Sufrimiento, soledad y duelo de divorcio

Sufrimiento, soledad y duelo de divorcio y separación:

El matrimonio suele estar relacionado con un sentimiento de disfrute, compañía y celebración. Es normal, lo que se está realizando es la unión de la vida de dos personas.

Congruentemente en el momento de la separación o divorcio es normal que se experimente todo lo contario: sufrimiento, soledad y duelo derivado de la ruptura.

Es tan importante saber gestionar la unión como la separación.

No hay que asociar necesariamente el emparejamiento con algo positivo y la ruptura con algo negativo.

Ambas son decisiones que se toman de manera aparentemente consciente y madura. Siempre es posible equivocarse e incurrir en un error o equivocación, pero se trata en ambos casos de opciones y decisiones que se deben de tomar de la manera más diligente y consciente posible tratando de conseguir con el conjunto de nuestras decisiones que nuestra vida y la de nuestros seres queridos sea mejor.

Sufrimiento y divorcio

Divorcio y sufrimiento:

Es verdad que todo divorcio o separación suele conllevar sufrimiento, pero también hay que tener en cuenta que todo divorcio se realiza a instancia de parte.

Por ello, mientras que el matrimonio nace del consentimiento concurrente de ambos cónyuges, el divorcio puede llevarse a efecto por la única voluntad de uno de los cónyuges.

Por tanto el divorcio puede acarrear sufrimiento, pero será fruto de la decisión de uno o ambos cónyuges de manera que realmente será un sufrimiento decidido como la mejor opción para la relación matrimonial.

Cuando los motivos que tenemos para divorciarnos pesan más que los que tenemos para mantener un matrimonio, evidentemente la decisión correcta será el divorcio tratando de mediar para que sea amistoso de mutuo acuerdo.

Existe un sufrimiento inherente al divorcio, pero también existe un desgaste y sufrimiento inherente al mantenimiento de un matrimonio que no queremos o no nos hace bien.

Por ello en los casos en los que nos planteamos el divorcio debemos de partir de la base de que tal vez sea doloroso y nos genere sufrimiento tanto mantener el matrimonio como optar por el divorcio.

La clave es tomar la decisión acertada y llevarla a cabo de la mejor manera posible ya sea:

  • Retomar el matrimonio tratando de salvar y superar las posibles diferencias y desavenencias.
  • Divorciarse con el máximo respeto y cordialidad tratando de que pueda ser en proceso amistoso.
Divorcio y soledad

Divorcio y soledad:

Ocurre lo mismo con el divorcio y la soledad.

Muchas personas mantienen un matrimonio por miedo a la soledad por considerar que el divorcio les dejará solos pero también tienen la sensación de que su relación no es la compañía que les satisface.

Hay personas que están acompañadas y se sienten solas. Hay soledad individual y soledad compartida con una persona que no nos aporta la compañía que nosotros queremos o deseamos.

No cualquier compañía nos va a sacar de la soledad, sólo la compañía que nosotros queremos.

Incluso en ocasiones el divorcio nos puede reducir esa sensación de soledad pues nos permite optar a una nueva vida individual y dejar de compartirla con una persona que tal vez inicialmente sí que nos era satisfactoria pero que a día de hoy ha dejado de hacerlo.

La soledad es subjetiva. Ya no existe el abandono de hogar y por tanto somos libres de desarrollar nuestra vida conforme consideremos oportuno sin limitación de desarrollo de vida con independencia de nuestro estado civil.

Evidentemente si no compartimos la vida con nuestro cónyuge al final lo normal es que la relación acabe en divorcio, pero no existe impedimento de hacer libremente nuestra vida sentimental juntos o separados estemos casados, separados o divorciados.

Un cliente en su momento nos dijo que se divorciaba por miedo a la soledad.

La explicación era que en su matrimonio estaba avocado a la soledad, pero el divorcio le podía dar la posibilidad de salir de esas soledad. Según él concebía, sentirse solo estando acompañado era una prisión que le atormentaba, pero el hecho de que una vez divorciado desarrollara su vida según viera en cada momento no le preocupaba en absoluto pues era una soledad temporal y decidida y no una soledad permanente y resignada.

Divorcio y duelo

Divorcio y duelo:

El divorcio puede generar un duelo, pero al igual que se ha dicho con el sufrimiento y con la soledad, puede existir el duelo de mantener un matrimonio de cuerpo presente o el duelo natural de la ruptura sentimental del divorcio.

Nadie puede decirle lo que tiene que hacer en su matrimonio.

Ninguna persona debería atreverse a decir si debe de casarse o divorciarse pues sólo usted sabe lo que siente y lo que quiere.

En ocasiones un matrimonio desde fuera da una imagen que no se corresponde con la real que se desarrolla en la intimidad.

De hecho, en ocasiones la relación aparente para la propia pareja se vive de una manera muy diferente en función de la perspectiva de cada uno de los cónyuges, las circunstancias y su evolución personal.

Un mal matrimonio puede ser un duelo de por vida y un divorcio a tiempo puede ser un alivio.

Lo importante es no llegar a situaciones límite juntos o separados, pues esto será lo que normalmente nos haga percibir la situación como dramática y de duelo sentimental.

Hay que fomentar la comunicación en el matrimonio, la sinceridad, la confianza y el respeto.

Las relaciones no suelen acabar por sorpresa, normalmente suelen acabar después de un proceso de deterioro en el que llega un momento que uno de los cónyuges opta por dejar de querer estar juntos.

Si fuéramos más conscientes del momento de la relación tendríamos la conciencia suficiente como para evitar la ruptura, o de llegar, que no fuera tan dramática y que la separación o divorcio no conllevará un duelo emocional traumático.

Con nosotros podrá llegar a un divorcio express notarial o judicial de mutuo acuerdo con predisposición a un entendimiento amistoso y consultas de mediación gratuita para reducir en todo lo posible el sufrimiento, la soledad y el duelo de una separación.

Si lo prefiere también pueden acceder a nuestro formulario de divorcio para poder recibir gratis y sin compromiso de contratación una propuesta de divorcio de mutuo acuerdo con borrador de convenio regulador adaptado a sus necesidades familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *