TENSIÓN ANTE LA SEPARACION MATRIMONIAL

TENSIÓN ANTE LA SEPARACIÓN MATRIMONIAL:

 

La tensión en procesos de separación matrimonial es inevitable, pues cuando se han pasado las fases de noviazgo y posterior matrimonio con una dinámica de proyecto de futuro común, que al acabar no sólo supone la finalización del matrimonio, además de todos los planes económicos y de vida, que en muchos casos no pueden continuar al disolverse la unión conyugal, y dicha tensión se debe a que en muchos casos el negocio común depende de que ambos esposos sean capaces de ponerse de acuerdo, lo que no siempre es posible.

 

Por ejemplo, en el caso de negocios comunes, como por ejemplo negocios de hostelería y restauración u otros pequeños de pymes u otros medianos en los que el esfuerzo y unión de ambos es imprescindible, y en muchos casos en el caso de no ser posible el consenso se rompen no sólo las relaciones personales matrimoniales, además las patrimoniales lo que supone un gran nivel de tensión.

 

Simplemente en ocasiones los esposos suelen tener bienes comunes con cargas, tales como vehículos o viviendas con hipotecas que deben de ser pagadas por ambos esposos, y que de no ser abonadas se pondrá en grave peligro la estabilidad de los mismos, con posibilidad de embargo por impago, lo que en la actualidad con la crisis económica está desgraciadamente a la orden del día, debiendo de concienciarse los esposos de que a pesar de sus desavenencias matrimoniales, se necesitan para poder realizar una separación amistosa que les permita rehacer sus respectivas vidas.

 

La tensión es normal, pero para ello ambos esposos deben de ser conscientes  de su debilidad individual de modo que sólo con su reciproca voluntad serán capaces de tramitar judicialmente su separación o divorcio de modo satisfactorio, debiendo anteponer lo que les une a lo que les separa, pues merece la pena y supondrá finalizar de un modo sano e inteligente el matrimonio.

 

On abril 29th, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje