Divorcio por culpa de los hijos

Divorcio por culpa de los hijos:

Cada divorcio tiene unos motivos concretos, pero es frecuente que algunos clientes nos cuenten cuales han sido las cusas de la separación o divorcio, muchos de ellos son divorcios por culpa de los hijos.

Más que culpa. se debe de hablar de responsabilidad, pero lo relatamos con literalidad conforme lo exponen los propios clientes.

Existen parejas con hijos comunes y parejas que alguno de los dos miembros de la pareja  tienen niños.

Una pareja quiere hacer vida de pareja y en ocasiones los niños suponen una distorsión de la misma.

En los casos en los que los hijos son comunes es más fácil de gestionar la situación, cuando es de uno de los esposos y más aún cuando existen hijos por ambas partes es más complejo, No sólo por gestionar la relación con los menores sino el mantenimiento de la relación con las correspondientes ex parejas y progenitores de los hijos.

Divorcio por culpa de los hijos

A continuación vamos a relatar un testimonio de caso real de un cliente que nos indicó que quería dejar constancia de su testimonio para que se publicase de manera anónima para que esa experiencia pueda ayudar a cualquier otra persona a la que le pueda pasar una situación similar.

Testimonio de divorcio por culpa de los hijos:

Soy J.C., y estoy convencido de que en el caso de mi divorcio, la culpa es de los hijos.

Cuando nos casamos todo iba de maravilla e incluso nos cambiamos 3 veces de casa (mejorando la anterior, con la correspondiente mudanza e ilusión), pero cuando nuestros dos hijos gemelos alcanzaron aproximadamente los 16 años de edad, empezaron a ir mal en los estudios, y a pesar de pagar lo mejores profesores particulares, se torcieron de tal modo que nos hicieron la vida imposible.

En vez de unirnos, esta circunstancia nos separó ya que nos culpabilizábamos mi mujer y yo en los problemas de nuestros hijos y ello provocó inevitablemente el divorcio.

Después del paso de los años, y varios psicólogos sé que “mimamos” demasiado a nuestros hijos, y que fueron egoístas puesto que no miraron por sus padres, puesto que se lo dábamos todo, y ellos abusaron de nuestra confianza al no valorarla.

Ahora no tengo trato ni con mi mujer ni con mis hijos y he aprendido la lección:

Uno debe de volcarse por sus hijos, pero no por darles todo se es mejores padres, ya que en mi caso creo que los” mal crie”, y me ha costado caro, puesto que los perdí a ellos, a mi mujer, y hasta el trabajo que tenía en ese momento.

Divorcio por culpa de los hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.