RAZONES DE DIVORCIO

RAZONES DE DIVORCIO:

 

Resulta aventurado atreverse a sintetizar en unas pocas palabras qué razones llevan a una persona a decidir divorciarse, pues pueden ser tan variadas como las propias personas.

Todavía sería mucho más atrevido aventurarse a juzgar dichas razones desde un punto de vista moral, o caer en la tentación de dar lecciones sobre lo que acaba siendo el convencimiento íntimo e interno de cada persona, por lo que al final ha de ser uno mismo quien juzgue sus propias razones y sus actos.

En cualquier caso, una vez convencidos de la decisión de divorciarse, la Justicia tampoco entrará a valorar si estas razones son válidas o no, e incluso ni siquiera las preguntará, asumiendo que las personas toman dicha decisión consciente y libremente.

En cambio, ¿por qué no reflexionar al respecto?, porque resulta llamativo que un compromiso como el del matrimonio, que es un proyecto que con tanta ilusión suele emprenderse, pueda acabar disolviéndose por mil razones, y cuando finalmente ocurre  así y un matrimonio se disuelve, resulta obvio que sus razones de peso tendrán los cónyuges, las cuales, como bien es sabido, normalmente sólo ellos conocen en la esfera íntima de su persona y de su relación.

Es un tema que también reclama gran atención porque, al fin y al cabo, trata de una de las grandes áreas de la existencia humana, la de las emociones y las relaciones personales, en las que tantas energías se vuelcan, y tantas ilusiones despierta y tanto sufrimiento a veces genera.

Interesa por tanto preguntarse qué razones pueden ser tan poderosas como para llegar a la decisión de divorciarse, la cual, suele ser difícil.

Por proponer tan solo una breve clasificación, podríamos hablar de quien sencillamente desee o incluso necesite cambiar de vida, y puesto que somos libres, estará en su derecho de hacerlo igual que todos los demás. Otras rupturas pueden venir de sucesos concretos que dinamitan la relación, como suele ser el ejemplo clásico de la pérdida de confianza que supone una infidelidad, junto con la profunda herida que ésta deja, o cualquier otro hecho grave que sea inaceptable por uno de los cónyuges. Otras muchas rupturas vienen provocadas por la tensión a la que se ve sometida la pareja por determinados problemas, como es el ejemplo frecuente en la actualidad de todos los problemas asociados a las dificultades económicas, y por último, aquello que llaman “el desgaste del tiempo”, por el cual, la evolución de la pareja puede conducir a un momento en el que los cónyuges dejan de verle sentido a la misma, y sencillamente se divorcien porque ya no se sienten una pareja, ni sienten que compartan un destino compartido.

 

 

RAZONES DE DIVORCIO EXPRESS DE MUTUO ACUERDO O CONTENCIOSO: EOCNÓMICO Y RÁPIDO. EL PRECIO MÁS BARATO.

On febrero 13th, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje