Decisiones religiosas de la educación hijos de padres separados

Desde el momento en el que una familia con hijos se separa existirá una regulación que determine la patria potestad, que suponga que uno o ambos progenitores puedan tomar las decisiones esenciales de la vida de los hijos, entre las que están las decisiones religiosas.

Es la recurrente situación en la que uno de los progenitores tiene una determinada ideología o religiosidad desean diferentes cuestiones en relación al hijo común.

¿Cómo se resuelve esa situación?

En las familias separadas en las que cada 1 de los progenitores tiene una diferente percepción de la religiosidad podemos encontrarnos con el gran problema de que 1 quiere inculcar una serie de valores religiosos y el otro no

Se repite en gran número de casos en el momento en el que los niños tienen que hacer la comunión y 1 de los progenitores tiene se católica y quiere que el hijo común puede hacer la comunión pero el otro prefiere que no lo haga por sus propias convicciones.

en estos casos en defecto de acuerdo debe de resolver el juzgado en un procedimiento de jurisdicción voluntaria determinado en el artículo 156 del Código Civil en el que un juez determinará si un niño tiene que hacer la comunión o no

Como ustedes entenderán al juez les indiferente que un determinado niño tenga hecha la comunión o no

el juez no decidirá en función de su propia religiosidad sino por el contexto familiar y social.

no es mejor Que un determinado niño haga o deje de hacer la comunión sino que hay que buscar la solución más pacífica y beneficiosa para el niño en relación a sus circunstancias personales o familiares habida cuenta de que no tiene la madurez ni edad suficiente para tomar una decisión de este tipo por sí mismo.

Educación religiosa en España

el problema es que algunos padres pretenden imponer esta cuestión religiosa conforme sus propios valores y creencias sin tener en cuenta que el hijo es de 2 y por tanto todas las decisiones esenciales para su desarrollo y vida deben decidirse y tomarse conforme la patria potestad que al ser en la mayoría de los casos conjunta, supondrá que para empadronamiento escolarización es cuestiones médicas y también aspectos religiosos como pueden ser la religión.

Tanto en familias separadas como casadas, debe de prevalecer el sentido común.

Cambio de centro de estudios, colegio, instituto o guardería de los niños

Cambio de colegio sin consentimiento del padre o la madre

Cambio de colegio sin consentimiento del padre o la madre:

¿Es posible el cambio de colegio de un hijo sin el consentimiento de uno de los progenitores?

Cada vez existen más familias separadas y divorciadas con hijos y en algunos de los casos surgen controversias en torno al centro escolar al que cada uno de los progenitores quieren que esté matriculado y reciba escolarización su niño.

La decisión del colegio o centro de estudios en el que un hijo menor de edad cursa sus estudios forma parte de las facultades de la patria potestad, que en matrimonios y parejas no divorciadas ni separadas recae sobre ambos padres.

Una vez que el matrimonio o pareja con hijos se separa o divorcia, necesariamente en la sentencia consta si la patria potestad es conjunta, que es lo normal, o si en su caso se atribuye a uno de los progenitores. No debemos de confundir la patria potestad que es la capacidad de decisión de las cuestiones esenciales de los hijos (escolarización, lugar de residencia y empadronamiento, decisiones médicas…etc) con la guarda y custodia que puede ser monoparental o compartida igualmente pero que comporta las decisiones y desarrollo familiar cotidiano.

Cambiar de instituto a nuestro hijo sin autorización del otro progenitor:

Pues bien, para cambiar a nuestro hijo de instituto o colegio, salvo que tengamos la patria potestad exclusiva (lo que ocurre en muy pocos casos) tendremos que ponernos de acuerdo con el otro progenitor. En el centro escolar, colegio o instituto requerirán la autorización expresa de ambos y en caso de que no sea posible en entendimiento hay que someterlo a criterio judicial.

Por ello ambos progenitores deberán de hacer un especial esfuerzo para ponerse de acuerdo con flexibilidad y sentido común pues en ocasiones ambos centros son adecuados y lo que suele ser diferente es la conveniencia, interés o comodidad de padre o madre que prefieren uno u otro centro. No hay centros de estudios o institutos malos o buenos, sin perjuicio de las evidentes diferencias que existirán en cada uno de ellos, pero para matricular a nuestro hijo o hija en el centro de estudios será necesaria autorización de los dos padres o en su defecto, autorización judicial.

Es una pena que las decisiones importantes de un niño no sean tomadas por sus padres o madres que son los que mejor conocen aquello que le es beneficioso y que en última instancia las tenga que decidir un juez, que no deja de ser una persona desconocida para la familia que aplica la normativa vigente y que en función de su criterio determinará las cuestiones que le sean sometidas si los progenitores no son capaces de llegar a un consenso.

Cambio de colegio de niños hijos de padres separados o divorciados
Cambio de colegio sin consentimiento del padre o madre

Demanda y juicio de cambio de centro escolar de hijos de padres divorciados:

El procedimiento para resolver la escolarización de un niño en estos casos se encauza por el trámite del artículo 156 del Código Civil (y en su caso artículo 158 del Código Civil) denominado de jurisdicción voluntaria en el que la parte demandante puede solicitar que el juez se pronuncie respecto de cuestiones esenciales para la vida del hijo común.

En el caso de la escolarización, al igual que por ejemplo podría ocurrir en el caso de autorización de cambio de domicilio, el demandante solicita que el juez autorice la escolarización en un determinado centro de estudios o instituto, ya sea de la misma o de diferente ciudad.

El progenitor demandado tendrá la opción de allanarse a dicha pretensión y aceptar el cambio de centro de estudios, oponerse para que se mantenga el centro actual o en su caso instar reconvención, que consiste en una petición nueva, en este cas podría pedir que el niño cambiara a otro centro de estudios diferente.

Se trata de un juicio verbal al que la parte demandada contesta de manera verbal (sin perjuicio de que pueda contestar por escrito en plazo de 5 días a la recepción de notificación y petición de requerimientos para el juicio en los 3 días siguientes a la recepción de la notificación). En la demanda que emplaza a la parte demandada ya se le cita para comparecencia judicial y en la misma se trata de valorar las posturas de ambos progenitores para que con intervención del Ministerio Fiscal el juez se pronuncie mediante auto sobre la estimación o desestimación de las peticiones que puedan haber efectuado las partes.

Se trata de un proceso rápido encaminado a dar una respuesta ágil, pues suele requerir urgente necesidad para la toma de decisiones vitales para el desarrollo de la vida del niño. En este caso, cuando lo que se quiere es cambiar al niño de colegio, por parte del Juzgado se tratará de dar la máxima celeridad, pero siendo realistas en la práctica, no siempre es tan rápido como debería.

Es perfectamente posible interponer esta demanda de jurisdicción voluntaria tanto para familias con sentencia de separación o divorcio, como para parejas o matrimonios que aún no tienen ninguna resolución para regular sus relaciones familiares y medidas paternofiliales respecto de los hijos comunes.

Cambio de centro de estudios, colegio, instituto o guardería de los niños
Cambio de colegio de hijos de padres separados

Antes de interponer un proceso judicial para el cambio de centro escolar se recomienda agotar las vías de entendimiento extrajudicial, si usted no es capaz de entenderse con el padre o madre de su niño, intente que lo haga su abogado de confianza en primer término antes de interponer la demanda, que debe de ser el último recurso.

  • Cambiar niños colegio sin consentimiento del padre
  • Autorización judicial cambio de colegio
Problemas entre pareja actual y ex pareja

Custodia compartida y nueva pareja

Régimen de custodia compartida y nueva pareja sentimental

La custodia compartida es el sistema de custodia de hijos comunes menores de edad por defecto.

Problemas entre pareja actual y ex pareja
Custodia compartida y nuevas parejas

Esto quiere decir que como norma general se aplica la custodia conjunta de ambos progenitores y sólo cuando existe algún motivo que así lo haga conveniente se establece una custodia monoparental ya sea paterna o materna.

Esto supone que un juez a la hora de buscar lo más beneficioso para los niños en un divorcio deba por defecto atribuir el cuidado a ambos padres conjuntamente y sólo excepcionalmente a uno sólo de ellos, relegando al otro a progenitor no custodio y por tanto visitante.

Una de las cuestiones básicas de todas separación no matrimonial con hijos o divorcio con hijos es que ambos padres han roto la relación de pareja y volverán a iniciar los proyectos personales y sentimentales que consideren oportunos.

En cambio la regulación que se ha acordado de mutuo acuerdo o ha sido resuelta por el Juez en proceso contencioso se lleva a cabo de una manera razonable en muchos casos hasta el momento en el que aparece una tercera persona, la nueva pareja.

Problemas entre pareja actual y expareja:

Hay una tendencia a rechazar y criticar a la pareja actual de la expareja.

¿Por qué?, por no saber controlarnos emocionalmente pues es una reacción primitiva e inherente al ser humano.

Problemas con pareja de antes
Relación de nueva pareja y niños con mi ex

Aunque ya no estemos juntos no nos es de agrado ver a nuestra ex pareja acompañada o acompañado de otra pareja sentimental.

De no existir hijos de por medio no habría posibilidad razonable de criticar y meterse en la vida sentimental de la expareja, pero cuando hay niños de por medio todo cambia.

Se forman verdaderos dramas que van de menos a más sin sentido con reacciones de enfrentamientopor parte de ambos progenitores.

Esto a pesar de ser frecuente es una verdadera aberración.

Existen casos en los que se machacan a los hijos comunes por hacerles partícipes de los problemas que no saben resolver los progenitores como personas adultas, responsables y educadas.

Tal vez nos pueda parecer grave lo que hace con su vida nuestra ex pareja, pero tiene libertad de hacer lo que considere oportuno incluso públicamente.

Las personas no somos propiedad de nadie, ni casados o con pareja, ni menos aún después de serlo.

Las personas que no superan la ruptura y se enfrentan y critican a la nueva pareja de la madre o padre de nuestros hijos, salvo casos de gravedad real, son personas que necesitan ayuda.

Celos, rencor, odio, manías, frustración, envidia, orgullo, miedo, soledad… etc, son cuestiones a controlar.

Adultos y niños:

Los niños son niños y no tienen la responsabilidad de dar ejemplo sino de aprender del buen ejemplo de los demás.

Los adultos en cambio tienen la responsabilidad de no comportarse como niños precisamente para darles un buen ejemplo a los niños.

La prioridad en rupturas con hijos son los hijos y no los adultos.

Se debe de anteponer la felicidad y estabilidad de los niños por encima de los prejuicios, opiniones o reproches de los adultos.

Un divorcio inicialmente supone una ruptura de la familia.

Pero en cambio no es estrictamente así sino que sigue siendo una familia, pero diferente.

De un matrimonio separado o divorciado suelen surgir nuevas uniones, proyectos y familias.

Nueva familia después del divorcio con hijos:

Ya se ha desechado afortunadamente la idea de que existe un único modelo de familia: El de hombre que trabaja y mujer que atiende el hogar, casados, con hijos, una casa, coche, costumbres sociales estándar… etc.

Tenemos la libertad de disponer de nuestra vida sin ningún tipo de limitación adicional al de los derechos de los demás y la Ley.

En la actualidad según los datos que se van publicando el porcentaje de personas divorciadas cada vez es mayor, incluso divorciados en dos ocasiones o incluso excepcionalmente 3 o incluso más.

Tenemos derecho a disponer de nuestra vida libremente y nadie puede limitarnos siempre y cuando cumplamos con nuestras obligaciones.

Por responsabilidad antes que dejarnos llevar por nuestros propios intereses debemos de velar por los de nuestros hijos así como los hijos de nuestra pareja.

Si podemos disfrutar de un proyecto de vida debemos luchar por él, pero en el mismo tenemos que aceptar la responsabilidad respecto de nuestros hijos y los posibles hijos de nuestra pareja y no pretender cambiar a nada ni a nadie.

Podemos crear una nueva vida pero respetando la de los demás pues no nos pertenece ni tenemos derecho a cuestionarla ni mucho menos perjudicarla.

Divorcio custodia compartida

Ejemplos de custodia compartida

Tipos de custodia compartida, ejemplos:

¿Qué tipos o modalidades de custodia compartida existe en España de cara a la regulación paternofilial de los hijos comunes en los casos de cesación de la relación sentimental de los progenitores?

Divorcio custodia compartida
Custodia compartida

La guarda y custodia compartida es preferente por criterio jurisprudencial desde 2013 y supone que los niños están en periodos iguales o cuanto menos similares y alternos con cada uno de los progenitores. Existen muchas modalidades debiendo de distinguir en primer lugar dos tipos de regulación:

  • La primera aquella en la que los hijos residen de manera permanente en el mismo domicilio familiar y son los padres los que entran y salen alternativamente de la misma en los momentos en los que les corresponde el periodo de cuidado y compañía del menor. Tiene la gran ventaja de que el hijo no se desplaza por lo que cuenta con estabilidad domiciliaria, tiene la misma cama, armario, comodidades, juguetes, cepillo de dientes… todo, desde lo principal a lo meramente accesorio. La crítica de este sistema es que los padres sacrifican su calidad de vida al tener una duplicidad de vida, un periodo con el hijo y otro periodo sin él en el que tendrá que cubrir por su cuenta su solución habitacional, o lo que es lo mismo, vivir en otro sitio; también existe mucha reticencia de cara a la capacidad de rehacer cada uno de los progenitores su vida, pues el hecho de que resida cada vez en un lugar no aporta estabilidad, pueden existir problemas derivados de la convivencia en la misma casa aunque sea en periodos diferentes de tiempo.
  • La segunda aquella en la que cada progenitor reside en una vivienda independiente, y es el niño el que se traslada de una vivienda a otra en función de con qué progenitor le corresponde cada periodo de ejercicio de guarda y custodia. Es la mas frecuente y es aquella que se adapta mejor a la situación de padres separados pues supone que el hijo estará en compañía de cada progenitor en el domicilio de este en el que se desarrollarán las relaciones y vínculos familiares y personales de una manera mas natural, por ejemplo, de cara a la visita de amistades, convivencia con familiares, nuevas parejas… etc. La desventaja principal desde nuestro punto de vista se resumen muy gráficamente en la frase de «niños maleta», criticando que son niños que no llegan a sentir que tienen un lugar de residencia estable y que van y vienen literalmente como una maleta.

Recomendación y consejo de abogados para custodia compartida:

Se suelen establecer custodias compartidas en periodo semanal por adaptarlo a la vida de los hijos (semanal en su guardería, colegio o instituto) pudiendo reconocer el derecho de uno o dos días intersemanales (tardes) en favor del progenitor al que en cada periodo no le toque el ejercicio de la custodia.

También es posible dos semanas, quince días, meses, dos meses, años… pero se considera desde nuestro punto de vista y en términos generales un periodo demasiado largo; al igual que ocurre en custodia de alternancia diaria en la que el periodo es demasiado corto y tiende a la inestabilidad. Se suele realizar el intercambio los domingos por la tarde (20 ó 21 horas) en el domicilio del progenitor que finaliza su periodo, o el viernes o lunes a la terminación de la jornada lectiva.

El tipo de custodia compartida que mas recomienda nuestro despacho es la semanal con alternancia los viernes, de manera que el progenitor que termina el perdido entrega al hijo en el centro escolar al comienzo de la jornada y lo recoge el otro progenitor que comienza periodo a la terminación del a jornada lectiva (para el caso de que no se trate de día lectivo, el día anterior lectivo, jueves, miércoles… etc) pues existe una predisposición de los niños de asociar el fin de semana como algo positivo (termina la semana escolar madrugando, clases, exámenes.. etc) que se asocia con el cambio de progenitor lo que está demostrado que produce un efecto beneficioso para la adaptación del niño a cada cambio de cuidado y compañía paterna o materna. Llega el fin de semana con ganas de ver a su padre o su madre y hacer algún plan, jugar, descansar… etc.

Lo mas importante de la custodia compartida:

Lo mas importante es ser capaces de poner una solución legal que regule y proteja la vida de los hijos en los casos en los que sus progenitores deciden dejar su relación sentimental, pero asumen las responsabilidades derivadas de la paternidad o maternidad. La aplicación de la regulación establecida en el convenio regulador en proceso de divorcio amistoso de mutuo acuerdo al igual que la sentencia resultante del proceso contencioso es supletorio del acuerdo de los padres que es la prioridad y preferencia. Por ello en primer lugar prima el acuerdo de los padres, y sólo en defecto de este se aplicará la regulación aplicable. Si no fuera así, cada vez que se modificará la regulación existente se estaría incumpliendo y sería susceptible de reclamación y ejecución judicial. Es por ello que se busca la modulación y adaptación a las circunstancias pues ninguna regulación puede contener todas las posibilidades y necesidades de la vida real. La regulación marca pautas generales y lo mejor sería que existieran para caso de discrepancia pero que como normal general no se cumpla sino que predomine el acuerdo de los padres que en cada momento busquen lo que consideran que es mejor para los niños.

Acuerdos y entendimientos extrajudiciales custodia compartida:

Padre y madre cuidando por igual al hijo, tipos y ejemplos
Custodia compartida

Realmente mas importante que el tipo concreto de custodia que se establezca (custodia compartida al igual que cabria establecer custodia materna o paterna) es cómo se ejerza esa custodia, pues en muchos casos los padre se centran mucho en disputar y regular hasta el más último detalle de la regulación sin dedicar la misma importancia a lo que es mas importante, que el día a día de los niños sea lo mejor posible adaptando las posibilidades familiares a las necesidades de los hijos.

La custodia compartida es la mejor opción para los casos en los que ambos padres quieren y pueden seguir cuidando, queriendo e implicándose en la vida de los hijos por igual dejando a un lado sus diferencias, pues de lo contrario, en cada pequeño escollo o decisión a tomar de la vida del niño se podrá producir un conflicto en el contexto de una tensión y enfrentamiento que no sólo perjudicará a los padres sino sobre todo y de manera especialmente injusta a los niños

Enfrentamiento judicial custodia compartida:

No es cuestión de enfrentarse en un Juzagdo por la cantidad de tiempo que cada uno de los padres estará con los hijos, pues no es cuestión de querer mas tiempo sino querer mejor. Por nuestra experiencia en muchos casos en los que se discute en un juicio contencioso el tipo de custodia el resultado de la misma, sea el que sea, será ejercido de una manera mas antinatural y complicada por el conflicto que genera el proceso judicial entre las partes que lejos de mejorar que se pueda cumplir la regulación de una manera amistosa.

Ello hace que los problemas de comunicación e intransigencia de la partes dificulten que la vida familiar posterior se pueda desarrollar positivamente produciéndose a lo largo del tiempo mas procesos judiciales innecesarios derivados de la incapacidad de las partes de ponerse en el lugar del otro y ceder por los hijos. De hecho se produce en estos casos una situación muy compleja, pues al no valorar la otra parte cuando nosotros cedemos nos hace que mostremos la misma actitud y ellos como se suele decir es «la pescadilla que se muerde la cola» y la relación va de mal en peor. Para evitarlo se deben de tomar pautas familiares correctas y si es necesario recibir ayuda de mediación profesional.

Separar hermanos de diferente padre en la guarda y custodia

Separación de los hermanos en la guarda y custodia de divorcio de los padres:

custodia compartida hermanos diferente padre

No separar hermanos de padre o madre en los divorcios
Hermanos de padre o madre

Existe el principio de derecho de familia consolidado por la jurisprudencia del Tribunal Supremo de no separar a los hermanos en el proceso de divorcio, separación o guarda custodia de los padres.

Este principio debe de ponerse en relación a las demás circunstancias y tratar de adaptarse a las posibilidades de los padres y muy especialmente a las necesidades de los hijos.

En muchos casos se plantea la posibilidad de separar a los hermanos bajo diferente regulación y es algo que nuestro despacho de abogados no recomienda como carácter general, pero que si defiende en determinados casos específicos. en so que puede constituir la mejor solución.

Por ejemplo, recientemente unos de nuestros clientes planteaban en nuestro despacho el deseo de establecer respecto de dos hijos comunes menores de edad que uno quedará bajo custodia paterna y otro materna, ¿por qué?

En este caso era por buscar el beneficio de los menores, pues cada progenitor iba a pasar a residir en una ciudad diferente alejada una de la otra, y se quería mantener al hijo mayor con uno de los progenitores por considerar que era lo mejor por mantener su entorno social y estudios académicos, mientras que respecto del pequeño se quería que se marchará a otra ciudad con el otro progenitor pues tenía mayor disponibilidad y se consideraba que iba a ser lo mejor para el menor.

Esta situación evidentemente requiere de una regulación especialmente cuidadosa para evitar el desarraigo y pérdida de relación derivada de la pérdida de convivencia de los hijos.

Separar hermanos de diferente padre o madre:

Divorcio de los padres con custodia materna, paterna o compartida
Separar hermanos

¿Separar hermanos de diferente padre o madre?

¿Qué se puede hacer?, existen varias soluciones legales, pero después de estudiar el caso los clientes se decantaron por la siguiente:

  • Establecimiento de una patria potestad compartida y una custodia monoparental paterna respecto de un hijo y custodia monoparental materna respecto del otro.
  • Fijación de un régimen de visitas de fines de semana alternos y mitad de vacaciones de Semana Santa, verano y Navidad para el progenitor no custodio de cada uno de los hijos, sin establecimiento de días de visita intersemanal (tardes) por no ser viables al pasar a residir en ciudades alejadas. En dicho régimen de visitas se deja constancia de que el régimen de visitas se complementa conjuntamente de manera que no se intercambian a los dos hijos en cada periodo, sino solamente uno de ellos de manera que en cada periodo de fin de semana y vacaciones el progenitor pueda disfrutar de ambos hijos y ambos hijos estén juntos y se relacionen, de manera que sólo entre semana (de lunes a jueves) no se vean los hermanos, y sí estén juntos todos los fines de semana y vacaciones alternando con qué progenitor están en cada uno de ellos. Además se estableció un régimen de comunicación amplio debido debido a la buena relación de los padres y los hijos así como la edad de los mismos.
  • Se acordó el establecimiento de una pensión de alimentos mínima, en este caso de 150 euros por progenitor no custodio. Además la mitad de los gastos escolares de matrícula, libros y material escolar, así como los gastos extraoridianrios.

Custodia compartida, materna y paterna de hermanos de diferente padre:

Muchos padres y madres nos preguntan, ¿qué tipo de custodia es la mejor?.  En primer lugar y como se suele decir genéricamente, «depende«.

Nosotros consideramos que el tipo de custodia ideal es la custodia compartida, siempre y cuando ambos cónyuges cuenten con unas mínimas condiciones de idoneidad.

¿Qué quiere decir esto?

Básicamente que tengan disponibilidad de cuidar a los hijos, verdaderamente quieran hacerlo y estén preparados para ello, que cuenten con apoyo familiar accesorio, arraigo con los hijos y no incurran en ninguna situación potencialmente dañina y grave para los menores (adicciones, maltrato… etc).

Si ambos progenitores consideran que la mejor opción es la custodia materna o paterna, será perfectamente válida, pero será una situación que reforzará mas la atención y cuidados de uno de los padres que el otro, lo cual puede devenir condicionado por una circunstancia, como suele ocurrir frecuentemente por motivos laborales, pero que puede modificarse en el futuro cuando dicha circunstancia deje de concurrir.

Lo que se busca en definitiva es establecer una regulación lo mas estable en el tiempo posible (para evitar constantes cambios), que proteja a los niños y les proporcione el mayor bienestar posible garantizando la relación mas amplia posible entre hermanos y respecto de cada uno de los padres.

Cada padre y madre son diferentes al igual que cada hijo también lo es, de manera no que no se puede hablar de soluciones generales aplicables a todas las familias, sino de principios que deben de aplicarse uno por uno a cada caso.

Niños de diferente padre o madre:

La evolución social nos está llevando cada vez mas a situaciones familiares diferentes a las tradicionales, pues si bien es cierto que hace 20 años era algo «raro» que un niño tuviera padres separados, hoy es algo perfectamente normalizado, al igual que las nuevas parejas con las que se continúan los proyectos sentimentales de ambos y fruto de las cuales nacen nuevos hijos que son hermanos de padre o madre del que ya teníamos con nuestra anterior pareja.

Nacimiento de nuevos hermanos:

Divorcio y separación de padres con hijos de padre o madre, hermanastros
Nuevos hermanos

¿Qué ocurre con los llamados hermanastros?, o lo que es lo mismo nuevos hermanos que son fruto de otra relación sentimental de uno solo de los progenitores de los hijos comunes.

Se tiene en cuenta las circunstancias, pues básicamente a pesar de ser hermanos de padre o madre tienen otro progenitor o progenitora que también puede tener, o no, hermanos por su cuenta.

En ocasiones existe uno o varios hijos de un matrimonio o pareja y nuevos hijos con las nuevas parejas de ambas partes, y es una situación que complica la regulación y coordinación cuando no existe buena relación y entendimiento, pues ningún niño tiene mas o menos que otro, se tratan todos por igual, y la complejidad familiar puede necesitar el establecimiento de medidas legales muy específicas.

Mediación gratuita de abogados:

En nuestro bufete letrado somos expertos en la materia y tramitamos procedimientos con menores en toda España a precios económicos con consultas gratuitas para intentar acercar posturas y ojalá llegar a un acuerdo global que será no sólo lo mejor para los padres, sino sobre todo para los hijos.

En todos los casos con un buen profesional y con voluntad de ambas partes el acuerdo es posible pues siempre será mejor que la imposición de la regulación por un Juez en un divorcio contencioso.

La regulación no es buena o mala por si misma, debe de ser la adecuada, y algo muy importante de lo que un muy pocas ocasiones se detienen los padres divorciados es en que la aplicación del convenio regulador o la sentencia de divorcio que debe de regirse por el sentido común y es subsidiario del entendimiento de los padres que en cada momento tiene que modular lo que es mejor para los niños dejando a un lado en todo lo posible los intereses de los padres. Primero deciden los padres y sólo cuando no existe consenso se aplica la regulación.

Modificación de custodia de mutuo acuerdo

Modificación de las medidas y cambio de guarda y custodia de los hijos de mutuo acuerdo.

¿Es posible plantear una modificación de medidas respecto del convenio de divorcio o separación aprobado por el Juzgado?

Si, perfectamente, pudiendo ser de mutuo acuerdo o contenciosa en función de que exista o no acuerdo al respecto, y con independencia que el procedimiento a modificar igualmente haya podido ser amistoso o contencioso.

Se pueden plantear tantas modificaciones de medidas como se quieran siempre y cuando no exista una modificación de medicas en trámite pues en toda caso si no se ha celebrado el juicio se plantearía una modificación de la petición del proceso en trámite en el acto de juicio, o en todo caso una vez recaída sentencia sobre el mismo, proceder a presentar otra respecto de la última existente.

Modificación de medidas de divorcio

¿Qué debe de saber mas? Dudas frecuentes.

¿Cuanto tarda un juicio de modificación de medidas en el Juzgado?

El plazo es menor al del procedimiento inicial, ¿por qué?, por que la asignación de Juzgado será mas rápida pues la demanda no entrará en el turno de reparto de decanato sino que directamente irá al Juzgado en el que se tramitó el procedimiento a modificar.

Dependerá del Juzgado, pero como normal general de mutuo acuerdo entre 1 y 2 meses y por lo contencioso unos 6 u 8 meses desde la presentación de la demanda en el Juzgado.

En nuestro despacho de abogados tratamos de tramitar cada procedimiento de la manera mas rápida y eficiente posible.  Acceso a toda la información sobre plazos de divorcio.

¿Es posible la modificación de medidas en el Notario?

No, salvo que el divorcio o separación se haya tramitado en el Notario de mutuo acuerdo, pues en ese caso, y solamente en ese caso, será posible la tramitación de la modificación de medidas en la mismas Notaria en la que se hubiera tramitado el proceso de separación o divorcio previo.

¿Cuál es el precio de una modificación de medidas de divorcio o separación?

En nuestro despacho es el mismo precio que el procedimiento de divorcio o separación básico en función de si es de mutuo acuerdo o contencioso y si existen hijos o no.

¿De mutuo acuerdo el Juez revisará que el cambio sea adecuado?

El Juez y sobre todo el Ministerio Fiscal en el procedimiento de modificación de medidas amistosos tendrán una función de revisión de la legalidad y las medidas que puedan afectar a los menores.

Verdaderamente en un proceso de mutuo acuerdo no se llega a plasmar la realidad familiar, no hay pruebas ni documentación que acredite que lo solicitado e incluido en el convenio es lo mas conveniente, únicamente se aporta un convenio regulador que es el que se revisará en papel sin ningún tipo de comprobación de viabilidad o procedencia de la regulación.

Cabrá la oposición del Juez o Fiscal a la aprobación del convenio proponiendo que se redacte de otra manera diferente mas acorde a su criterio.

Por ejemplo, en lo que se refiere a la pensión de alimentos de los hijos o derecho de visitas del progenitor no custodio, no se revisará si es el adecuado, únicamente si está por encima de unos criterios medios y razonables.

No se llega a conocer por ejemplo si el padre o madre puede visitar al hijos conforme su horario de trabajo, si puede pagar la pensión de alimentos con sus ingresos, si la cantidad asignada verdaderamente cubre las necesidades de los hijos… etc.

Modificación de medidas contenciosa por cambio de circunstancias familiares:

En un procedimiento contencioso las partes expondrán sus posturas con la prueba que consideren conveniente y el Juez resolverá si procede la modificación de la sentencia o convenio anterior y vigente, ¿en qué criterios se basa para ello?

Conforme la Ley, en función de si se ha acreditado la existencia de un cambio de las circunstancias familiares que así lo haga procedente.

¿Qué tipo de cambio?, la Ley exige un cambio sustancial, o dicho de una manera mas coloquial un «cambio gordo» de las circunstancias familiares que lo haga procedente.

Por ejemplo, que en el momento del establecimiento de la sentencia los ingresos del progenitor no custodio sean de 3.000 euros y en la actualidad 1.000 euros, evidentemente si que es un cambio sustancial que provocará que la pensión de alimentos de los hijos deba de modularse y reducirse de una manera proporcional en función de las demás circunstancias confluentes. Ante la duda, se tenderá a mantener la regulación anterior y coetánea al planteamiento de la demanda de modificación.

¿Es posible cambiar la guarda y custodia de los hijos?

El bien jurídico que se trata de proteger preferentemente en todo procedimiento judicial de familia es a los niños, y es por ello que ante la duda se mantiene el sistema vigente en la actualidad en aras de la estabilidad de los mismos.

Se podrá realizar tantos cambios como se quiera siempre y cuando sean aprobados por el convenio, y por lo contencioso siempre y cuando se acredite que ese cambio será beneficioso para los niños, pues no cualquier variación de las circunstancias supondrá automáticamente el cambio de custodia de los niños, pues la prioridad es poder demostrar que es bueno para ellos.

¿Cómo se puede acreditar?, cada procedimiento es diferente pero la prueba que mas importancia esta recibiendo en la actualidad es la del informe psicosocial del psicólogo y trabajador social adscrito al Juzgado.

 

Cambiar regulación de separación o divorcio
Modificación de medidas