VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL DIVORCIO NOTARIAL Y JUDICIAL

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL DIVORCIO NOTARIAL Y JUDICIAL:

 

Antes de pasar a analizar las ventajas y desventajas de una separación o divorcio notarial o judicial, debemos aclarar, que mientras que en el Juzgado se podrán tramitar todo tipo de procedimientos de mutuo acuerdo, o incluso en caso de desacuerdo, por lo contencioso, en Notaría sólo se podrán firmar los divorcios o separaciones en los que exista acuerdo y no existan hijos comunes menores de edad o incapacitados.

 

Duración y plazo: El divorcio o separación Notarial es más rápida que la Judicial, pues tarda lo que tarde la petición de la cita de firma en Notaria una vez que el abogado deposita los documentos necesarios en la Notaria, mientras que e el caso de la vía judicial, suele tardar entre uno y dos meses desde la presentación del escrito de demanda, a pesar de lo cual, puede ser más, pues depende del Juzgado en el que se tramite el expediente (lo ágil que sea).

 

Coste, precio: Los costes del proceso Notarial son mayores que los del procedimiento Judicial, pues se encarece en la minuta del Notario, que suele oscilar entre los 180 y los 300 euros, pero que depende del caso concreto.

 

Por ello, la ventaja del divorcio o separación Notarial respecto de la judicial es que es más rápida, inmediata, mientras que la ventaja del judicial es que es más económico. Evidentemente en ambos casos, la existencia de la sentencia o acta correspondiente, no supondrá que el divorcio o separación sea efectivo en el Registro Civil, pues habrá que esperar en ambos casos a su inscripción, y a partir de ese momento, podrán comenzar un nuevo expediente matrimonial para volver a casarse.

Dejar mensaje