¿Qué pasa con la hipoteca en caso de divorcio?

¿Qué pasa con la hipoteca en caso de divorcio?
En la escritura, decreto o sentencia de divorcio deberá de indicarse qué proporción de pago de la hipoteca le corresponde abonar a cada uno de los esposos, lo normal es que si se trata de una hipoteca concertada por ambos cónyuges, se establezca la obligación de pago por mitades.
Habrá que tener en cuenta el régimen económico matrimonial, pues no es lo mismo que la propiedad hipoteca se haya concertado en régimen de sociedad de gananciales, o que se haya concertado antes de contraer matrimonio o en régimen de separación de bienes, caso en el que ambos cónyuges serán copropietarios en régimen de proindiviso (al 50% o en la proporción que corresponda).
Quien para la hipoteca en caso de divorcio
¿Qué pasa con la hipoteca en caso de divorcio?

Quién paga la hipoteca tras el divorcio

Según la Ley en un proceso de separación o divorcio contencioso, el pago de la hipoteca y vivienda común por mitades, se realizará en la misma proporción, por mitades.
En caso de que se pacte de mutuo acuerdo la proporción y reparto de pago de la hipoteca entre los esposos o que se establezca el la sentencia del proceso contencioso, no quiere decir que dicho pacto afecte al banco, pues el banco o entidad financiera evidentemente no forma parte del proceso de familia.

Qué pasa si sólo uno paga la hipoteca

Con independencia de que ambos esposos puedan haber acordado o establecido en el divorcio una determinado reparto de pago, por ejemplo por mitades, no quiere decir que en caso de que uno de ellos deje de abonar alguna cantidad, el banco en ese hipotético caso de impago sólo vaya reclamar la cantidad pendiente a dicho cónyuge, pues si la hipoteca es conjunta, el banco computará como impago y en caso de ser reiterado podría acabar instando una ejecución hipotecaria.
Afortunadamente, para que una entidad bancaria pueda iniciar un proceso de ejecución hipotecaria existe una serie de garantías, como por ejemplo, que exista un impago de al menos 12 mensualidades.
Casa con hipoteca
Quien paga la hipoteca

Divorcio con hijos y con hipoteca

Una cosa será el pago de la hipoteca de la vivienda familiar y otra cuestión diferente es la propiedad, pues a pesar de que lo normal sea que ambos sean propietarios e hipotecados, o que sólo lo sea uno, tanto propietario como hipotecado, existen situaciones complejas que necesitan ser estudiadas individualizadamente.
Por ejemplo, casos en los que existe un propietario pero ambos son hipotecados. O incluso casos en los que existen avales, frecuentemente padres de alguno de los esposos.
Con independencia de dichas cuestiones, también habrá que establecer un derecho de uso respecto del mismo. En los divorcios de familias con hijos menores, la prioridad es la atribución a los niños y el progenitor custodio.

Divorcio sin hijos y con hipoteca

En caso de que se trate de un divorcio sin hijos, habrá que valorar si existe alguno de los esposos en situación más desventajosa (no tener propiedades, capacidad económica.. etc etc) o en su caso incluso establecer un derecho de uso en periodos alternos lo que puede generar innumerables problemas de convivencia.
Lo que intentamos transmitir de una manera eminentemente sencilla, reiteramos, hay que analizar caso por caso, lo que si lo desea puede hacer con nuestros abogados o con el abogado que considere oportuno, pues en España tenemos la suerte de contar con excelentes profesionales de derecho de familia.
Son cuestiones diferentes a analizar caso por caso:
  • Propietario/os.
  • Obligados al pago de hipoteca.
  • Derecho de uso y disfrute.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *