Divorcio por culpa de la suegra

Divorcio por culpa de la suegra:

Está mal hablar de culpa, pero son un gran número los casos de divorcio en los que uno de los cónyuges insiste en que el divorcio se ha producido por culpa de su suegro, suegra o suegros en general.

Puede existir condicionamientos por parte de los padres de los cónyuges, pero deben de entender por encima de todo que su niño o niña ya se ha hecho adulto y que forma una una nueva familia y que debe de respetar a la pareja de nuestro hijo y fomentar el respeto.

En ocasiones la relación es mala de manera recíproca. También hay muchos casos en los que no sólo se considera que el divorcio ha sido por culpa de la suegra sino que ha influido mucho el hecho de que se haya convivido en pareja en la casa de la suegra. Esto puede suponer un desgaste pues la pareja puede sentir coartada su libertad e independencia.

Se suele decir que los casados casa quieren, y es verdad que vivir en casa de los suegros puede ser bueno si la relación es positiva pero también puede hacernos perder mucha independencia y en definitiva perjudicar nuestra relación de pareja.

A continuación transcribimos de manera anónima el caso real de un cliente que nos trasladó su testimonio para que a su vez lo colgáramos en nuestra web y de esa manera con dicho testimonio que se pueda ayudar a cualquier lector pues la experiencia puede ser nuestro mejor maestro.

El siguiente testimonio natural es de una persona que considera que su matrimonio acabo en divorcio por culpa de la suegra.

Divorcio por culpa de la suegra

Testimonio de divorcio por culpa de la suegra:

Soy R., y en mi caso la ruptura del matrimonio y divorcio no  se produjo ni por culpa de mi marido ni por mí, sino por la de su madre, es decir mi suegra.

Desde el principio no vio con buenos ojos nuestra relación, y con el paso del tiempo y la llegada de nuestra boda, cada vez se volvió más posesiva al creer que le quitaba a su hijo. Trataba de demostrar en todo momento que era mejor que yo, y que sabía hacer las cosas de la casa mejor que yo.

Por poner un ejemplo, venía todos los domingos a casa y pasaba revista, todo debía estar perfecto, y cualquier pequeño detalle lo exageraba: La comida que yo preparaba nunca estaba a su gusto, ya que ella siempre lo hacía mejor (más caldo, menos sal, más cantidad.. etc, siempre faltaba algo).

El arroz de la paella siempre se me pasaba o se me quedaba seco, y era muy recurrente el comentario de que hasta las lentejas se me quemaban, y no sabía ni freir un hevo frito, que así estaba su hijo de delgado..

Además mi suegra no paraba de decir que no cuidaba bien a su hijo, ya que incluso trabajaba fuera de casa y dejaba desatendidas alguna de las tareas domesticas, tareas que por su puesto no concebía que pudiera realizar mínimamente su adorado hijo.

Mi marido por su parte defendió a su madre a sabiendas de que como yo le había advertido estaba malmetiendo en nuestro matrimonio. Él nunca quiso verlo y justificaba constantemente a mi suegra, creo que tal vez vio en mi su segunda madre, pero nunca dejo de estar pegado a las faldas de la suya, que al parecer resultaba perfecta a sus ojos.

Al final deje a mi suegra y a su maravilloso hijo, ya que eran un único lote, y empecé una nueva vida en la que elijo mi pareja libremente sin que tenga ningún apéndice inseparable e inaguantable. Mi consejo, separar pareja y familia en los casos en los que no sea una relación justa ni sana.

TESTIMONIO DE DIVORCIO POR CULPA DE LA SUEGRA

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *