Divorcio por culpa de los hijos

DIVORCIO POR CULPA DE LOS HIJOS

 

Soy J.C., y estoy convencido de que en el caso de mi divorcio, la culpa es de los hijos.

 

Cuando nos casamos todo iba de maravilla e incluso nos cambiamos 3 veces de casa (mejorando la anterior, con la correspondiente mudanza e ilusión), pero cuando nuestros dos hijos gemelos alcanzaron aproximadamente los 16 años de edad, empezaron a ir mal en los estudios, y a pesar de pagar lo mejores profesores particulares, se torcieron de tal modo que nos hicieron la vida imposible.

 

En vez de unirnos, esta circunstancia nos separó ya que nos culpabilizábamos mi mujer y yo en los problemas de nuestros hijos y ello provocó inevitablemente el divorcio. Después del paso de los años, y varios psicólogos sé que “mimamos” demasiado a nuestros hijos, y que fueron egoístas puesto que no miraron por sus padres, puesto que se lo dábamos todo, y ellos abusaron de nuestra confianza al no valorarla.

 

Ahora no tengo trato ni con mi mujer ni con mis hijos y he aprendido la lección: Uno debe de volcarse por sus hijos, pero no por darles todo se es mejores padres, ya que en mi caso creo que los” mal crie”, y me ha costado caro, puesto que los perdí a ellos, a mi mujer, y hasta el trabajo que tenía en ese momento.

 

DIVORCIO POR CULPA DE LOS HIJOS

4 comentarios sobre “Divorcio por culpa de los hijos

  1. ueno mi caso es parecido, me casé teniendo una hija Javiera, y un hijo Cristobal, con una diferencia entre ambos de 7 años. Luego de mi matrimonio nacieron dos hijos.
    El caso es que, con Javiera ningún problema, lo contrario con Cristobal que fue muy regalon cuando niño y no tuvo imágen paterna, a pesar de tener a su abuelo presente, no sé si fue ignorado o sobreprotegido por el entorno familiar más cercano; abuelo, abuela y tía, para ese entonces yo trabajaba todo el día.
    El caso es que mi hijo mayor no vive con nosotros, aún así hay una estrecha relación familiar con él.
    El hecho es que con el pasar de los años la relación con mi esposo nunca ha sido buena, siempre hay tensión y mala onda, ya que mi esposo tiene una postura radical y opuesta a las ideas y comportamiento de mi hijo.
    En la actualidad mi hijo está estudiando una profesión y quiere permanecer en nuestra casa mientras encuentra estabilidad, o sea, un trabajo. Mi esposo quiere que se marche y argumenta que ya tiene edad (25) para mantenerse solo y vivir solo y que siempre hace lo mismo. Cómo madre deseo ayudarlo a salir adelante para que estudie y pueda darle una buena vida a mi nieto que tiene recién 3 meses.
    No sé que hacer, he pensado seriamente en el divorcio, ya que con los años los problemas son repetitivos y por la misma causa, me encuentro agotada mentalmente, tengo miedo por mis otros hijos que ya no tengan a su padre cerca. Por favor ayúdenme, se los pido, estoy muy angustiada.

    1. Buenos días:

      Su situación es muy complicada, pues realmente quiere proteger y amparar a su hijo pero su marido no quiere que este en la casa, lo que hace que su matrimonio esté en una situación muy difícil. Las relaciones matrimoniales se deben de basar en el respeto, y si él sabía que usted tenía este hijo ahora no puede pretender echarlo pues para usted es importante. Lo mejor es mediar para que se pueda atender tanto al hijo como al matrimonio, pero muchas veces la convivencia es tan mala que en vez de arreglarlo a tiempo se acaba en un divorcio conflictivo por lo contencioso. Como abogados no podemos ayudarle a tomar una decisión, ni puede ni debe hacerlo nadie, pues es algo muy personal, habrá que ver si usted quiere su matrimonio o no, sin pretender cambiar a nadie, ni su hijo ni su marido. Hay muchas opciones, desde ayudar económicamente a su hijo para que resida fuera del domicilio o acabar en divorcio por no tolerar que su marido les cause el daño de separar a madre e hijo que no quieren separarse, pues no tiene derecho a ello. Tendrá que ver si el tema de su hijo es el único problema, pues en ese caso merecerá la pena luchar por el matrimonio, o si realmente es uno de los problemas, y hoy esta este, y mañana probablemente será otro al haberse deteriorado la relación, pues en este caso lo mejor se´ria optar por el divorcio con propuesta de mutuo acuerdo. Gracias, un saludo mucho ánimo y suerte.

  2. Hola quiero comentar que mi esposo culpa a nuestros hijos de nuestra separación, sin embargo me parece que esa es una postura muy cómoda, se victimiza ya que así él sufre por culpa de alguien más y por otro lado es su excusa para decirse así mismo que como él no tuvo que ver con la causa de la separación tampoco puede hacer algo para repararlo. Yo lo amo pero no quiero vivir con el mientras no asuma su responsabilidad y ponga manos a la obra para tomar acciones concretas para cambiar la situación. Él quiere echarle ganas y eso está bien pero no es suficiente; si no ya lo hubiera hecho. Yo no sé qué hacer y por eso creo que tengo que buscar ayuda, no consejos bien intencionados de amigos, creo qué necesitamos la guía puntual y práctica de una persona que no nos conozca y que nos pueda hacer reflexionar. Si la culpa la tuvieran otras personas entonces les estamos dando un poder sobre nuestras vidas que no les corresponde

    1. Buenos días:

      Hay personas que tienen dudas pero no llegan a entender la situación que están atravesando. Usted entiende perfectamente lo que ocurre y el problema es precisamente la actitud de la otra parte. Habrá que analizar la gravedad y la viabilidad e la pareja, una muy buena opción dadas las circunstancias es acudir a una terapia de pareja, un profesional que les pueda hacer reflexionar y dar las pautas para que si quieren reconducir la situación se pueda hacer. El problema más frecuente con el que se encuentran personas que están en casos similares es que su cónyuge no quiere acudir a terapia o no se toma en serio la misma. Echar la culpa de los problemas de pareja a los hijos es muy cruel e injusto. Hay que ser responsable y tener en cuenta que los niños son niños y los adultos tienen que mantenerse siendo adultos con independencia de las circunstancias. Por lo que dice es una situación que viene de atrás y se ha venido repitiendo por lo que yo agotaría las posibilidades de salvar el matrimonio y de no ser posible no quedará otra opción que la de acudir al divorcio express. Un divorcio de mutuo acuerdo a tiempo de que la relación se degrade y haga que el divorcio no se pueda gestionar amistosamente y se tenga que realizar por juicio de divorcio contencioso.
      Muchas gracias y mucha suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *