Mi ex pareja me insulta delante de mis hijos

Si su ex le insulta delante de sus hijos concurren dos cosas muy graves, el insulto y la presencia de los niños.

Para empezar, debemos de mostrar intolerancia y resistencia a permitir que nuestra expareja y padre o madre de los hijos nos hable mal, pero si directamente es un insulto, no debemos de tolerar esa ofensa, pues puede ir a más.

Que el padre o madre de nuestros hijos nos insulte delante de ellos supone que no nos guarda respeto a nosotros, pues nos agrede sentimentalmente, pero tampoco guarda el respeto a los hijos, pues es una grave ofensa para los niños que se insulte al otro progenitor en su presencia.

Esa doble falta de respeto puede incluso llegar a ser delito si los insultos sobrepasan el límite de lo permisible y pasan a ser especialmente degradantes y ofensivos.

Los hijos no deben de ser testigos de relaciones disfuncionales ni ofensas entre los progenitores, pues ello provocará un efecto nocivo en su infancia y salud mental. Es muy grave, pues pueden normalizar que sea algo normal o permisible insultar a nuestra pareja e incluso puede ser que acaben imitando esos comportamientos o tomando partido en favor o en contra en ciertas situaciones enocontradas.

Si te insulta tu pareja delante de los hijos debes de transmitirle y pedirle con educación que deje de hacerlo, nunca debes de entrar en una discusión cruzada de insultos, pues en ese caso ninguno de los dos padres mantendrá una postura razón y comenzaremos una dinámica de ataques y enfrentamientos mutuos.

Mi ex me insulta delante de mis hijos
¿Qué puedo hacer?

Mi ex me insulta delante de mis hijos

Si tu expareja te insulta no puedes contestar con otro insulto más aún si sucede delante de los hijos, pues la relación se iría degradando y una vez hubieran perdido ambos la educación, probablemente sentiría que le ganaría en los insultos, por experiencia, pero los que perderían serían los niños como espectadores de un espectáculo dantesco y totalmente innecesario. La falta de respeto es acumulativa y existen puntos de no retorno, a medida en la que sube la tensión se va deteriorando la relación y hay que saber repeler los ataques e insultos y no entrar en provocaciones, menos aún delante de los hijos.

Opinión de cliente a Divorcieitor.

Cuando una persona tiene en consideración cuanto cuesta una separación de mutuo acuerdo sólo piensa en lo económico. Pero el divorcio sólo se tramita una vez en la relación familiar, no es importante si nos cobran un poco más o menos, lo importante es que se mantenga en la medida de lo posible una relación cordial entre los progenitores, pues es su responsabilidad.

El carácter amistoso de un divorcio permite que la relación entre padres sea lo más cordial posible, hay que tratar de evitar la tensión que tenga como consecuencia que nuestra expareja nos insulte delate de nuestros hijos, pues es algo muy grave y que nunca debemos de justificar. Debemos de poner de nuestra parte todo lo posible para fomentar un ambiente que no sea hostil en el que no encajen los insultos y descalificaciones. Por ello, el comportamiento de nuestra expareja no depende directamente de nosotros, pero indirectamente sí que lo podremos mejorar de no entrar en acción y reacción en cadena de comportamientos de enfrentamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *