Mi hijo me culpa del divorcio

Un hijo no debe de culpar a ninguno de sus progenitores de su divorcio, pues de hacerlo existirá un distorsión en la relación paternofilial.

Los hijos deben de mantenerse totalmente aparte de la ruptura de sus padres. A pesar de ello, eso dependerá de la actitud de ambos padres. Cuando un hijo siente que alguno de los cónyuges tiene la culpa en muchos casos está condicionada por la influencia del otro progenitor o de una relación o percepción disfuncional de la relación con sus padre.

Nuestro mejor consejo, antes de divorciarse lee esto y asesórate correctamente pues de no ser así, se corre el riesgo del desarrollo del roles anómalos de padre e hijos.

Mi hijo me culpa del divorcio

Muchas personas después de la ruptura manifiestan frases como me molesta el hijo de mi pareja o asimiladas en las que el motivo del malestar es que el hijo de la nueva pareja supone un lastre en la relación, en ocasiones, no es el progenitor o progenitora, sino su nueva pareja la que distorsiona la relación.

En derecho de familia no debería de utilizarse la palabra culpabilidad. Cuando la culpabilidad la utiliza un hijo pequeño hay que entender que no lo hace con mala intención, sino que no tiene la madurez suficiente y es por ello que no hay que enfrentarse al hijo, sino tratar de ayudarle a superar el drama de la ruptura. Buscar el origen, reforzar sus ideas en positivo y si es necesario, buscar ayuda de psicólogos.

Una separación sana requiere comportamientos sanos y los progenitores por responsabilidad deben de cuidar de sus hijos y ello incluye no atacar la figura del otro progenitor pues en definitiva es el padre o madre de nuestro hijo. En caso de que existan problemas de relación entre hijo y padre o madre, el otro progenitor no debe de ser un espectador sino una de las partes que deben de colaborar y trabajar en favor de mejorar la relación paternofilial.

Divorcieitor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *