Quiero hijos pero mi pareja no 👶

Quiero hijos pero mi pareja no 👶
Quiero hijos y mi pareja no

Cada persona tiene sus propias prioridades en la vida.

Pueden existir parejas perfectamente compatibles pero que en cambio tengan prioridades de la vida diferentes, lo que puede suponer un grabe obstáculo para la relación.

Hay personas que dan prioridad a su trabajo, otras a su familia, a sus necesidades económicas, a fines sociales…etc.

Una de las necesidades básica de toda persona inherente al propio ser humano es la de tener hijos.

Hay personas que tienen instinto maternal o paternal y otras que no. Por ello, cuando uno de los miembros de la pareja quiere tener descendencia y la otra parte no quiere o no puede puede ser un problema para la estabilidad de la pareja o matrimonio.

Se debe de tratar de ser lo más sinceros posibles con nuestra pareja y con nosotros mismos para quelas dos partes hablen claro y den la otra oportunidad a la otra de tomar la decisión que considere oportuno.

Son muchas las parejas en las que una de las partes quiere tener hijos y la otra “de momento no” lo que supone que quien quiere tener los hijos mantenga la relación con el aliciente y esperanza de que su pareja cambie de opinión.

Pues bien, lo ideal es que si una de las partes no quiere ni previsiblemente va a querer tener hijos se lo transmita literalmente a la otra parte para que no pierda la oportunidad de tenerlos con otra persona si para sí mismo o misma es una importante prioridad de la vida.

Para tener un hijo ambos padres deben de estar seguros de su decisión, pues lo peor es tener un hijo sin estar seguro o preparado para ello o tener un hijo para tratar de resolver los problemas de pareja.

Condicionar, insistir y obligar a mi pareja a tener hijos:

El condicionamiento es perfectamente legal siempre y cuando no lleve aparejada violencia o intimidación. La insistencia exactamente igual. En cambio, en lo que se refiere a pretender obligar a otra persona a tener hijos con nosotros es algo inviable.

Las personas somos libres y ya estemos casadas o solteras con pareja no se nos puede en ningún caso ni bajo ningún concepto obligar a tener un hijo por el mero deseo de la otra parte de la pareja.

Si bien es cierto que unos de los valores y principios matrimoniales en el ámbito religioso es la búsqueda de descendencia (para a su vez dar valores religiosos y conforme la moralidad de los padres) no tiene ningún tipo de virtualidad civil.

De hecho, ninguno de los valores son efectivos en la práctica pues a pesar de pertenecer a la institución del matrimonio se siguen teniendo los mismos derechos fundamentales de disposición de la persona.

Embarazo con engaño:

Tanto un hombre como una mujer que tiene una relación sentimental con otra persona puede realizar actos que conlleven el embarazo que pueden no tener el conocimiento y consentimiento de la otra parte.

Ejemplo:

Una mujer que le indica a su pareja que se está tomando la píldora anticonceptiva o sistemas similares alternativos y que realmente no lo está haciendo. La petición puede ir encaminada a crear una idea en la pareja que le genere la confianza suficiente como para tener relaciones sexuales in preservativo, lo que evidentemente con facilidad puede dar lugar a un embarazo.

Un hombre o mujer que manipula un preservativo para pincharlo o deteriorarlo para provocar el embarazo dentro de una relación sexual en la que su pareja tiene la convicción de que los medios anticonceptivos son suficientes y adecuados para evitar el embarazo.

Pruebas y demostración:

En primer lugar, es muy complicado demostrar lo ocurrido pues siempre existe la probabilidad y posibilidad, aunque sea remota de que después de una relación sexual se produzca la concepción y embarazo.

De hecho, aunque se demostrara, hemos de aclarar que toda persona que mantiene una relación sexual con otra se expone a que ocurra, y por ello se deben de tomar las medidas oportunas.

Incluso existiendo mala fe en la persona que busca un embarazo intencionadamente en una relación sexual con otra que por el contrario no tiene ese mismo deseo, mientras que la relación sexual sea consentida, es legal.

De dicha situación puede nacer un bebé que no debe de ser cuidado por sus progenitores con sus correspondientes derechos y obligaciones. El hijo no tiene la culpa de nada y merece que con independencia de si ha sido buscado, o no, sus padres sean diligentes y se responsabilicen de él y de esa manera le atiendan con cariño, atención y en definitiva busquen todo aquello que sea lo mejor para los niños.

Aborto:

Una vez que existe la concepción del niño y dentro de una relación sexual consentida aunque pueda incluso existir un engaño por una de las partes ninguna de las partes puede hacer algo diferente de lo que ocurriría en otro tipo de embarazo.

No existe ninguna especialidad legal en España.

Por tanto salvo que la madre pierda al bebé antes del nacimiento por causa natural o incluso por aborto provocado por alguna causa tasada el niño o niña nacerá, y si así lo desean ambos progenitores se declarará la paternidad ya sea voluntariamente o en su defecto de manera subsidiaria judicialmente siendo clave en este caso la prueba biológica de paternidad.

Como en cualquier otro embarazo el feto se encuentra en el cuerpo de la mujer y es ella la que dispone de su cuerpo pues reiteramos que hasta el nacimiento no se puede declarar ningún tipo de paternidad.

Es indiferente que el embarazo se produzca en una relación matrimonial o extramatrimonial a dicho efecto, después del embarazo se debe de esperar al nacimiento.

Un padre que no quiere que nazca un niño fruto de un embarazo que considera injusto por no tener su consentimiento, no podrá hacer absolutamente nada.

En todo caso una vez nazca el niño, tiene derecho a negar la paternidad extrajudicialmente, pudiendo la madre solicitar el reconocimiento judicial como hemos indicado más arriba.

Si por el contrario una madre no quiere reconocer la paternidad de un padre, podrá inscribir su nacimiento sin hacer constar la paternidad, pero el padre podrá instar el correspondiente procedimiento judicial.

Quiero hijos pero mi pareja no 👶
5 (100%) 2 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *