Divorcio a malas

Un divorcio a malas puede ser tan sumamente destructivo que puede generar daños visibles y tangibles en pérdida de tiempo, dinero y enfrentamiento y también menos tangibles de daño emocional y trauma sentimental que afecte a la salud mental de ambos cónyuges y demás miembros de la familia.

Cómo ganar un divorcio contencioso

La única manera de ganar plenamente un juicio de divorcio contencioso es acabar reconduciendo la situación tanto en la esfera legal como en la relación personal y familiar.

En un juicio contencioso la intención no debería ser obtener una sentencia que indique en su fallo que estima nuestras pretensiones y desestima las de nuestra exmujer o exmarido.

¿Por qué? Por entender que desde el momento en el que se entra en un juicio es imposible ganar, pues se está litigando por la regulación de un matrimonio para un juez decida aquello que las partes podrían haber pactado de manera amistosa.

Ser incapaz de ponerse de acuerdo con la persona con la que en su día se quiso compartir un proyecto de vida y pretender ganar, debe de ser mínimamente compatible con que también gane nuestro cónyuge y expareja y los demás miembros de la familia, principalmente los hijos comunes.

¿Cómo ganar un juicio de divorcio contencioso? Llegando a un acuerdo con nuestra expareja.

Cómo saber si me han puesto una demanda de divorcio

Para saber si su cónyuge ha podido interponer una demanda de divorcio la mejor manera y más garantista es acudir al Juzgado competente por el último domicilio común o el domicilio de la parte que sería demandada, para que confirmen si existe una demanda en trámite.

Se debe de acudir a decanato o el servicio de información procesal del Juzgado identificándose con su carnet de identidad para que confirmen los procedimientos que puedan existir a su nombre y así salir de dudas y saber si su cónyuge ha interpuesto una demanda de divorcio o existe cualesquiera otros procedimientos en trámite.

Qué es un juicio de divorcio contencioso en España

El juicio de divorcio contencioso es el procedimiento verbal de familia en el que una de las dos partes única la petición principal de disolución del vínculo matrimonial por divorcio, así como las medidas accesorias que regulen las vinculaciones matrimoniales:

  • Hijos.
  • Bienes y deudas.
  • Derechos y obligaciones.

Es un proceso encaminado a disolver el vínculo matrimonial iniciado por el cónyuge demandante, sin que la parte demandada pueda oponerse a la petición de divorcio. Cuestión diferente son las medidas accesorias solicitadas que serán objeto de hechos controvertidos y que serán resueltos por el Juzgado a la vista de las peticiones de las partes y pruebas practicas.

Para una demanda de divorcio contenciosa será necesaria la intervención con abogado y procurador propio, ya sea de confianza o de oficio.

Opiniones divorcio contencioso
Divorcio a malas

Consejos juicio divorcio

Muchos cónyuges dentro de su matrimonio verbalizan o peor aún, no verbalizan y sienten expresiones como: me quiero divorciar pero tengo miedo. No hay que tener miedo al divorcio, sino a necesitar y querer divorciarse y no sentir que pueda hacerlo.

Divorcio contencioso opiniones

¿Qué opinión tiene sobre el juicio de divorcio contencioso?

Déjenos su opinión.

La de nuestros abogados es que la mayoría de los juicios se podrían evitar con voluntad de los cónyuges y un asesoramiento centrado en el entendimiento y no la discusión.

En el momento de la ruptura los cónyuges están en un momento muy sensible y delicado en el que los sentimientos están a flor de piel y es por ello que cualquier malentendido o déficit o comunicación disfuncional puede generar un conflicto que incluso puede no tener una base real.

El problema puede ser el reproche, el acción y reacción de ambos y la sensación de hostilidad que se va retroalimentando por no saber controlar de una manera mínimamente amable la ruptura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.