SEPARACION SENCILLA

SEPARACIÓN MATRIMONIAL SENCILLA:

 

Existe una confusión de términos, pues en realidad la ruptura de la pareja y la separación matrimonial no son exactamente el mismo fenómeno. Primero llega la ruptura, y a consecuencia de ésta la separación o el divorcio, que no es más que regularizar una ruptura de hecho, para que los cónyuges puedan continuar con su vida individualmente, pero, indudablemente, la relación entre ambos fenómenos es tan intensa que se confunden.

 

Por regla general las rupturas no son nada sencillas sino todo lo contrario, e incluso pueden ser tremendamente traumáticas, y por lo tanto, el divorcio que viene a continuación también lo es, máxime cuando se dan puntos importantes de conflicto, tales como puede ser la custodia de los hijos menores, las pensiones de alimentos, el uso de la vivienda conyugal, etc. Por tanto, si queremos hablar de separaciones sencillas debemos dejar a un lado este tipo de casos, que de hecho, cuando la conflictividad es tan grande suelen acabar en el denominado divorcio contenciosos, enfrentándose los cónyuges en un juicio.

 

Pero sí que existen las separaciones sencillas. Se dan especialmente en aquellos casos en los que los esposos han pasado página, resultando sorprendente que muchos de ellos vienen como buenos amigos. Suele ocurrir que la ruptura fue muy anterior, y habiéndola ya pasado y rehecho sus vidas, lo que desean es regularizar su situación.

 

Anteriormente esto era complicado, por lo que muchas parejas permanecían separadas de hecho por no afrontar los gastos y las molestias de un divorcio tan largo como era, pero desde que existe la posibilidad del divorcio express, o también denominado divorcio de mutuo acuerdo, sí que puede hablarse de que existe el divorcio sencillo, al menos judicialmente.

 

La sencillez dependerá también de la facilidad que exista para llegar a un acuerdo sobre las condiciones del divorcio, las cuales se estipularán en el convenio regulador de divorcio, pero una vez firmado el convenio, los pasos son sencillos.

 

El procurador presentará la demanda de seapración junto con el certificado de matrimonio, el certificado de empadronamiento, los certificados de nacimiento de los hijos si los hubiera, y el convenio regulador. Posteriormente, y para finalizar, habrán de acudir al Juzgado para firmar el poder apud acta y la ratificación del convenio, momento desde el cual solamente quedará esperar la Sentencia.

 

 

SEAPRACIÓN SENCILLA.

On febrero 28th, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje