DEJARSE INFLUENCIAR POR TERCERAS PERSONAS

DEJARSE INFLUENCIAR POR TERCERAS PERSONAS EN EL DIVORCIO O LA SEPARACIÓN:

 

El matrimonio debe de contraerse de un modo libre e incondicionado, sin ningún tipo de coacción o influencia, de modo que la decisión de separarse o divorciarse, debería ser exactamente igual, a pesar de lo cual, en la vida, existen múltiples circunstancias que nos hacen tomar decisiones que no son totalmente propias, sino en muchos casos provocadas por terceras personas.

 

En lo que respecta a los matrimonios, son muchos los casos en los que el divorcio o la separación es provocada por la llegada de una tercera persona que entabla una relación de amistad o sentimental con uno de ellos, con o sin infidelidad, provocando la ruptura; o incluso personas, que tienen un gran poder de influencia directo (hermanos, padres, amigos, compañeros de trabajo… etc) y lo ejercen, o incluso personas que sin estar dentro del círculo directo de la persona, hacen intencionadamente, o no, presión en una determinada relación que se deteriora.

 

Los principales son los siguientes:

 

  • FAMILIA: Hermanos, hermanas, tíos, primos, suegros, suegras, cuñados, cuñadas… etc.
  • NUEVA RELACIÓN: Ya sea sentimental, amantes, amigos íntimos…etc.

 

Y todos esos agentes perjudican la relación provocando la ruptura, o si ya se había producido la ruptura, haciendo que no se pueda tramitar por los cauces del mutuo acuerdo, y se tenga que acudir al proceso contencioso, por ello, trate de concienciar a su cónyuge de que su matrimonio es de dos, y nadie más debe de opinar ni inmiscuirse, a pesar de lo cual, en la práctica, en incontrolable, si lo de sean realicen una PROPUESTA DE ACUERDO DE DIVORCIO.

Comuníquese directamente con su pareja, no deje que terceras personas estropeen su relación, sea claro, directo y respetuoso, de no funcionar acuda al asesoramiento profesional que corresponda, en ningún caso a la mediación o intervención de terceras personas con interés, amistad o enemistad con cualquiera de los miembros del matrimonio.

On marzo 28th, 2016, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje