SEPARACIONES CON MALTRATO NO DENUNCIADO CON ANTERIORIDAD

SEPARACIONES MATRIMONIALES CON MALTRATO FÍSICO O PSICOLÓGICO NO DENUNCIADO CON ANTERIORIDAD:

Las situaciones maltrato físico o psicológico deben de tratarse con el máximo respeto e intolerancia, valorando la intensidad y riesgo y peligro para la víctima, de modo que habrá que animar a denunciar cualquier tipo de violencia de género. a pesar de lo cual, para que tenga verdadera virtualidad deberá de tratarse de un maltrato actual, real, que genere miedo o coacción a la víctima. El miedo es libre, y en muchos casos, el maltrato puede ser sutil, maltrato por sometimiento económico, sexual, social, familiar… etc. Cualquier acto que limite la libertad de una persona es inadecuado, pero cuando se utiliza en el contexto de una relación sentimental se producen verdaderos dramas, que postran a la víctima a una situación de aturdimiento mental, pues existen reacciones de falsa culpabilidad, infravaloración de si misma, baja autoestima, dependencia, temor reverencial y otras muchas que en definitiva son consecuencia del abuso que inducen maltratadores, que en muchos casos en el ámbito social son respetados y valorados como un verdadero ejemplo a seguir, pero que en la intimidad se transforman y muestran su verdadera personalidad, pegándolo con quien menos se lo merece, con una persona de las que más le quieren.

Las separaciones con maltrato son muy delicadas, y es conveniente acudir a un despacho de abogados o servicio de ayuda a la mujer de modo individual antes de comenzar los trámites, para conocer una opinión objetiva y profesional de la situación familiar, pues muchos casos, las mujeres maltratadas, ni tan siquiera tienen la conciencia de serlo. En nuestro bufete somos expertos en la defensa de las mujeres maltratadas por violencia de género, al igual que de hombres falsamente denunciados por una violencia machista inexistente, lo que se complica aún más cuando en el matrimonio existen hijos comunes menores de edad, o propiedades con hipotecas o créditos personales, consúltenos.

 

Nunca es tarde para denunciar algo tan grave como es el maltrato familiar, pero siempre se recomienda hacerlo con el imprescindible asesoramiento legal que permita la adecuada protección de los derechos y establecimiento de las obligaciones procedentes correlativas.

Dejar mensaje