Régimen de guarda y custodia temporal de los hijos

Régimen de guarda y custodia temporal de los hijos:

Muchos de los matrimonios con hijos que acuden a nuestro despacho de abogados para tramitar un proceso de divorcio express o separación matrimonial no tienen claro que régimen de guarda custodia y patria potestad establecer en relación a los hijos comunes pues lo supeditan a las circunstancias personales, familiares, o al proceso de adaptación o evolución de los hijos a la regulación establecida.

Evidentemente ello supone valorar cuestiones inciertas y crea una situación de incertidumbre jurídica y de hecho trata de solventar por medio de las posibilidades legales existentes a la hora de redactar el convenio regulador de divorcio o separación matrimonial.

Custodia temporal

Ceder temporalmente la custodia de los hijos:

¿Es posible establecer una regulación temporal el el convenio regulador respeto de los hijos comunes?

No es posible establecer un régimen de guarda y custodia temporal de los hijos, en el sentido de que no se indique expresamente que régimen se aplicará llegado al término del plazo fijado.

Por ello, una de las mejores soluciones es establecer un régimen general, y otro limitado en el tiempo bajo circunstancias concretas (residencia en una determinada ciudad, circunstancias laborales de los progenitores.. etc), siempre y cuando sean circunstancias concretas, no siéndolo cualesquiera ambiguas o jurídicamente indeterminadas (siempre que el menor este contento, que haga frío o calor… etc) que en definitiva provocarían la discusión y falta de entendimiento entre los progenitores en cuanto a su interpretación y concurrencia.

Por ello, en los casos de establecimiento de regímenes de guarda y custodia temporales, deberá dejarse muy clara la condición que debe de cumplirse en cada momento para variar de uno u otro tipo, y las especificaciones que correspondan en cuanto a régimen de visitas y comunicaciones, pensión de alimentos y cualesquiera otras.

En una regulación paternofilial se debe de buscar la certidumbre, o lo que es lo mismo, que no se tenga que interpretar qué regulación es aplicable, no se pueden poner ambigüedades pues en definitiva pueden suponer futuros problemas, se debe de tener claro qué regulación se quiere para los niños, y así especificarlo en el convenio regulador.

Ceder custodia de los hijos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *