TIPO DE PROCESO DEL JUICIO DE FALTAS

TIPO DE PROCESO DEL JUICIO DE FALTAS:

 

 

En los juicios de faltas, es el Juzgado de Instrucción quien investiga los hechos y autores de los mismos, celebra el juicio, dicta la sentencia y ejecuta la misma, a diferencia de los procedimientos seguidos por delitos, en los que, a no ser que se siga el procedimiento de Diligencias Urgentes de Juicio Rápido, el Juzgado de Instrucción se limita a la investigación de los hechos y autores de los mismos, correspondiendo a otro Juzgado la celebración del juicio, el dictado de sentencia y la ejecución. Si se sigue el procedimiento de Diligencias Urgentes, es también el Juzgado de Instrucción, en caso de conformidad del acusado, quien celebra el llamado “juicio rápido” y dicta sentencia de conformidad, que se ejecuta ante el Juzgado de lo Penal.

 

Los juicios de faltas se celebran de la forma prevista para los juicios verbales del proceso civil, en una sola vista se determinan los hechos controvertidos y se practica la prueba que el Juzgado estime pertinente, y tras el informe de la acusación particular, del Ministerio Fiscal, en su caso, y de la defensa, se dicta sentencia. Es habitual que en el propio acto del juicio el Juez dicte sentencia en forma oral, sin perjuicio de su documentación posterior, es lo que se llama el dictado de sentencia “in voce”.

 

En el proceso penal rige el principio de presunción de inocencia íntimamente conectado con el principio “in dubio pro reo”, que determina que, en caso de que no exista prueba de cargo que acredite la realidad de los hechos denunciados, el  denunciado será absuelto en la sentencia que se dicte. Asimismo el principio acusatorio determina que si en el acto del juicio ni el denunciante ni el Ministerio Fiscal, en su caso, formulan acusación contra el denunciado, y dado que el Juez es imparcial y no formula acusación, el denunciado será igualmente absuelto en la sentencia que se dicte.

 

Si la sentencia es condenatoria, normalmente la pena consistirá en el pago de una multa, cuyo importe se ingresa en las arcas del Estado. Puede consistir en los llamados “trabajos en beneficio de la comunidad” que supone que el denunciado se verá sometido a colaborar en tareas relacionadas con la falta cometida, así por ejemplo, quien ha resultado condenado por la comisión de una falta consistente en pintar “graffitis”, y se le imponen trabajos en beneficio de la comunidad, estos consistirán en colaborar en tareas de limpieza de paredes.  También es posible que se imponga, como pena accesoria, la prohibición de acercamiento y comunicación respecto de una persona o personas determinadas y por un tiempo concreto de vigencia.