Divorcio con hijos mujer no trabaja

En los divorcios con hijos menores en los que la mujer no trabaja existirán dos consecuencias:

  • La madre tiene tiempo para atender a los hijos.
  • La madre no tiene capacidad económica para costear las necesidades de los hijos.

Hay que estudiar cada situación familiar de manera independiente. En cada situación incidirá de una manera diferente el hecho de que exista un matrimonio o pareja que se separa con hijos comunes y que la madre no trabaja.

Habrá que valorar de entre otras cosas:

  • Los acuerdos previos de los progenitores en relación a los cuidados de los hijos.
  • Los cuidados que en la práctica se hayan realizado.
  • La temporalidad del desempleo de la madre.
  • Que existan, o no otros ingresos.
  • Las necesidades específicas de los hijos.

Divorcio con hijos quien se queda con la casa

En un divorcio con hijos menores, la preferencia para atribuir el derecho de uso y disfrute del domicilio familiar es del hijo común junto al progenitor custodio.

Por ello, antes de determinar a qué progenitor se le atribuye el derecho de uso de la casa, se deberá de determinar cuál de los padres es el custodio.

Existe la posibilidad de establecer un uso compartido del domicilio en custodias compartidas, lo que se suele conocer coloquialmente como «casa nido», pero suele ser complicado de gestionar para el caso de que los progenitores no sean razonables.

Divorcio con hijos en España

En un divorcio con hijos menores en España intervendrá el Ministerio Fiscal y no podrá tramitarse ante notario, sino que la tramitación deberá ser necesariamente judicial, ya sea en el cauce amistoso o contencioso.

En un divorcio con hijos menores la prioridad es el bienestar de los niños, pues son como se suele decir en términos jurídicos, el bien más digno de protección.

Un divorcio con hijos en España de mutuo acuerdo es muy sencillo, pero por lo contencioso se complica exponencialmente, tanto en costes, plazos como trámites.

Además, los hijos son los perjudicados de la tensión y de la judicialización de las relaciones familiares.

Divorcio con hijos pensión

En un divorcio con hijos menores de edad o mayores no independientes económicamente se deberán de fijar medidas para mantener y costear las necesidades de los hijos.

En una custodia monoparental, ya sea materna o paterna, siempre se deberá establecer pensión de alimentos. En ocasiones, por ejemplo ante una custodia paterna cuando la madre no trabaja ni tiene ingresos, no impedirá que en cualquier caso se establezca una pensión de alimentos a cargo del progenitor no custodio, en este caso la madre. Se deberá de modular conforme la capacidad del progenitor no custodio, las necesidades del hijo y tener en cuenta la capacidad económica del progenitor custodio.

En una custodia compartida puede no establecerse pensión de alimentos habida cuenta de que están los hijos con amos progenitores en periodos asimilados de tiempo. A pesar de ello, también se puede fijar pensión de alimentos a cago de ambos progenitores incluso en cuantía diferente en atención, en su caso, de diferentes capacidades económicas de los progenitores.

Divorcio con hijos en España
Divorcio con hijos mujer que no trabaja

Divorcio con hijos custodia compartida

La custodia compartida es el sistema ideal de cuidado de los hijos en caso de separaciones y divorcios.

¿Por qué? Por suponer un reparto equivalente del tiempo de cuidado de los progenitores, lo que permite que ambos se puedan dedicar a los hijos y cuidarlos, pues no se trata únicamente de un derecho de los padres, sino también un derecho de los hijos.

La custodia compartida además es el sistema preferente de custodia en España.

De mutuo acuerdo, ambos progenitores pactarán el que consideren que es el mejor sistema de custodia para los hijos, lo que será aprobado por el Juzgado con el visto bueno del Fiscal, a no ser que la regulación se considere perjudicial para los menores.

En cambio, en los procesos de divorcio contenciosos será el juez el que valore las circunstancias familiares y que reiteramos, establecerá preferentemente la custodia compartida, salvo que alguno de los esposos no se considere idóneo para el cuidado de los niños.

Las preguntas frecuentes en un juicio de custodia irán encaminadas a detectar situaciones que puedan llevar al convencimiento al juez de que los progenitores son idóneos. No tienen que ser perfectos, pero si cumplir unos requisitos mínimos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *