SEPARACION COMODA

SEPARACION COMODA

 

Tanto la separación como el divorcio son situaciones que tienen que tienen muy poco de comodidad, pero dentro de esta incomodidad (por no decir mal trago) hay una amplia gama que va del mero malestar al drama, por lo que en realidad sí que podría decirse que hay separaciones y divorcios que son cómodos en comparación con otros que son verdaderamente tormentosos.

De las dos formas que hay de divorciarse hay notorias diferencias entre ambas.

La separación de mutuo acuerdo, al igual que el divorcio de mutuo acuerdo, implica muchas menos molestias y menos tensiones que la separación y del divorcio contenciosos.

En primer lugar porque de mutuo acuerdo no se celebra ningún juicio, mientras que en la separación contenciosa sí. En lugar de juicio, tendrán que acudir al Juzgado una vez, o dos como mucho, a firmar el poder apud acta al procurador y la ratificación del convenio regulador.

En la separación de mutuo acuerdo los plazos son mucho más breves que en la contenciosa, llegando en algunos casos a durar menos de un mes, lo que significa que los cónyuges se ven sometidos durante menos tiempo a las tensiones habituales de la separación contenciosa, en la que tienen que esperar varios meses al juicio.

Si también tenemos en cuenta el precio como elemento de mayor o menor comodidad (al  menos para el bolsillo), la separación de mutuo acuerdo resulta mucho más económica que la separación contenciosa, dado que las tarifas son mucho más reducidas y los cónyuges comparten tanto abogado como procurador.

 

 

 

On mayo 3rd, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje