Segundas oportunidades y divorcio

Segundas oportunidades, ¿son buenas?.  

Volver con mi ex pareja después de haberlo dejado
Segunda oportunidad

¿Le doy una segunda oportunidad a la relación?   

¿Cómo podemos saber si darle una segunda oportunidad a nuestra pareja? ¿Cometeremos el mismo error de nuevo?, ¿O estamos pensando en dar una segunda oportunidad por los momentos buenos vividos y por el miedo a quedarnos solos o por el qué dirán los demás?

Muchas veces las segundas oportunidades se vuelven varios intentos que nunca funcionan, de esta manera se vuelven terceras, cuartas, quintas oportunidades y así hasta que nos demos cuenta de que no vale la pena seguir intentado algo que no funciona.

Para poder mantener una relación, el rencor, el odio, el dolor por las cosas pasadas, debemos dejarlo a un lado, y saber perdonar. Hay parejas que no son capaces, y seguir intentándolo es como darse cabezazos contra la pared.

¿Por qué las segundas oportunidades no funcionan?    

¿Por qué?, cuidado con volver con la expareja
Segundas oportunidades no funcionan

Para que pueda funcionar una segunda oportunidad debemos de tener claro que queremos a esa persona y que le vamos a perdonar. Hay parejas que vuelven por la sensación de una necesidad, por un vacío al cambiar por completo su vida, es decir, por una dependencia emocional.

De esta manera, es imposible que la relación funcione y salga bien, si los motivos son la soledad, la tristeza, la incapacidad de superar la ruptura

Los problemas seguirán presentes en la relación y volveremos a tener las mismas discusiones, sintiéndonos de nuevo en una relación tóxica. Tenemos que ser capaces de estar solos y no depender de otra persona, para que de este modo la relación sea lo más equitativa posible.

La felicidad y el bienestar dependen de uno mismo, no es una obligación que podamos delegar a nuestra pareja. Debemos ser felices con nosotros mismos para poder ser felices junto a otra persona. También nos ayudará a tener claro si realmente queremos dar una segunda oportunidad a nuestra historia o si estamos influenciados por esa sensación de soledad que nos hace pensar que sin esa persona no somos nada.

Las parejas perfectas no existen                  

No se debe idealizar el amor de una persona sino aceptarlo como es
¿Existen las segundas parejas?

Las relaciones de pareja en las que todo es perfecto, no es real, somos personas individuales con pensamientos a veces diferentes, y tenemos que respetar y comprender a la otra persona. Las parejas deben de complementarse, no añadir obligaciones agobiando a la otra persona y haciéndole responsable de nuestros sentimientos.

Encontrar a un compañero de viaje, que sea nuestro amigo, nuestra pareja, nuestro confidente… No existen las parejas idílicas, pues estar siempre de acuerdo no es fácil, habrá veces en las que toque ceder. Confundir el amor con la necesidad, es algo habitual hoy en día, pero recordemos que no es malo estar solo, lo malo es estar acompañado de alguien y sentirse solo.

Antes de dar de nuevo otra oportunidad tenemos que resolver los problemas que nos han llevado a esa ruptura para poder aprender de ello y no volver a cometerlos, tanto los problemas de pareja como los individuales.

Que debemos de tener en cuenta para darle una segunda oportunidad, o no:

Razones para darle una segunda oportunidad

  • Si la situación puede ser corregida, si es un malentendido. Todos podemos mejorar, pero tenemos que estar convencido de ello.
  • Si la relación se ha debilitado por causa del día a día, hay que intentar reavivar la llama del amor y reparar los daños causados.
  • Pedir disculpas y hacer un esfuerzo por mejorar, el hecho de pedir disculpas hace que seamos conscientes del error que hemos cometido y nuestra intención por arreglarlo.
  • Hablar con nuestra pareja sobre cómo nos sentimos, mantener un dialogo y tener la confianza suficiente para poder transmitirle nuestros sentimientos.

Razones para no darle una segunda oportunidad

  • Si no tenemos los mismos valores y objetivos, una segunda oportunidad no será exitosa, solos nos servirá para volver a sufrir.
  • Si en la relación ha habido mentiras y traiciones. No se puede mantener una negociación con una persona que es mentirosa y traidora, pues lo más seguro es que lo vuelva a hacer.
  • No se siente bien cuando esta con esa persona. Siga lo que le diga su corazón, si su corazón le dice que no está a gusto con esa persona hágale caso. Si ya no se siente bien es porque algo está fallando.
  • Sus personas de confianza (amigos, familiares, etc) le apoyan para que no continúe con la relación. Está claro que las personas más cercanas para usted solo van a querer que se encuentre bien. También pueden ver cosas desde otra perspectiva que para usted sea más complicado por ser la persona implicada.

Posibilidades legales:

Segundas oportunidades separaciones de matrimonios
Opciones legales divorcio

Para el caso de que exista matrimonio debemos de ser conscientes de que cabe la posibilidad de mantener un matrimonio sin tramitar ningún procedimiento, acudir a la separación o en su caso al divorcio.

Desde nuestra experiencia recomendamos no tramitar ningún procedimiento judicial o notarial hasta que no estén convencidos. Una vez que se confirme la ruptura optar por el divorcio directo con un convenio regulador por mutuo consenso.

Como se suele decir la separación matrimonial es una situación intermedia, una “media tinta”, que sólo beneficia a los abogados que tramitarán y cobrarán dos procedimientos, el de separación y normalmente después el de divorcio.

Además hay que ser consciente de que si nuestra ex pareja está de acuerdo en la tramitación amistosa no quiere decir que el día de mañana también lo esté. Es algo que no se puede ni debe dar por hecho. Las desavenencias pueden provocar que cuando uno de los esposos quiera el divorcio el otro lo rechace de manera amistosa simplemente por “joder” como se suele decir.

Sólo existen tres situaciones cuando no sabemos si volver con nuestro marido o mujer y darle una segunda oportunidad o dar por terminada la relación para siempre:

Quedarnos casados:

Es una buena opción para no realizar ninguna gestión burocrática.

En los casos en los que aún está “en el aire” la decisión definitiva de confirmar la ruptura no mantener la relación es la mejor opción.

Es lo mas recomendable en todos aquellos casos en los que como se suele decir en un matrimonio se “están dando un tiempo”.

Lo mas prudente será esperar a que pase el tiempo necesario como para aclarar la situación y una vez resuelto optar por seguir con el matrimonio o tramitar el procedimiento de separación o divorcio conforme consideren mas conveniente.

Separarnos:

Es una buena opción para matrimonios que están dándose un tiempo y no saben si la ruptura es definitiva pero quieren dejar constancia oficialmente de su situación.

Cabe reconciliación posterior, divorcio o mantenimiento del matrimonio hasta el fallecimiento de uno de los esposos, momento que en su caso supone la disolución del vínculo matrimonial (igual que en el divorcio).

Como hemos indicado mas arriba, desde nuestro punto de visita es la peor opción, salvo que exista algún otro motivo de los cónyuges para tomar esta decisión.

Divorciarnos:

Es la mejor opción cuando la ruptura sea una situación definitiva.

También es posible a pesar de haber tramitado una separación o divorcio retomar la relación sentimental como cualquier otra pareja sin ninguna necesidad de contraer un nuevo matrimonio.

De hecho, esta demostrado que en muchos casos las rupturas en segundas parejas se producen cuando se vuelve a contraer un segundo matrimonio.

Somos expertos en derecho de familia y defendemos el divorcio de todos aquellos matrimonios que no puedan ser felices juntos, y de esta manera puedan continuar con otros proyectos de vida. Abogados por una ruptura amistosa que permita continuar a ambos ex cónyuges por sus respectivos caminos de la manera mas sana, positiva y constructiva posible.

Los cambios siempre deben de ser y son para mejor, si no estas convencido o convencida que así sea, no tomes la decisión y quédate como estás. Ahora bien, si sientes que no hay otra opción mejor para tu vida, divorciate lo antes posible tratando de llegar a un entendimiento, si lo necesitas, nosotros te ayudamos. No pierdas tu tiempo ni el de tu actual  pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *