Sindrome de Wendy y divorcio

El síndrome de Wendy es muy desconocido y en este artículo intentaremos explicarlo de un modo muy simple, pues influye en parejas provocando situaciones que pueden derivar en conflictos que acaben en divorcio o separación matrimonial. El síndrome de Wendy puede detectarse con la apreciación de algunas de las siguientes actitudes en persnas que:

  • Muestran preocupación de cuidar y satisfacer al otro, principalmente pareja o hijos.
  • Insiste en hacer las cosas ella misma y asumir responsabilidades de la otra persona.
  • Baja autoestima, pretenden agradar a los demás por el miedo de su rechazo, tendencia sobreprotectora.
  • Buscan un “Peter Pan” al que atender ejerciendo el rol materno en pareja desviviéndose en su empeño.
  • Asumiendo la tradicional figura maternal, termina por convertirse en padre o madre de su pareja.
  • Se siente imprescindible para los demás creándoles en muchos casos dependencia.
  • Entiende el amor como un sacrificio que acepta con resignación y al que se somete voluntariamente.
  • Necesitan la aprobación de los demás para tomar las decisiones importantes y también las cotidianas.
  • Se preocupa por evitar disgustos y enfados de los que le rodean a los que intenta hacer feliz constantemente “metiéndoles en una burbuja”.
  • Pide reiteradamente disculpas por todo lo que no ha hecho o no ha sabido hacer aun cuando la responsabilidad verdaderamente no le correspondía.
  • Concibe el amor con un sacrificio, se deprime por falta de atención y depende de la aceptación social y su entorno.

Según se expone, parece algo positivo, e incluso lo que la sociedad espera de cualquier persona, pero no se produce de un modo natural y espontaneo sino por el miedo al rechazo, necesidad de sentirse aceptada y respaldada, por el temor de que nadie la quiera, el trato es servicial para cubrir su propia necesidad de seguridad. No controlan su forma de vida y tratan de controlar la vida de otras personas haciéndose a si misma importante y necesaria.

Una madre Wendy suele tener hijos con tendencia al síndrome de Peter Pan, al igual que con la pareja.

Es muy difícil reconocer, pues suelen ser personas resignadas y sufridas que hasta el momento en el que no están tremendamente agobiadas no acuden a buscar ayuda, pues su situación les tiende a parecer “normal”.

En la mayoría de los casos lo padecen mujeres,  y el origen está en un pasado en el que la persona se siente apartada, desprotegida y sometida y de adulta pretende compensar la fata de dirección asumiendo rol de padres ausentes o el deseo de tenerlo. Puede resultar fácil y agradable tener una pareja con el rol de Wendy, pero realmente es un problema que puede generar futuros conflictos y arrastrar sufrimiento innecesarios, que pueden ser tratados por psicólogos o abogados en función de la circunstancias.

Su figura antagonista es la de Campanilla con tendencia a la libertad e independencia.

 

On octubre 15th, 2017, posted in: divorcioblog by Tags: , ,

Dejar mensaje