Abogados de divorcio contencioso en Madrid

Abogados de divorcio contencioso:

Un buen abogado experto en derecho de familia antes de iniciar el divorcio contencioso trata de mediar y llegar a un entendimiento con la otra parte y justo eso es lo que hacemos nosotros.

El consenso puede ser global o cuando menos parcial para acercar posturas y reducir los hechos controvertidos a discutir y resolver en el pleito, lo cual ya es muy positivo.

Existen casos en los que las necesidades especiales familiares no hacen posible la mediación con el otro cónyuge o su abogado y se debe de interponer proceso judicial unilateral, incluso con medidas provisionales.

En otras, después de un proceso mas o menos largo de tiempo de negociación se llega a la conclusión de que el entendimiento es imposible y se procede a la presentación de la demanda contenciosa.

La regulación que se establezca en la sentencia que ponga fin al proceso es fundamental para la continuidad de la vida de ambos cónyuges divorciados y es por ello que debe de ser el mas favorable posible.

¿De qué depende ganar o perder el juicio?

Los elementos básicos para poder obtener una sentencia de divorcio favorable son los siguientes:

Actitud propia:

Igual o incluso en muchos casos mas importante que el abogado es el propio cliente en su actuación propia. El hecho de que en el objeto del juicio se pueda demostrar que el cliente tiene razón por haber hecho las cosas bien. Por tener una versión coherente entre lo que se pide jurídicamente en Derecho y con aquello que está haciendo en la vida real el cliente. Por ejemplo, en un juicio en el que se pide la custodia de un niño para uno de los progenitores será clave poder demostrar que dicho progenitor cuida y colabora con las necesidades de los hijos. De no ser así, evidentemente el abogado poco podrá hacer. Además es muy importante que exista una relación de confianza entre abogado y cliente y que el cliente realice lo mejor que le sea posible las pautas de su letrado.

Actitud de nuestra ex pareja:

En ocasiones la actitud de nuestra pareja nos facilita o complica nuestra expectativas de estimación de pretensiones procesales. No se suele valorar pues no depende de uno mismo, pero no son pocos los pleitos en los que una de las partes con pocas probabilidades gana un juicio o con muchas lo acaba perdiendo por la actuación horrible o brillante de de nuestra ex pareja, marido o mujer.

Influencia del entorno propio:

Debemos de ser conscientes de que nosotros nos estamos divorciando, no todo nuestro medio social. Debemos de escuchar a los nuestros y tenerlos en cuneta, pero no dejarnos llevar por lo peor de la ruptura y el rencor que nos transmiten hacia nuestra ex pareja desde nuestro alrededor familiares, amigos y allegados. El matrimonio es cosa de dos y la separación también. En todo caso habrá que seguir las pautas de nuestro abogado antes que las de nuestro entorno pues en muchos casos con la mejor intención nos recomiendan lo que menos nos conviene, y nosotros nos dejamos llevar y metemos la pata.

Influencia del entorno de nuestra ex pareja:

Cuando una pareja esta unida todo son cosas positivas (e incluso en ocasiones ni eso). Cuando se llega a la ruptura existe un conjunto de personas afines a nuestra ex pareja que tienen una tendencia natural a malmeterla en contra de nosotros.

Llegan incluso a participar activamente en la ruptura tomándoselo como algo personal. Destacan por su recurrencia el suegro y la suegra, los cuñados y cuñadas y las nuevas amistades y nuevas parejas.

Sobre todo en divorcios con hijos, deudas y bienes patrimoniales cada uno mira por los suyos y se lleva  verdaderos enfrentamientos que condicionan la tramitación judicial que acaba siendo mucho mas traumática de manera innecesaria.

El abogado que defienda nuestros derechos:

La relación de cliente y abogado es fundamental. Debe de existir buen entendimiento, comprensión y coordinación. Cierto grado de complicidad, sin intimar excesivamente pero profundizando en todo aquello que es necesario y relevante para la resolución del proceso con los mejores resultados.

El mejor abogado para negociación:

Se debe de ser valiente, claro y directo pero mostrar una actitud conciliadora. Ser constante y dedicarle tiempo y paciencia con quietud y sin agresividad. Existe una tendencia que desde nuestro bufete no compartimos de los denominados “abogados tiburones” que negocian de manera casi intimidatoria a la otra parte y consideramos que es un grave error.

La negociación debe de mantenerse y no ponerse en peligro. Lo normal es que si una abogado muestra una actitud altiva nunca logre el entendimiento y se corte el nexo de comunicación y el acuerdo de llegar a producirse se realice mas tarde y en peores circunstancias.

Nosotros dejamos abierta la puerta al acuerdo en todos los procedimientos pues sabemos que es lo que mas conviene a clientes. El único beneficiado de no lograr el acuerdo es el propio ahogado que tramitará un pleito con mayores gestiones y por tanto mayores minutas y honorarios profesionales.

El mejor abogado para juicio:

Será aquel contundente que se haga valer en la Sala con otro letrado en contra, Juez y en su caso Fiscal, que es donde hay que demostrar la profesionalidad y saber defender los intereses del cliente, hacerle sentir protegido con sensación de control y seguridad.

No es mejor abogado el que habla mas raro como se suele pensar. La finalidad es que nos den la razón y para ello deben de poder entendernos. Ciertas cuestiones son evidentemente técnicas pero nuestro despacho tiene una tendencia incluso en el acto de juicio de hablar de la manera mas directa posible pues lo importante es el contenido no la palabra.

Por ejemplo, en un interrogatorio o prueba testifical, uno de nuestros abogados no pregunta para preguntar si un progenitor pasa la noche con su hijo utilizando la palabra “pernocta” sino dormir que es mucho mas simple y dice exactamente lo mismo.

No tenemos que justificar nuestros conocimientos teóricos con nuestros clientes, tenemos que defenderlo fuerte dejándonos la piel en cada juicio y para ello necesitamos entendernos con todos los intervinientes del pleito con el lenguaje mas sencillo posible.

El Juzgado en el que se tramite el procedimiento:

El Juzgado influye para que el procedimiento sea mas rápido o mas lento, pero realmente al ser la Ley de Enjuiciamiento Civil igual para todos sólo existen pequeñas diferencias en uno o otro Juzgado. Influye mucho que el funcionario que nos asignen sea profesional y ágil pero incluso cuando no es así o incluso el funcionario esta de baja y nuestro procedimiento se queda paralizado sólo se pierde tiempo, que no es poco. El procurador es el representante de la parte y el que se ocupa de estar pendiente de agilizar cada proceso.

El Juez que nos corresponda:

La Ley aplicable es igual para todos los casos no existiendo una Ley de divorcio sino aplicándose principalmente el Código Civil, la jurisprudencia y todos los principios del Derecho. De cara a la admisión de las pruebas, la orientación del pleito y el criterio de sentencia, cada criterio es muy diferente lo cual crea inseguridad jurídica al no saber a que atenerse. Por eso en derecho de familia es tan importante contar con un abogado experto.

Muchos clientes nos preguntan, “en mi caso es mejor Juez o Jueza” y otras tantísimas dudas. Lo importante no es el Juez que no deja de ser un funcionario con la obligación de hacer su trabajo conforme al Ordenamiento Jurídico y la promesa o juramente prestado para el acceso a la carrera judicial.

Lo importante es tener la razón y saber acreditarla, pues si el Juez predeterminado por la Ley nos perjudica con un criterio que nos es desfavorable siempre queda la posibilidad del recurso de apelación ante la Audiencia Provincial donde sí está mas homogéneo y uniforme el criterio judicial conforme jurisprudencia.

¿Cuánto dinero cuesta divorciarme?.

Abogados de divorcio contencioso en Madrid
Divorcio contencioso

Nos consideramos el mejor despacho de abogados en materia de divorcio de Madrid y todo España.

Nuestros precios en procesos amistosos son los mas económicos y en los contenciosos también habida cuenta de la calidad y dedicación de nuestros letrados.

Puede acceder a la sección de nuestra web en la que indicamos todos nuestros precios en: PRECIOS DE ABOGADOS EN MADRID.

En nuestro bufete los precios y costes finales certificados por escrito que incluyen ABOGADO, PROCURADOR e IVA (todos los costes profesionales):

  • Consultas y estudio de su caso: Gratis.
  •  Divorcio contencioso sin hechos controvertidos: 1.000 euros.
  • Divorcio contencioso con hechos con hechos controvertidos: 1.500 euros.

También es posible contratar una demanda que además del juicio principal incluya medidas provisionales. Somos expertos en adaptar nuestros servicios a la necesidades de los clientes.

Al ser las consultas gratuitas toda persona puede consultarnos y conocernos y optar por contratarnos o no sin ningún tipo de compromiso o vinculación.

Ni nuestros clientes ni nosotros tenemos obligación de realizar una contratación con independencia de las consultas que se puedan realizar. El cliente tiene la posibilidad de contratarnos o no, pero también de manera muy rigurosa nuestro bufete no acepta cualquier caso sino sólo aquel en el que crea y pueda defender por creer en lo que se va a defender y tener un mínimo de empatía con el cliente.

Ninguno de nuestros abogados están incluidos en las listas de turno de oficio y sólo prestamos nuestro trabajo a los clientes que elegimos y nos eligen para defender sus derechos en algo tan importante como es un divorcio. Servicios exclusivos que permitan el correcto seguimiento y atención de cada caso que conllevará el mejor resultado posible.

En la actualidad no se debe abonar TASA JUDICIAL, por lo que los únicos costes del proceso serán los del despacho con el que contrate.

Diferencia con el divorcio de mutuo acuerdo:

Intentamos conciliar un acuerdo con su cónyuge con mediación familiar  pues el divorcio amistoso de pues es preferible y ventajoso por ser:

Mas rápido:

Por lo contencioso como rápido el trámite supone cuanto menos el plazo de 6 meses aunque se puede prolongar en el tiempo hasta un años. En condiciones especiales como son procedimiento con hijos menores en el que se haya recabado el informe psicosocial y el servicio esté saturado puede retrasarse uno o incluso 2 años adicionales. De mutuo acuerdo puede ser inmediato en el caso de divorcio ante Notario o judicialmente entre 1 y 2 meses. Por ello, el plazo de un mutuo acuerdo es una cuarta parte como normal general.

Más económico:

El divorcio de mutuo acuerdo cuesta una quinta parte de lo que cuesta el amistosos. En este sentido debemos de manifestar de que lo normal en divorcios de mutuo acuerdo es que ambos cónyuges contraten al mismo abogado. En ese sentido el precio se dividiría entre ambos salvo que se acuerde lo contrario lo que conlleva  que el mutuo acuerdo cueste una décima parte que el contencioso.

Mas pacífico:

El proceso contencioso es una verdadera lucha sin cuartel. Requiere enfrentarse a una serie de trámites procesales con reacciones recíprocas de cada una de las partes en cada uno de ellos. El mas desagradable sin lugar a dudas es el acto del juicio. En un mutuo acuerdo muchos clientes nos indican que les es desagradable ver a su ex pareja y firmar una mera ratificación en 5 minutos. Imaginen qué difícil es la preparación de un juicio en contra de tu ex pareja  de una manera antinatural: Con abogado, ante un Juez, en una Sala de Vistas… nada natural y nada a lo que esté acostumbrado; y en un momento de crisis de pareja normalmente próximo a la ruptura.

Mas cómodo y simple:

Es mucho mas fácil realizar un trámite judicial o notarial de mutuo acuerdo que no deja de ser un mero trámite, mucho mas cómodo y simple que un juicio de meses, con grandes costes, sufrimientos inherentes a lo que lleva aparejado el drama de un proceso judicial con la persona que en ese momento menos queremos ver, con la presión de poder perderlo y los nervios correspondientes.

Antes de contratar su proceso consúltenos para darle las respuestas legales, le informaremos sobre la viabilidad de sus pretensiones matrimoniales en el divorcio, de modo que le recomendaremos lo más conveniente, siempre en primer término la mediación para buscar el acuerdo.

¿Cómo es el Juzagdo de mi juicio de divorcio?

Contamos con tramitación de demandas contenciosas en todos los partidos judiciales y Juzgados de Madrid. Una de las preocupaciones de nuestros clientes cuando se disponen a contratar su proceso de divorcio contencioso es conocer “cómo es el Juez o Juzagdo” que le corresponde. A título ejemplificativo, con respeto y desde nuestra mera opinión y valoración personal podemos ofrecer la siguiente opinión profesional sobre los Juzgados de Primer Instancia de:

Fuenlabrada:

Es el Juzagdo mas rápido y eficiente de la Comunidad de Madrid en materia de Derecho de familia actualmente. ¿Por qué?, por haberse creado el Juzgado número 7 en el año 2018 para dedicarlo única y exclusivamente a causas familiares, lo que supone que no tenga trabajo atrasado ni expedientes pendientes. Anteriormente se tramitaban los procesos de familia y ahora reiteramos que gestionan procesos amistosos en unos 15 días y contenciosos ordinarios en unos 4 meses.

Leganés:

Existen 8 Juzgados Mixtos y uno de Violencia de Género que cuentan con mas agilidad que los demás comparativamente.  Destacan por su eficiencia y profesionalidad los Juzgados 3, 6 y 7 .

Getafe:

Es un partido judicial eficiente con Juzgados muy competentes que funcionan bastante bien. Este despacho no considera acertado ni adecuado en muchos casos el criterio general del Juzagdo número 4.

Alcorcón:

Son Juzgados que están en la media de tramitación en cuanto a plazos y eficiencia.

Móstoles:

Uno de los mas lentos en materia de familia. Sólo se dedica a derecho de familia el Juzgado 7 que esta brutalmente saturado, el trabajo es insostenible y la consecuencia es que toda persona que se enfrente a cualquier tipo de trámite en el Juzagdo de familia de Móstoles se enfrenta a un proceso lento y tedioso, insufrible.

Arganda del Rey:

El Juzgado 1 es uno de los mas lentos del partido judicial con múltiples cambios de funcionarios pues es un Juzgado saturadísimo. Los restantes también están colapsados por la gran cantidad de trabajo que asumen, son lentos, pero no tanto.

Alcalá de Henares:

El Juzgado que se ocupa de derecho de familia es el número 6. Es lento y a día de la fecha mantiene un criterio que este despacho públicamente y casi todos los demás en privado critican. Se tiene la costumbre de hacer pasar a los abogados antes de juicio (hasta ahí es lo normal y recomendable) y condicionarles para que lleguen a un acuerdo. No se trata de una recomendación sino de pautas firmes. Para el caso de que no sea posible el acuerdo como es el Derecho de ambos cónyuges de defender sus derechos en juicio (normalmente después de una espera de unos 8 meses de tramitación) se realiza de una manera muy cortante y muy rápida.

Torrejón de Ardoz

Son lentos, bastante mas de lo normal. Tienen las sedes judiciales divididas en 3 edificios.

Coslada:

Están dentro de lo razonable. Tienen mucha carga de trabajo pero en general la resuelven de manera adecuada.

Valdemoro:

Cuenta con unos Juzgados que son bastante lentos, mas que la media comparativa de otros.

Aranjuez:

Es un Juzgado con mucho volumen de trabajo pero con resultados admirables en relación a los medios de los que disponen. El Juzgado literalmente “se cae a pedazos”. Todos los Juzgados son correctos y cuentan con un buen funcionamiento, muy bueno si pone en relación a los medios de los que dispone.

Parla:

Funciona bastante bien, está dentro de los plazos razonables medios de la Administración de Justicia.

Madrid capital:

Son muy eficientes al ser todos especializados en materia de familia. ¿Qué quiere decir eso?, que están especializados y por ello cuentan con mayor eficiencia. El edificio está situado en calle Francisco Gervás, un poco mas abajo de los Juzgados de Plaza Castilla y Capitán Haya (actual calle Joan Maragall), zona Cuzco. Cabe destacar por su eficiencia los Juzgados 75, 76, 25, 22 y 66.

Juicio contencioso