SEPARACION JUDICIAL

SEPARACIÓN JUDICIAL:

 

La separación judicial es distinta a la separación de hecho. La separación de hecho se produce desde el momento en el que el matrimonio se separa físicamente, o lo que es lo mismo deja de convivir, de hacer vida marital. La separación judicial se produce desde la sentencia de separación, ya se derive de un proceso de carácter de mutuo acuerdo o contencioso.

 

El proceso de separación paraliza el matrimonio, suspende su eficacia, pero mantiene su existencia, pues sólo se disuelve por el divorcio. Antiguamente era necesario acudir al proceso de separación judicial previo al de divorcio, y actualmente existe la posibilidad del divorcio directo.

 

La separación es un buen recurso para aquellas ruptura matrimoniales en las que no exista una total seguridad de la crisis matrimonial, ya que de lo contrario lo mejor es mantener el matrimonio u optar por el divorcio directo (acudir a la separación previa sólo supone enfrentarse innecesariamente a dos procesos judiciales, y abonar el doble de gastos).

 

SEPARACIÓN JUDICIAL ECONÓMICA CON DIVORCIEITOR.COM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *