Abogados para juicio de divorcio agresivo

Abogados para juicio de divorcio agresivo.

Algunas personas que contactan con nosotros de inicio pretenden encontrar para su juicio de divorcio un abogado agresivo, duro, violento, intimidante, cruel, belicoso, virulento, conflictivo, punzante, áspero, agrio, provocador y así una larga lista de etcéteras, como se suele decir el mejor abogado de familia considerando que eso es un “abogado tiburón” que machaque a nuestra esposa o esposo y su abogado en el pleito de separación contencioso.

En definitiva, muchos clientes pretenden contratar en su juicio de divorcio contencioso al abogado menos conciliador y el que de manera más fuerte e intransigente defienda sus derechos y exija las obligaciones del otro cónyuge.

Algunos están dispuestos a pagar lo que haga falta incluso más de lo que pueden conseguir en juicio con tal de sentir que ganan y de manera correlativa pierde el juicio su ex.

Pero en ocasiones los derechos y las obligaciones de ambos cónyuges no son compatibles pues chocan y deben de tratar de compatibilizarse y es posible hacerlo de mutuo acuerdo que siempre será mejor que la imposición de un juez en proceso contencioso.

Nosotros no pretendemos ser los abogados que creen o aumenten el conflicto del matrimonio sino los que busquen la mejor solución legal adaptada a las necesidades del matrimonio y que pueda ser compatible de manera razonable la regulación para ambos esposos con buena fe, generosidad y respeto mutuo.

Divorcio agresivo

Abogado de divorcio agresivo o conciliador:

Cada profesional tiene un enfoque y afortunadamente cada vez son más los abogados de familia que apuestan por la conciliación y por la mediación como prioridad y dejando en última instancia el juicio que debe de ser la última opción después de haber descartado el divorcio de mutuo acuerdo.

¿Conviene un abogado de divorcio agresivo o conciliador?

Desde nuestro punto de vista siempre merecerá la pena un abogado conciliador y mediador.

Consideramos que un juicio de divorcio contencioso es un fracaso de cliente y abogado que no han sido capaces de llegar a un entendimiento con la otra parte. Evidentemente cuando no cabe otra opción habrá que tramitar el divorcio o separación por vía contenciosa y en el juicio habrá que ser claro y contundente pero en ningún caso mostrar una actitud chulesca o que pueda faltar el respeto con prepotencia.

Divorcio conciliador

Lo que no tendrá precio será poder contar con un abogado que nos ayude a entendernos pues será nuestra mejor opción. Ni nosotros ni nuestra pareja tenemos necesidad de enfrentarnos y tratarnos mal discutiendo de manera agresiva en un juicio.

Se puede perder tiempo, dinero, tranquilidad y hasta la salud y calidad de vida propia y de nuestros seres queridos. Depende como se enfoque la propuesta de divorcio puede entenderse de manera mínimamente contractiva o de manera destructiva.

Siempre es posible potenciar la capacidad de entendimiento de los esposos con ayuda de abogados mediadores y conciliadores.

Es de sentido común, un abogado conflictivo nos inducirá a un divorcio conflictivo y agresivo mientras que un abogado conciliador podrá ayudarnos a entendernos con nuestra expareja en beneficio mutuo.

Divorcio contencioso o amistoso, la diferencia depende de usted y del abogado que quiera que le asesore y también de su pareja y su abogado. Nuestro consejo, de ser posible, que sea el mismo abogado, que sea especializado en divorcios y separaciones y que busquen la conciliación del divorcio y no el conflicto de un juicio agresivo en el que las partes enfrenten sus posturas por entender que no son compatibles.

Hay que dejar a un lado el orgullo y tener la humildad suficiente como para aceptar la ruptura y centrarse en buscar la mejor opción legal para nosotros, nuestro cónyuge y de existir, sobre todo para nuestros hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *