Responsabilidad de los abogados y jueces en juicios de divorcio contencioso

Responsabilidad de los abogados y jueces en juicios de divorcio contencioso:

Un juicio debe de ser el último recurso en derecho de familia y no la primera opción en caso de que la situación familiar no sea la que deseamos o nos pueda parecer inadecuada o injusta. El ordenamiento jurídico ofrece opciones legales que siempre se deben de relegar al caso subsidiario de que el entendimiento sea imposible, que se hayan realizado tareas de mediación y estos intentos de conciliación hayan resultado del todo estériles.

En este contexto y para el caso de que los hechos controvertidos merezcan tanto la pena como para interponer un proceso judicial contra nuestra ex pareja sentimental, se puede interponer la correspondiente demanda, pero debemos de ser conscientes de la situación extraordinaria que se produce, pues supone un fracaso extrajudicial de las posturas de dos personas que han querido casarse para compartir lo mejor de sus vidas y que después de la ruptura son incapaces de entenderse respecto de sus vínculos post matrimoniales y que piden ayuda a un tribunal para que dirima la disputa.

Responsabilidad en juicio de divorcio contencioso
Abogados

No se debe de enfocar el proceso judicial como una exigencia sino como la suerte de poder defender los derechos en un Tribunal, sin dar por hecho que uno mismo tenga razón o que van a satisfacernos en una sentencia, pues debemos de partir de la base de que no es así. En un juicio después de los gastos, gestiones y molestias correspondientes se emitirá una sentencia, o la resolución judicial que corresponda en cada caso, que podrá ser objeto de recurso, que reconocerá una serie de derechos y obligaciones. Normalmente en cualquier pleito hay una parte que «gana» y otra que «pierde» respecto de sus intereses procesales iniciales lo que no suele siempre ser una «victoria» en sentido estricto, pues en primer lugar hay que dejar claro que salvo casos de gran importancia a pesar de una hipotética estimación de nuestros intereses en la resolución, no merece la pena todos los sacrificios realizados para conseguirla.

Ganar o perder el juicio:

Responsabilidad de jueces y abogados en juicio de divorcio
Posibilidades juicio de divorcio

No se puede dar por hecho que se va a ganar o perder ningún juicio, ¿por qué?, pues por ser aplicación de derecho, que cuenta con gran seguridad jurídica y mas si se gestiona con buenos profesionales, pero aunque consideremos que contratamos y disponemos del mejor abogado, tenemos que tener en cuenta que también puede hacerlo la parte contraria, y que después de un juicio en el que existen múltiples posibilidades, decidirá un Juez o Jueza con su propio criterio y en función de cómo haya entendido el desarrollo del juicio. No podemos culpabilizar ni responsabilidad a terceros con frases y argumentos muy frecuentes como «mi abogado fue malo», mi abogado no tenía ni idea», «el Juez está comprado», «el Juez no me ha dejado explicarme lo que quería explicar», «el Juez no me ha escuchado», «ha sido por haber mentido  mi ex o los testigos», «las pruebas son falsa»…. etc. Son excusas que se suelen alegar cuando no estamos conformes con el resultado del litigio o no nos conveniente por cualquier motivo, pero el problema es que no somos conscientes de la responsabilidad que delegamos cuando acudimos a un proceso judicial, pues al igual que puede salirnos bien, puede salirnos mal y a ello nos sometemos desde el principio.

Responsabilidades en juicios de divorcio y separación
Jueces

No podemos pretender hacer responsables a los jueces, abogados, procuradores, testigos y peritos que intervienen en nuestro juicio de separación y divorcio pues les estamos dando la capacidad de participar en mayor o menor medida en la resolución judicial que nos será impuesta por no haber sido capaces en primer término de ponernos de acuerdo con nuestra ex pareja. Se puede estar dirimiento cuestiones tan importantes como la patria potestad, guarda y custodia, régimen de visitas y comunicaciones, pensión de alimentos.. etc, el uso del domicilio común, la pensión compensatoria propia o de nuestro cónyuge… etc, en definitiva cuestiones capitales y determinantes para nuestra vida y las de nuestra familia y entorno.

Un juicio de divorcio contencioso no suele merecer la pena por:

  • Plazos de tramitación: En unos Juzgados como los de Madrid (por ejemplo) suele tener un periodo de tramitación de unos 6 o 7 meses desde la presentación de la demanda en el Juzgado (dependiendo del desarrollo del proceso puede ser mucho mas).
  • Enfrentamiento: Todos y cada uno de los pasos que hay que dar para enfrentar las respectivas posturas de cada una de las partes frente a las del otro.
  • Coste económico: Cada procedimiento tiene un precio concreto y a su vez cada profesional una minuta específica por cada trámite, pero no suele merecer la pena gastar grandes cantidades de dinero si el resultado no merece proporcionalmente la pena teniendo en cuenta todas las demás cuestiones (nuestra propia situación económica y necesidades familiares y personales así como los sacrificios de todo tipo que conlleva cada proceso de separación o divorcio por lo contencioso).

¿Hablan los abogados con el Juez antes del juicio de divorcio?

¿Hablan los abogados con el Juez antes del juicio de divorcio?.

No se trata de una obligación legal ni de ningún tipo de trámite procesal de derecho de familia, sino que es la práctica habitual judicial, en la que antes de comenzar el juicio de divorcio, separación, guarda custodia o modificación de medidas de cualquiera de las anteriores, el Juez suele requerir la presencia de ambos letrados para que pasen a la sala a poner de manifiesto brevemente sus perspectiva respecto del litigio y las posibles cesiones que sería posible realizar en aras del entendimiento respecto de cada uno de los hechos controvertidos.

Llegar a un acuerdo entre abogados delante del Juez antes del juicio
Acuerdo entre abogados

Nuestros abogados son tremendamente mediadores y conciliadores en todos aquellos casos en los que es posible, pues evidentemente existen algunos casos en los que la cesión es imposible por no poder aceptar algo diferente a lo solicitado, no cabiendo en ese caso otra opción que la de pasar a sala para celebrar juicio. En nuestro despacho de abogados contamos con mas de un 95% de procedimientos amistosos del total tramitados, siendo en un número residual de procedimientos en los que se debe de presentar el procedimiento contencioso, lo que se realiza con la mayor contundencia, pero con el debido respeto pues no existe necesidad de empeorar aún mas la relación entre los esposos. En la mayoría de los casos el principal problema no radica en el enfoque que tenga nuestro propio abogado, sino principalmente el letrado de nuestro ex marido o mujer, pues si no existe voluntad al respecto, la mediación será imposible. En nuestro bufete contamos con un gran número de expedientes que han llegado a juicio contencioso por no existir voluntad alguna de contrario por buscar puntos de encuentro que permitan el entendimiento de todas las controversias, o al menos reducirlas, lo que en procedimientos con hijos menores de edad puede suponer un verdadero drama familiar que suele perjudicar principalmente a los niños.

Negociación antes del juicio de los abogados con el Juez para intentar llegar a un acuerdo
Negociación antes del Juicio de divorcio

No existe obligación por parte del Juez de entrevistarse con los abogados de las partes justo antes de pasar al juicio, al igual que no existe un derecho letrado directo de la parte de tener esa audiencia, sino que forma parte desde nuestro punto de vista de las buenas prácticas judiciales, y que suele ocurrir casi siempre. Se trata de una oportunidad de buscar puntos de entendimiento, es muy importante que el discurso de cada abogado sea profesional, claro y contundente (al grano) pues evidentemente ello o bien supondrá reducir las cuestiones que se discuten en sala, o al menos crear un «prejuicio» en el sentido de conocimiento del caso por parte del Juez inmediatamente anterior a la celebración del juicio, lo que si se sabe enfocar desde el sentido común puede suponer un beneficio como condicionamiento previo positivo en el desarrollo del juicio y correlativamente en el fallo de la sentencia.

La mediación debe de ser la primera opción y sólo cuanto resulta imposible permitir que un tercero (Juez) resuelva nuestras disputas familiares por medio de la defensa de nuestros representantes (abogados) en el peor contexto posible, un juicio posterior a la ruptura, lo que supone que en algunos casos el dolor inherente al proceso haga que no merezca la pena el pleito ni aún obteniendo el mejor de los resultados posibles. La mediación debe de producirse desde el principio hasta el final del proceso, y de ser necesario incluso después para el correcto desarrollo de la regulación resultante del pleito. Lo mejor es la comunicación vía telefónica o por correo electrónico de los letrados, pero incluso antes de pasar a sala de audiencias la costumbre es llegar unos minutos antes para saludarse, conocerse en persona, tenderse la mano y tratar de buscar opciones y soluciones, lo que nunca debe entenderse como debilidad sino como fortaleza.

Negociación entre el Juez del divorcio y mi abogado y el de mi ex mujer o marido
Juez y abogados de divorcio

Lo que sucede en muchos casos y «queda fatal» es que en los casos en los que el Juez sí recibe antes de entrar a juicio a los abogados, estos no hayan hablado absolutamente nada y que se limiten a reproducir como papagayos lo que cada uno quiere, pues no es profesional, no están hablando los clientes, sino los abogados, que deben de superar la barrera del drama personal de los clientes que impiden la comunicación y poder ofrecer alternativas legales, pues existen, pero debe de existir voluntad en el letrado contrario y en ambos clientes, lo que en ocasiones no existe siendo imposible cualquier esfuerzo de mediación. La gran parte de las discusiones son innecesarias fruto de malos entendidos. La entrevista y negociación entre los abogados en presencia del Juez es diferente en cada caso, logrando en ocasiones evitar celebrarlo después de varias conversaciones (se sale de la sala para hablar cada abogado con su cliente, se vuelve a pasar, a salir… etc), pero dichas conversaciones entre abogados y Juez son a puerta cerrada sin que las partes tengan posibilidad de conocerlas personalmente. Si se debe de celebrar el juicio abogados, procuradores y clientes pasan a la sala y en ocasiones se suele realizar otro intento de mediación por parte del Juez, pero es mucho menos frecuente.

Abogados para divorcios difíciles

Abogados para divorcios express difíciles y complicados:

Contamos con unos de los mejores abogados de divorcios que no sólo se ocupan de casos sencillos, además y sobre todo están preparados para gestionar los casos más difíciles y enrevesados en los que por las circunstancias de hecho o derecho exista una especial dificultad procesal o legal.

Puede consultarnos del modo más cómodo pues nos interesamos por hacer sencillos cada uno de los casos, lo que es especialmente importante en el caso de divorcios delicados pues se trata de casos en los que no podemos afirmar que el acuerdo sea posible, pero lo que si podemos es facilitar al máximo a los esposos los trámites de divorcio express de mutuo acuerdo, o en su caso reducir las cuestiones a resolver en proceso contencioso gracias a la mediación letrada.

Abogados para divorcio express y separación matrimonial difícil
Divorcio difícil

Expertos en procedimientos de derecho de familia en Madrid y en toda España ya sea con tramitación online o presencial conforme su propia preferencia para recibir el mejor asesoramiento especializado y ajustado a las necesidades de su caso por difícil que sea, pues normalmente las cuestiones matrimoniales son tan complejas que no pueden aplicarse criterios genéricos pues esencialmente deben de resolverse de modo individualizado buscando el interés preferente de cada caso y aplicando el derecho para obtener el mejor resultado.

Abogados para mediación de divorcio express y separación matrimonial
Hacer fácil un divorcio

Somos sus abogados de confianza para separaciones matrimoniales con hijos o sin hijos enrevesadas al precio más económico, por mas alejadas que estén las posturas de las partes, defendemos que con un buen asesoramiento y con voluntad de las partes se pueden llegar a soluciones extrajudiciales que lleguen a satisfacer a ambos cónyuges resolviendo de una manera madura e inteligente la situación por encima de desavenencias fruto del rencor o el déficit de comunicación. Antes de enfrentarse trate de negociar un acuerdo, pues no es cuestión de ganar o perder el juicio, se trata de ser razonable y ponernos un poco mas en el lugar de la otra parte y viceversa, pues en definitiva las situaciones complicadas precisamente necesitan de mayor esfuerzo de entendimiento por ambos, pues de no ser así, probablemente ambos esposos saldrán perjudicados. En mas de la mitad de los casos los graves problemas sólo son pequeños problemas mal gestionados que se han ido complicando por las reacciones inadecuadas de ambos, cuando no nos gusta lo que nos hacen solemos por tendencia natural hacer lo que no quiere la otra parte que se le haga, la que suele reaccionar de la misma manera y así se va deteriorando mas y mas la relación causando verdaderos dramas innecesarios.