Supervivientes víctimas de Violencia de Género 🙋‍♀️

Víctima no, SUPERVIVIENTE

VÍCTIMAS NO, SUPERVIVIENTES!!

Aleja de ti todo pensamiento que te genere malestar.

Suelta la culpa y deja que el viento se la lleve.

Suelta ese pesado lastre de cargas innecesarias que te acostumbraste a soportar, porque desde ese día en el que te diste cuenta de que TÚ NO  MERECES ESO y quisiste alejarte de tu maltratador, dejaste de ser una víctima.

Desde ese día en el que quisiste poner freno a esa injusta situación y decidiste volver a ser la dueña de tu vida, sólo dando ese paso que tanto te costaba dar, has pasado de ser una VÍCTIMA (pasiva y sufridora), a una SUPERVIVIENTE (guerrera, luchadora y con una fortaleza sin límites).

Puede parecer un detalle insignificante, pero el que etiqueten a estas personas de una u otra forma puede condicionar enormemente el devenir de su recuperación.

Es cierto que las etiquetas que la sociedad nos pone no nos definen realmente, en teoría, es uno mismo el que decide quién quiere ser y no ellas, sin embargo, la realidad es que a menudo se convierten en cargas pesadas y limitantes que nos llenan de barreras.

Una reivindicación que a menudo claman aquellas mujeres que se han visto inmersas en relaciones de sometimiento y violencia por parte de su pareja/cónyuge, es que no se refieran a ellas como “víctimas de violencia género”, sino como SUPERVIVIENTES. El hecho de poner el foco en sus fortalezas (afán de superación, coraje, valor) y no en la violencia a la que estas mujeres han sido sometidas es, a nuestro juicio, una de las mejores estrategias para debilitar y deslegitimar al maltratador y seguir empoderándolas.

El día en que por fin, tomas la decisión firme de alejarte de esa persona “que no te sabe querer”, ese día dejas atrás el rol de víctima en el que tantos años te has sumido para convertirte en una superviviente con toda la vida por delante para dejarte querer y ser feliz como mereces.

Roles en el maltrato:

Ese cambio de roles, exclusivamente es mérito tuyo… SÓLO TÚ SABES…

  • Todo lo que realmente has sufrido durante tanto tiempo.
  • Como esa devastadora situación que has vivido, te ha ido marchitando, te ha ido consumiendo y desgastando hasta conseguir apagar esa arrolladora luz que emitías y a todos deslumbraba.
  • Las terribles consecuencias físicas, psicológicas y emocionales que conlleva el estar inmersa tanto tiempo en ese dantesco campo de batalla.
  • Lo que supone soportar el dolor más allá del límite humano.
  • Las innumerables veces que le has perdonado, justificado e intentado ayudar.
  • Cómo necesitaba imponerse de la forma más cruel que existe para sentirse vivo, cubrir sus carencias o su infinito vacío interior.
  • Cómo tiene tal habilidad para mentir y manipular los hechos, que incluso te ha hecho dudar de que tú eres la culpable de todo.
  • Cómo ha sabido apuñalarte donde más te dolía y cuando menos lo esperabas.
  • Cómo sin darte cuenta ibas perdiendo fuerza hasta convertirte en una “esclava sumisa” con tal de mantener a la “fiera aplacada”.

Valorar el mérito de superar el maltrato:

Valorar la valentía

Pero desde ese mágico instante en el que recordaste lo bonito que era QUERERTE y lo indescriptible que tiene que ser SENTIRTE QUERIDA…Desde ese instante en el que fuiste consciente de que tantísimo amor que tienes por dar y recibir no puede seguir destinándose a la persona equivocada… Desde ese instante, te has convertido en una SUPERVIVIENTE porque:

  • Has sobrevivido al zarpazo canalla del maltrato.
  • Has puesto el empeño, la valentía, la fuerza y el coraje para romper esa cadena interminable de dolor en la que estabas inmersa.
  • Has superado todos los obstáculos posibles.
  • Has vencido la mano traidora y la lengua envenenada del que tanto te quería.
  • Pero  por encima de todo… porque te has propuesto VIVIR.

Cuando una se arma de valor y se aleja de su maltratador (con denuncia o no de por medio), su cabeza se convierte en un viejo ordenador, totalmente lleno, ocupado, enmarañado e infectado por virus, que habría que formatear de urgencia.

Ideas que van y vienen, emociones y sensaciones que se superponen a velocidad de vértigo… Te ves inmersa en un universo de DUDAS y TEMORES…en el que predomina una TRISTEZA desgarradora (más grande de lo que ninguno pudiera imaginar)… y un enorme sentimiento de DESOLACIÓN y FRACASO…pero sobretodo… con mucha, mucha, muchísima CULPA.

Es lógico sentir todo esto ¿sabes por qué? Porque lo que has vivido, pese a haberse enmascarado bajo un enamoramiento sin límites hacía ti y tu valía, se llama MALTRATO.

Por tanto no cabe la posibilidad de sentirse de otra manera.

La persona que más te quería ha conseguido atentar contra todos tus sentimientos, ha apaleado grave y reiteradamente tu mundo emocional y ha conseguido tambalear los pilares de tu existencia de la forma más cruel que existe…poco a poco, en silencio y haciéndote creer que tu no mereces otra cosa.

Consejo y recomendación, quererte y dejarte ayudar:

Alejarse del maltrato

No tengas prisa…Ahora estás al límite… Has vivido miles de explosiones internas pero ten claro que TODO PASARÁ, y que ese maremágnun que hoy desestabiliza tu cabeza, acabará asentándose en tu mente hasta que llegue el equilibrio a tu vida.

No tengas prisa… Mientras luchas por vivir, vendrán días de retroceso, de arrepentimiento, de lágrimas, ansiedad y desesperación, pero convéncete de que llegarán preciosos amaneceres en los que podrás apreciar el azul del cielo y el brillo del sol, sin ninguna de esas nubes de por medio a las que te habías acostumbrado.

“TODO LO QUE NECESITAS, TE SERÁ DADO A SU DEBIDO TIEMPO…TÚ SÓLO CONFÍA”

El amor de verdad siempre es respetuoso y protector, nunca hiere.

Sin embargo, salir de una situación de maltrato, implica aceptar una realidad demasiado dura y vergonzosa que sólo dificulta la salida de esa tela de araña que se fue tejiendo poco a poco y en la que te has visto envuelta.

Si por desgracia al leer este artículo te has visto reflejada en algún aspecto o crees que puedes estar inmersa en una relación de este tipo, queremos compartir contigo unas frases que te convendría repetir a menudo, hasta convencerte de que reflejan a la perfección la forma que tu verdugo tiene de ejercer la manipulación sobre ti:

TEN CLARO QUE… 

LA CULPA NO ES TUYA

              –SU CAMBIO NO ES TU RESPONSABILIDAD

              –TÚ NO HAS HECHO NADA PARA MERECER ESO

              –EL PROBLEMA NI LO TIENES, NI ERES TÚ…EL PROBLEMA ES ÉL Y LO TIENE ÉL

              -NO TE QUIERE, NO SABE QUERER

              –TUS HIJOS NO TIENEN QUE PERDONARTE NADA…SÓLO AGRADECER QUE LES SALVES

El día que seas capaz de leer estas frases en voz alta sin que te remuevan por dentro y consigas instalarte en lo que representan cada una de ellas sin culpa, miedo o sensación de ser una persona mala o alguien desleal…

Ese día…será EL PRINCIPIO DEL FIN…Y desde entonces todo sufrimiento habrá quedado atrás.

Nunca olvides que el hecho de que actualmente seas una víctima no tiene por qué condenarte a serlo durante toda la vida.

TÚ NO ERES LA MALA, SÓLO UNA MUJER MALTRATADA”

“AGUANTAR y SEGUIR SUFRIENDO NO ES UNA ALTERNATIVA. JAMÁS HAY UNA RAZÓN PARA HUMILLAR y MALTRATAR A NADIE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *