TIPOS DE APODERAMIENTO DEL PROCURADOR

Tipos de apoderamiento del procurador.

Ventajas y desventajas:

Existen dos formas de apoderamiento del procurador: El poder notarial, y el poder apud acta. Las ventajas del notarial es que una vez realizado, y apoderado a uno, o más procuradores, se puede utilizar para todos los pleitos que se desee, ya que consta notarialmente que se presta el consentimiento para que un determinado procurador nos represente, y es aplicable a cualquier tipo de procedimiento judicial (sólo será necesario aportar una copia y exhibir el original). Las desventajas son que hay que abonar los honorarios del Notario, que supone una molestia tener que ir a firmar a la Notaría, y que a algunos clientes no les gusta apoderar a procuradores para cualquier caso genérico e indeterminado,  y prefieren hacerlo de forma individual y tener así el control del poder otorgado.

 

La ventaja del apoderamiento apud acta es que es gratuito, por lo que sólo debemos acudir al Juzgado para apoderar a un procurador  (sólo uno) para un caso concreto (sólo uno). En la practica, en los procedimientos de mutuo acuerdo de familia, la gran mayoría de los Juzgados citan a las partes para que apoderen al procurador y ratifiquen el convenio regulador en el mismo acto, por lo que además de ser gratuito, no supone ninguna molestia, ya que se realiza a la vez que la ratificación judicial que hay que realizar obligatoriamente conforme a la Ley. La desventaja del poder apud acta es que sólo es válida para un único procedimiento, de modo que para otro, habría que volver a realizar otro poder.

 

Nuestro despacho, para la tramitación de procedimientos de familia de mutuo acuerdo, recomendamos y tenemos la costumbre de realizar el poder “apud acta”, de modo que el cliente tiene las mínimas molestias y gastos. Nosotros nuevamente nos ocupamos de todas las gestiones y trámites.

Nota: En ninguna de las dos modalidades es necesaria la asistencia personal del Procurador, aunque dependiendo de los cosas puede ser conveniente.