Reflexión sobre la ideología de sexo

Reflexionar sobre igualdad

Todas las personas somos iguales y debemos de relacionarnos y educarnos sin ideología de sexo para evitar situaciones injustas derivadas de influencias que matizan el punto de partida que en el siglo XXI debería de obviarse y poder valorar a cada persona sin tener en cuenta su orientación sexual.

Hemos mejorado mucho nuestro ordenamiento jurídico pero aún no lo suficiente. En la mentalidad también se ha avanzado mucho pero nos hemos estancando en debates que atrasan todos los logros conseguidos en España.

Hemos reconocido legalmente la homosexualidad permitiendo el matrimonio, paternidad y maternidad libre.

Hemos superado ideas que hacían distinción entre hombres y mujeres y no debemos de volver hacía atrás pero en sentido inverso.

Tradicionalmente en España como en tantos países imperaba el heteropatriarcado en el que el hombre primaba frente a la mujer lo cual era injusto. Pero igual de injusto sería que ahora se siguiera una tendencia que pretende dar cierta prioridad a la mujer frente al hombre como si se partiera de una base de inferioridad.

Se arrastra una tendencia de injusticia social que se ha corregido si se sabe educar a las generaciones venideras sobre la igualdad.

Igualdad real de sexo

Por naturaleza cada persona es diferente. Existen diferentes sexos y orientaciones sexuales, diferentes religiones, colores en la piel, altura, peso, costumbres…. etc. Lo maravilloso del mundo es que haya la solidaridad e igualdad suficiente en la que se pueda dar el mismo trato a todas las personas que puedan relacionarse libremente en paz y sin alteraciones sociales. La convivencia de personas por encima de sus principios políticos, creencias o ideologías.

Nadie es mejor o peor que nadie, pero debemos aceptar y partir de la base de que nadie es igual que otra persona y no tiene que serlo. Cada persona tiene unas peculiaridades y circunstancias y todas ellas deben de respetarse y proteger con la misma intensidad en sus derechos y obligar al cumplimiento de sus obligaciones.

Necesitamos más unión y apoyo social habiendo visto a lo largo de la historia momentos graves de crisis, guerras y penurias… etc, valorar lo que hemos logrado y disfrutamos, una democracia y sistema de derecho que no es perfecto, debe de seguir mejorándose, pero sin ponderar un interés de un segmento de la sociedad por encima o debajo de otro.

Igualdad de trato a todas las personas, pudiendo diferenciar excepciones en atención a circunstancias generalizables que merezcan un trato específico, pero en ningún caso distinción ni discriminación sexual.

Violencia de Género y violencia familiar:

Violencia dentro de la familia

Nosotros no sólo defendemos la protección y erradicación de la violencia de género sino cualquier tipo de violencia intrafamiliar. Con la Ley de protección de las víctimas de violencia de género se ha protegido a muchas mujeres pero también estigmatizado injustamente a muchos hombres.

No defendemos ninguna opción política, sino el respeto de todas ellas, que son las que van cambiando en todos los ámbitos del ordenamiento jurídico las normas aplicables para la aplicación del derecho y garantía de la convivencia social.

El hombre y la mujer no son malos o buenos por naturaleza. La violencia por desgracia forma parte del ser humano y debe de corregirse con educación de igualdad partiendo de la base de que el sexo y la orientación sexual de toda persona debe de ser libre y no suponer ningún matiz en el desarrollo de su vida.

Vamos a indicar varias situaciones que tal vez nos hagan reflexionar sobre la necesidad de establecer regulación inocua en cuanto a sexos y que se centre en proteger con igualdad a la persona a la que se pueda estar intimidando, coaccionando o violentando en cualquier familia:

  • Muchas mujeres siguen teniendo miedo a denunciar.
  • En muchos casos de víctimas mortales de violencia de género nunca existió denuncia previa.
  • En otros casos las víctimas mortales de violencia de género denunciaron y los sistema de protección establecidos no impidieron que el maltrato llegará a arrebatar la vida de la víctima.
  • Hay muchas supuestas víctimas de violencia de género que denuncian injusta e improcedentemente y obtienen un beneficio en el divorcio: Atribución del uso del domicilio familiar, guarda y custodia de los hijos, pensiones, impedimento de una custodia compartida si la solicitara el padre.. etc.
  • Hay muchos Juzgados que siguen teniendo miedo a imputar una denuncia falsa en materia de violencia de género.
  • Hay muchos hombres que tienen miedo de denunciar por temor al bochorno social que supone y que no se les tenga en cuenta.
  • Hemos tenido casos en los que hombres y mujeres han denunciado idénticos hechos y se da a la denuncia de la mujer un trato mucho mas preferente y prioritario.
  • Es frecuente que si un hombre va a una Comisaría de Policía a denunciar maltrato de su mujer lo haga con miedo, sabiendo que salvo que sea un caso muy grave a su mujer no la detendrán, mientras que si su mujer interpone una contradenuncia en términos similares existen muchas posibilidades de que esa noche el hombre que inicialmente denuncio duerma en un calabozo y tenga que acudir a un juicio rápido urgente.
  • Hay Gays, Transexuales y Lesbianas que son discriminados en función de la calificación que el Estado les otorga de hombres o mujeres. La violencia de género según está establecida actualmente sólo es del hombre frente a la mujer.
  • La violencia familiar es otro cajón de sastre en el que se incluye cualquier otro tipo de violencia que se produzca dentro del entorno familiar. Por desgracia el protocolo de protección es totalmente diferente, mucho menos contundente y garantista.

Igualdad de matrimonio y divorcio de hombres y mujeres:

En España conforme al artículo 32 de la Constitución Española existe plena igualdad “en papel” respecto de los derechos y obligaciones de toda persona con independencia de su orientación sexual:

1. El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica.

2. La ley regulará las formas de matrimonio, la edad y capacidad para contraerlo, los derechos y deberes de los cónyuges, las causas de separación y disolución y sus efectos.

La regulación es suficiente y adecuada. Se protege sobre el papel exactamente a toda persona con independencia de su sexualidad. El problema lo tenemos en la sociedad y en nuestros propios prejuicios.

Igualdad de toda persona

Siempre existirán personas con mentalidades discriminatorias en favor o contra de algún argumento, pero deben ser cada vez más una minoría.

Existirán personas que tendrán un problema mental de trastorno de la personalidad o problema psiquiátrico que habrá que tratar de identificar y tratar con mas medios y de una manera mas intervencionista para evitar situaciones de inseguridad. Inseguridad respecto de hombres, mujer, niños, ancianos, gays, lesbianas, homosexuales, transexuales… etc de todos.

El problema desde nuestro punto de vista es tener que especificar en cada debate de televisión, político o mera conversación social respecto de qué colectivos se predica la igualdad. Todos, sin excepción, pues tener que especificar ya supone cierta diferenciación que debemos de tratar de desechar.

Venimos arrastrando ideas injustas y discriminatorias fruto de otros tiempos pero ya están culturalmente superadas y en los centros escolares se enseña a todos por igual y el problema es que la sociedad es la que debe de partir de esa premisa y no seguir discutiendo diferenciación alguna pues crea posicionamientos segmentarios.

Somos libres para aprovechar, valorar y disfrutar la igualdad que tanto esfuerzo ha costado lograr a nuestros antepasados. Podemos optar por la confrontación o la unión.

Por eso desde nuestro punto de vista creemos en la igualdad para acceder al divorcio pues es la base de poder realizar una ruptura sentimental amistosa que permitirá que en muchos casos no se llegue al límite y se reduzca el enfrentamiento familiar.

Todo el mundo se queja, pero cada persona tiene que poner su granito de arena para cambiar la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *