Recomendaciones para testigos en un juicio de divorcio

Recomendaciones para testigos de juicio de divorcio o separación matrimonial: 

En muchas de las causas de divorcio existen intereses naturales de las personas llamadas a declarar en concepto de testigos en el sentido de que pueden tener una opinión, perjuicios o deseos respecto de alguno de los dos esposos en proceso de divorcio CONTENCIOSO.

Testigos de un juicio de divorcio o separación de familiar, amigo o ex pareja
Recomendaciones para juicio

Por ello la principal recomendación a realizar a una persona que acuda a testificar a un juicio en calidad de testigo será afirmar que carece de interés en la causa, sin que tenga la intención de que una u otra parte gane o pierda el juicio, pues sólo serán realmente tenidas en cuenta las declaraciones realizadas desde un punto de vista objetivo, sin perjuicio de la relación de amistad o enemistad que pueda existir respecto de las parte de un determinado procedimiento de divorcio contencioso.

En los casos de divorcio de mutuo acuerdo no será necesaria la intervención y práctica de prueba testifical, de manera que si le citan para asistir a un caso de divorcio en ningún caso será un proceso de mutuo acuerdo, será la audiencia de juicio contencioso.

Recalcamos que los esposos son partes del divorcio, no testigos.

Tipos de testigos:

  • Testigos de parte.
  • Testigos judiciales.

De igual modo hemos de diferenciar dos tipos de testigos en casos de divorcio (al igual que en cualquier otro procedimiento judicial), los testigos de parte (llevados por las partes sin necesidad de requerimiento judicial) y las judiciales (que acuden al Juzgado a declarar al haber sido citados formalmente por notificación judicial), no teniendo obligación legal nada más que estas últimas, ya que los testigos de parte sólo tendrán su compromiso moral de acudir si lo estiman oportuno.

En muchos casos se solicita a amigos, empleados, jefes, vecinos familiares… etc comparecer en juicio, y estamos ante un verdadero compromiso personal.

Los mejores consejos de cómo hablar en un juicio
Consejos para testificar en juicio

Posibles preguntas a testigos en juicio de divorcio

Las posibles preguntas a testigos de un juicio de divorcio deberá de indicarselas su abogado, el letrado que esté tramitando el proceso y por tanto haya presentado la demanda si esparte demandante y la contestación a la demanda si es parte demandada.

En ambos casos (salvo que sea parte demandante en un proceso de medidas provisionales), sabrá exactamente qué solicita la otra parte y qué pronunciamiento realiza respecto de cada uno de los hechos controvertidos.

En España el interrogatorio testifical de un juicio de divorcio es muy básico, no es como se suele ver en las películas en una versión de la justifica más americana. En derecho de familia además todo gira en torno a los hechos controvertidos.

No se le va a preguntar por cuestiones íntimas o cuestiones que conozca. Si evidentemente le preguntan por cosas que desconoce o que sólo conoce por manifestaciones de otras personas, deberá de dejarlo claro.

Puede que su amigo, amiga, vecino, vecina o familiar les haya contado con todo lujo de detalles cómo es su vida matrimonial, pero en el juicio de divorcio en la parte de prueba testifical consiste en las manifestaciones naturales del testigo en función de lo que directamente conozca.

Puede saber el horario de trabajo, puede saber si coinciden en un sitio público, puede saber qué trato reciben los hijos en su presencia, pero no debería de entrar en valorar lo que “le han contado” pues además de perder todo rigor, son testimonios condicionados y sin veracidad directa del testigo.

Testifical en juicio

Preguntas de juicio de custodia compartida

En un juicio de custodia compartida las preguntas suelen ser las mismas, hablamos de este caso pues suele ser el más recurrente en los juicios de divorcio con menores en España.

Reiteramos que cada juicio será diferente, pues sólo se hablará de las cuestiones que sean controvertidas (en aquellas que las partes no estén de acuerdo) y es por ello que habrá cuestiones que serán tan evidentes o respecto de las que no exista desacuerdo y que por tanto no serán objeto de pregunta.

Los abogados, nosotros también lo hacemos, solemos realizar muchas preguntas y algunas de ellas no son aceptadas por el juez, es algo habitual.

Las preguntas que se suelen formular a un testigo en la audiencia de celebración del juicio de divorcio contencioso con menores en relación a la custodia compartida de los hijos comunes son, entre otras:

  • ¿Cómo es la relación del padre/madre con los niños?
  • ¿Sabe quien atendía a los hijos antes de la ruptura?
  • ¿Qué progenitor los llevaba y traía al colegio?
  • ¿Qué progenitor lleva a los menores a las actividades extraescolares?
  • ¿Qué progenitor lleva a los niños al médico?
  • ¿Qué progenitor lleva a los niños al parque?
  • ¿Sabe cuál es su horario profesional?

Siempre le preguntarán cuestiones relacionadas con la relación que usted tenga. Si es un padre o madre de un amigo del colegio del niño que van juntos al mismo equipo de fútbol, evidentemente las preguntas serán de ese vínculo que tienen, de su percepción directa y personal.

Debe de tener en cuenta que los testigos se quedan fiera de la sala para no conocer el desarrollo del pleito y poder estar condicionados y contaminados por lo que ocurre en la sala.

El testigo espera fuera de la sala y cuando ya se han ratificado los abogados de los cónyuges, han solicitado la prueba y ha sido aceptado, o no, por el juez, se practicará en su caso el interrogatorio de los esposos, y posteriormente saldrá el funcionario del Juzgado para pedir que pase a la sala a ser preguntado, en primer lugar por el abogado que le ha solicitado y después por el otro en su caso.

Una vez terminadas las preguntas el testigo tiene la opción de abandonar la sala o de quedarse en los bancos del fondo para ver el desarrollo de la parte final del pleito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *