DIVORCIO POR DISTANCIA

DIVORCIO POR DISTANCIA:

 

Soy M, y en mi caso el divorcio se produjo por la distancia física y emocional entre mi mujer, I, y yo.

 

Cuando nos conocimos ambos vivíamos en el mismo pueblo, sin embargo, por trabajo yo me tuve que ir a vivir a 400 Kilómetros de ella, lo que al principio se hizo sostenible, pero al final no pudimos superar.

 

Mi trabajo en una financiera era demasiado absorbente y no me dejaba tiempo para volver a casa, y al mismo tiempo tampoco me permitía dedicarle el tiempo que se merecía mi mujer cuando venia a visitarme por lo que los reproches y mal entendidos dinamitaron nuestra relación, especialmente cuando aparecieron los celos y aunque la distancia sólo empeoraba esa falta de confianza.

 

Ambos nos sentimos muy solos e incomprendidos y a la larga ella decidió acabar con la relación puesto que había conocido otra persona que le daba lo que yo no podía darle. En mi vida no tuve muchas oportunidades ya que no tengo estudios y vivía en un pueblo muy pequeño sin trabajo, y una de las pocas oportunidades fue el trabajo que me alejó de mi mujer. No sé si hice bien, pero tengo sentimiento de culpabilidad por haberla dejado sola, y me reprocha constantemente que la abandoné, cuando yo sólo buscaba una mejor calidad de vida para ambos sacrificándome lejos de ella y de todas mis amistades y familia de forma temporal.

 

DIVORCIO POR DISTANCIA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *