompensando los roles internos de la misma y se producen situaciones de enfrentamiento fruto del desequilibrio evolutivo y adaptativo de la relación sentimental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *