Grabación de mi juicio de divorcio o separación

Grabación de mi juicio de divorcio o separación:

Grabación de mi juicio de divorcio o separación
Grabación juicio

Todos los juicios son grabados tanto audio como vídeo con un sistema informático y cámara y micrófonos instalados en la sala de Audiencias, lo cual principalmente busca que si alguna de las dos partes recurre la resolución judicial se pueda valorar lo ocurrido en el acto de la vista por una segunda instancia. Existen determinados procedimientos muy específicos en los que existe cierta limitación de cara a la obtención del as grabaciones, pero cualquiera de las partes de un proceso de divorcio o separación matrimonial podrá solicitar y obtener copia del acto de su juicio.

Preguntas y dudas frecuentes:

  • ¿Tengo derecho en cualquier caso de tener una copia de mi juicio?. Si, previa petición al Juzgado.
  • ¿Lo puedo difundir o publicar?. No, pues supondría na vulneración de los derechos de las otras partes intervinientes, dependiendo de los casos podría suponer que se le imputara un delito a la persona que difundiera parcial o íntegramente la grabación de un juicio y/o comparecencia judicial.
  • ¿Cómo puede solicitarse?, por medio de un escrito del abogado y procurador aportando un cd o dvd virgen a los efectos de que se proceda a la incorporación.
  • ¿Cuanto tarda el Juzgado en entregar la grabación?. Depende del retraso que tenga en las gestiones procesales, pero normalmente en el plazo de una semana desde la petición.
  • ¿A quien le entrega el Juzgado la grabación?. Al procurador de la parte que ha realizado la petición.
  • ¿Quien me entrega a mi como parte mi copia de juicio?. O directamente la entrega el procurador o si lo prefieren también la puede entregar el abogado después de haberla recibido previamente del procurador.
  • ¿Se puede obtener copia de la ratificación de un procedimiento de mutuo acuerdo?. No, con independencia de dónde se realice la ratificación (algunos Juzgados la realizan en sala y otras en secretaria) dichos actos no son grabados, únicamente las comparecencias contenciosas.

 

¿Hablan los abogados con el Juez antes del juicio de divorcio?

¿Hablan los abogados con el Juez antes del juicio de divorcio?.

No se trata de una obligación legal ni de ningún tipo de trámite procesal de derecho de familia, sino que es la práctica habitual judicial, en la que antes de comenzar el juicio de divorcio, separación, guarda custodia o modificación de medidas de cualquiera de las anteriores, el Juez suele requerir la presencia de ambos letrados para que pasen a la sala a poner de manifiesto brevemente sus perspectiva respecto del litigio y las posibles cesiones que sería posible realizar en aras del entendimiento respecto de cada uno de los hechos controvertidos.

Llegar a un acuerdo entre abogados delante del Juez antes del juicio
Acuerdo entre abogados

Nuestros abogados son tremendamente mediadores y conciliadores en todos aquellos casos en los que es posible, pues evidentemente existen algunos casos en los que la cesión es imposible por no poder aceptar algo diferente a lo solicitado, no cabiendo en ese caso otra opción que la de pasar a sala para celebrar juicio. En nuestro despacho de abogados contamos con mas de un 95% de procedimientos amistosos del total tramitados, siendo en un número residual de procedimientos en los que se debe de presentar el procedimiento contencioso, lo que se realiza con la mayor contundencia, pero con el debido respeto pues no existe necesidad de empeorar aún mas la relación entre los esposos. En la mayoría de los casos el principal problema no radica en el enfoque que tenga nuestro propio abogado, sino principalmente el letrado de nuestro ex marido o mujer, pues si no existe voluntad al respecto, la mediación será imposible. En nuestro bufete contamos con un gran número de expedientes que han llegado a juicio contencioso por no existir voluntad alguna de contrario por buscar puntos de encuentro que permitan el entendimiento de todas las controversias, o al menos reducirlas, lo que en procedimientos con hijos menores de edad puede suponer un verdadero drama familiar que suele perjudicar principalmente a los niños.

Negociación antes del juicio de los abogados con el Juez para intentar llegar a un acuerdo
Negociación antes del Juicio de divorcio

No existe obligación por parte del Juez de entrevistarse con los abogados de las partes justo antes de pasar al juicio, al igual que no existe un derecho letrado directo de la parte de tener esa audiencia, sino que forma parte desde nuestro punto de vista de las buenas prácticas judiciales, y que suele ocurrir casi siempre. Se trata de una oportunidad de buscar puntos de entendimiento, es muy importante que el discurso de cada abogado sea profesional, claro y contundente (al grano) pues evidentemente ello o bien supondrá reducir las cuestiones que se discuten en sala, o al menos crear un «prejuicio» en el sentido de conocimiento del caso por parte del Juez inmediatamente anterior a la celebración del juicio, lo que si se sabe enfocar desde el sentido común puede suponer un beneficio como condicionamiento previo positivo en el desarrollo del juicio y correlativamente en el fallo de la sentencia.

La mediación debe de ser la primera opción y sólo cuanto resulta imposible permitir que un tercero (Juez) resuelva nuestras disputas familiares por medio de la defensa de nuestros representantes (abogados) en el peor contexto posible, un juicio posterior a la ruptura, lo que supone que en algunos casos el dolor inherente al proceso haga que no merezca la pena el pleito ni aún obteniendo el mejor de los resultados posibles. La mediación debe de producirse desde el principio hasta el final del proceso, y de ser necesario incluso después para el correcto desarrollo de la regulación resultante del pleito. Lo mejor es la comunicación vía telefónica o por correo electrónico de los letrados, pero incluso antes de pasar a sala de audiencias la costumbre es llegar unos minutos antes para saludarse, conocerse en persona, tenderse la mano y tratar de buscar opciones y soluciones, lo que nunca debe entenderse como debilidad sino como fortaleza.

Negociación entre el Juez del divorcio y mi abogado y el de mi ex mujer o marido
Juez y abogados de divorcio

Lo que sucede en muchos casos y «queda fatal» es que en los casos en los que el Juez sí recibe antes de entrar a juicio a los abogados, estos no hayan hablado absolutamente nada y que se limiten a reproducir como papagayos lo que cada uno quiere, pues no es profesional, no están hablando los clientes, sino los abogados, que deben de superar la barrera del drama personal de los clientes que impiden la comunicación y poder ofrecer alternativas legales, pues existen, pero debe de existir voluntad en el letrado contrario y en ambos clientes, lo que en ocasiones no existe siendo imposible cualquier esfuerzo de mediación. La gran parte de las discusiones son innecesarias fruto de malos entendidos. La entrevista y negociación entre los abogados en presencia del Juez es diferente en cada caso, logrando en ocasiones evitar celebrarlo después de varias conversaciones (se sale de la sala para hablar cada abogado con su cliente, se vuelve a pasar, a salir… etc), pero dichas conversaciones entre abogados y Juez son a puerta cerrada sin que las partes tengan posibilidad de conocerlas personalmente. Si se debe de celebrar el juicio abogados, procuradores y clientes pasan a la sala y en ocasiones se suele realizar otro intento de mediación por parte del Juez, pero es mucho menos frecuente.

Impugnación de documentos en juicio de divorcio

Información sobre las posibilidades de impugnación de documentos aportados por el abogado contrario en el juicio de separación o divorcio:

Cualquier prueba documental aportada a un procedimiento de divorcio, separación, guarda custodia o modificación de medidas por lo contencioso es susceptible de poder ser impugnada por la parte contraria en cualquier fase del proceso (demanda, contestación, reconvención o mas documental en el acto del juicio) alegando una serie de cuestiones que se pasarán a exponer de una manera sencilla a continuación:

  • POR EXTEMPORANEO: Ser de fecha anterior a la contestación a la demanda, y por tanto poder haber sido presentada en su momento, supone una garantía procesal, de que en cada fase del proceso se han aportado las pruebas que existen hasta ese momento, y por tanto no se podrán retrotraer las pruebas con la incertidumbre jurídica que ello provocaría. Se exceptúan los casos en los que no se haya tenido conocimiento previo de los mismos o cuya obtención no se haya podido realizar con anterioridad.
  • POR NO GUARDAR RELACIÓN CON LOS HECHOS CONTROVERTIDOS: Ser irrelevante. Por ejemplo, un escrito redactado por un tercero en el que da su opinión de los motivos de la ruptura, puede ser autentico en su autoria y contenido, pero no es procedente para valorar la resolución que debe de elaborar el Juez, pues se trata de algo irrelevante, ¿qué mas dará lo que opine un tercero al respecto?, no tiene nada que ver con la controversia legal objeto de litis.
  • POR SU AUTENTICIDAD: No tener ningún tipo de sello ni firma. Por ejemplo un albarán o «recibí» de una supuesta empresa que no indica ni su CIF, ni su firma ni sello, lo que crea serías dudas de que se trate de un documento real y auténtico.
  • POR SU CONTENIDO: Al no poder comprobar que el contenido es cierto al ser un documento realizado por la parte contraria. Por ejemplo en los casos en los que se llevan impresos mensajes o correos electrónicos, sin que exista la garantía de poder cotejar en el acto del juicio la literalidad palabra por palabra al haber podido se susceptible de modificación, al tratarse de intereses contrapuestos de las partes.
  • POR VULNERAR LOS DERECHOS DEL PROPIO CLIENTE: Al revelarse cuestiones íntimas que puedan vulnerar el derecho a la propia imagen o dignidad de la persona. Por ejemplo pruebas que contengan intimidad sexual de la parte.
  • POR HABER SIDO OBTENIDOS DE UNA MANERA ILEGAL: Al no poder valerse de una ilegalidad para tratar de defender sus derechos. Por ejemplo pruebas que han sido sustraídas a la parte contraria sin su consentimiento.
Impugnación documental en juicio de divorcio y separación en España
Impugnación de documentos

El motivo se refuerza por el letrado que en el acto del juicio expone de una manera contextualizado por qué ese documento precisamente debe de ser rechazado por el Juzgado para que no forme parte de los Autos ni pueda ser valorado, pues en definitiva no procede y podría crear indefensión a la parte contraria. Cada juicio es diferente pues por la especial naturaleza de derecho de familia se pueden producir excepciones al respecto.

Juicio de divorcio, ¿quien decide el Juez o el Fiscal?

Juicio de divorcio, ¿quien decide el Juez o el Fiscal?.

En un juicio de divorcio contencioso la capacidad de decisión recae sobre el Juez o la Juez, pues es el funcionario en el que recae la responsabilidad de dictar una resolución acorde a derecho en función del cauce del procedimiento tramitado. El Fiscal no interviene en todos los procedimientos de divorcio, sino sólo en aquellos en los que existen hijos comunes menores de edad o incapacitados. La función del Fiscal es velar por la protección de los menores e incapaces así como el cumplimiento de la legalidad, de manera en juicio su intervención no es la de un mero espectador, sino que por el contrario es una de las partes personadas que presenta los escritos correspondientes previos y posteriores al acto de la vista en Sala, así como interviene en la misma. La intervención en el acto del juicio es total, siendo una parte mas (al mismo nivel que los abogados de cada una de las partes, cónyuge demandante y demandado) que solicita la ratificación o modificación de su petición, propone prueba y la practica. El Juez, para entendernos de una manera muy coloquial, es el moderador del cauce del juicio, quien se encarga de dar la palabra a unos y otros y en definitiva dar comienzo y por finalizado cada fase del proceso.

Juez y Fiscal en juicio de divorcio

Una vez que el juicio finaliza el propio Juez indica que «quedan los Autos vistos para sentencia», que deberá de ser notificada a las partes en el plazo legal de 20 días hábiles desde la celebración de la vista, lo que por desgracia no se cumple en muchos casos, llegando a plazos muy superiores, 2 y 3 meses. Por ello, la capacidad de decisión en un juicio recae sobre el Juez que es el encarado de la confección de la resolución conforme su valoración personal del procedimiento y aplicación de Derecho, pero no es que jerarquicamente sea superior, sino que por su función jurisdiccional le corresponde dicho cometido, lo que no quiere decir que esté por encima o debajo del Fiscal, pues de hecho, sus cargos son equivalentes y de igual importancia y jerarquía profesional.

Juicio de divorcio en rebeldia procesal de la parte demandada

Juicio de divorcio en rebeldía procesal de la parte demandada:

 

En un proceso de divorcio en el que la parte demandada no ha comparecido en tiempo (plazo de 20 días desde que recibe la notificación o se publica por edictos la notificación) ni forma (abogado y procurador) se le declara en situación de rebeldía procesal.

De cara al juicio al no haber comparecido el cónyuge demandado o demandada, la parte demandante sabe que no podrá pedir la intervención del cónyuge demandante, pues no podrá pedirse su intervención. Se trata de juicios muy rápidos en los que el abogado de la parte demandante únicamente se ratifica en su petición de declaración de disolución matrimonial por causa de divorcio como principal y en toda la regulación accesoria:

  • Atribución del uso y disfrute de la vivienda que en su día fue de uso y disfrute conyugal.
  • En caso de existir hijos: Patria potestad, guarda y custodia, derecho de visitas y comunicaciones y pensión de alimentos.
  • Establecimiento, o no, pensión compensatoria de un cónyuge al otro.
  • Disolución de la liquidación de sociedad de gananciales (o el régimen económico que existiera en el matrimonio).
  • Revocación de los poderes que pudieran haber sido otorgados con ocasión del matrimonio.

En estos casos en los que el demandado no acude al juicio, el abogado de la parte demandante suele solicitar el interrogatorio de la parte demandada conforme artículo 304 de la Ley de Enjuiciamiento Civil:

Artículo 304 Incomparecencia y admisión tácita de los hechos

Si la parte citada para el interrogatorio no compareciere al juicio, el tribunal podrá considerar reconocidos los hechos en que dicha parte hubiese intervenido personalmente y cuya fijación como ciertos le sea enteramente perjudicial, además de imponerle la multa a que se refiere el apartado cuarto del artículo 292 de la presente Ley.

En la citación se apercibirá al interesado que, en caso de incomparecencia injustificada, se producirá el efecto señalado en el párrafo anterior.

 

Pasar de separacion a divorcio en el juicio

Pasar de separación matrimonial a divorcio en el acto del juicio:

 

Cuando uno de los cónyuges de un determinado matrimonio interpone una demanda en el Juzgado puede elegir si opta por la separación o el divorcio, pero, ¿qué ocurre si quiere pasar de separación a divorcio?. Si no se ha remitido el escrito de demanda a la parte demandada, la parte demandante no podrá modificar la petición; de no haberse remitido la demanda, podrá desistir del proceso de separación y comenzar con el de divorcio.

 

Para el caso de que ya le haya llegado la demanda de separación por lo contencioso a la parte demandada, podrá contestar a la misma sosteniendo los hechos controvertidos que considere oportunos dentro de la separación o formular reconvención solicitando el paso del procedimiento de separación a divorcio, no pudiendo oponerse la parte demandada a dicha transformación de tipo de procedimiento.

Para el caso de que dentro del procedimiento de separación matrimonial contenciosa antes de pasar al acto del Juicio en el Juzgado, ¿se puede acordar por ambas partes el paso de separación a divorcio?, no, salvo que el Juzgado tenga un criterio favorable a ello (no suele ser así), no es posible el paso de separación a divorcio, para seguir discutiendo, otra cosa diferente es que ambas partes estén de acuerdo en todos los términos de la ruptura y por tanto se transforme de contencioso a mutuo acuerdo con aportación de convenio regulador, en el que es posible solicitar la transformación a divorcio, este despacho de abogados los ha logrado en determinados Juzgados, a pesar de lo cual, cada Juzgado tiene un criterio propio sin que por desgracia esté unificado, creando una situación de incertidumbre a las partes litigantes.

Problemas de que mi divorcio acabe en juicio contencioso

Problemas de que mi divorcio acabe en juicio contencioso:

¿Cuales son los principales problemas que podemos tener si un divorcio acaba en juicio contencioso?.

Todo son desventajas respecto del proceso de mutuo acuerdo, pues:

Plazo:

  • El plazo de tramitación es mucho más lento, unos 6 meses.

Precio:

  • El coste económico, más caro, en nuestro despacho un divorcio contencioso simple, 1.000 euros.

Enfrentamiento:

  • El desgaste personal mayor, pues los cónyuges se deben de enfrentar a un proceso judicial y todo lo que eso supone.

Conflicto:

  • Se aumenta el drama personal y el enfrentamiento, pues deberán de defender sus posturas para que el Juez en sentencia estime sus pretensiones respecto de los hechos controvertidos del pleito.

Problemas con los niños:

  • Si existen menores y se discute custodia, los hijos deberán de ser explorados judicialmente.

Imposición judicial:

  • La resolución judicial (Auto o Sentencia) les será impuesta sin que les sea posible disponer de ella, de modo que en muchas ocasiones el resultado no es el deseado por ninguna de las dos partes.

Perjuicio añadido de la relación personal:

  • Se pierde aún mas la relación entre ambos cónyuges, lo que es negativo en lo personal (por echar a perder del todo la relación sin necesidad) en lo patrimonial (pues será más difícil poder coordinar la administración de los bienes comunes) y en relación a los hijos de existir (llegan a realizar disputas encarnizadas que perjudican a ambos cónyuges y especialmente a los hijos).
Juicios con abogados de separación matrimonial por lo contencioso cuando no hay acuerdo.
Problemas de divorcio contnecioso

Creemos que con voluntad de ambos cónyuges y la mediación profesional de abogados especializados, se puede evitar cualquier juicio de divorcio contencioso, evidentemente si no existe voluntad razonable o asesoramiento, será muy complicado, de hecho la mayoría de los juicios de divorcio contencioso se podrían evitar, y no se hacen en muchos casos por dejarse llevar los cónyuges por cuestiones personales que deberían dejar a un lado, a fin de cuentas da igual quien tenga razón, estamos ante un divorcio, que bastante difícil es de por si solo.

Recomendaciones para testigos en un juicio de divorcio

RECOMENDACIONES PARA TESTIGOS EN JUICIO DE DIVORCIO O SEPARACIÓN MATRIMONIAL:

 

En muchas de las causas de divorcio existen intereses naturales de las personas llamadas a declarar en concepto de testigos en el sentido de que pueden tener una opinión, perjuicios o deseos respecto de alguno de los dos esposos en proceso de divorcio CONTENCIOSO.

Testigos de un juicio de divorcio o separación de familiar, amigo o ex pareja
Recomendaciones para juicio

Por ello la principal recomendación a realizar a una persona que acuda a testificar a un juicio en calidad de testigo será afirmar que carece de interés en la causa, sin que tenga la intención de que una u otra parte gane o pierda el juicio, pues sólo serán realmente tenidas en cuenta las declaraciones realizadas desde un punto de vista objetivo, sin perjuicio de la relación de amistad o enemistad que pueda existir respecto de las parte de un determinado procedimiento de divorcio contencioso, pues en los casos de divorcio de mutuo acuerdo no será necesaria la intervención y práctica de prueba testifical. Recalcamos que los esposos son partes del divorcio, no testigos.

Tipos de testigos:

  • Testigos de parte.
  • Testigos judiciales.

De igual modo hemos de diferenciar dos tipos de testigos en casos de divorcio (al igual que en cualquier otro procedimiento judicial), los testigos de parte (llevados por las partes sin necesidad de requerimiento judicial) y las judiciales (que acuden al Juzgado a declarar al haber sido citados formalmente por notificación judicial), no teniendo obligación legal nada más que estas últimas, ya que los testigos de parte sólo tendrán su compromiso moral de acudir si lo estiman oportuno. En muchos casos se solicita a amigos, empleados, jefes, vecinos familiares… etc comparecer en juicio, y estamos ante un verdadero compromiso personal.

Los mejores consejos de cómo hablar en un juicio
Consejos para testificar en juicio