RÉGIMEN DE VISITAS Y PENSIÓN DE ALIMENTOS

¿PUEDO NEGAR A MI EX PAREJA EL DISFRUTE DE SU RÉGIMEN DE VISITAS CON LOS HIJOS, SI DEJA DE PAGAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

En divorcios con hijos, es muy común este conflicto por ambos cónyuges, que se niegan a cumplir sus obligaciones hasta que el otro cónyuge no cumpla las suyas, lo que no se puede ni debe hacer en ningún caso.

En el convenio regulador de un divorcio de mutuo acuerdo, o en el Fallo de la Sentencia de un divorcio contencioso, se establecen las obligaciones de ambos cónyuges que en ningún caso pueden dejar de cumplir, y que si en su caso quieren modificar, deberán hacerlo por el procedimiento de modificación de medidas. Su ex pareja sólo puede ser privada de su derecho de visitas de los hijos menores mediante resolución judicial, no por ninguna otra causa.

Si usted  impide el régimen de visitas con los niños, su ex cónyuge le puede demandar civilmente por incumplimiento de Sentencia (ejecución de Sentencia), o denunciar por vía penal, caso en el que se celebrará un Juicio de Faltas, que como norma general supone el establecimiento de pena de multa, que cobra el Estado (y no el cónyuge denunciante) sin que se pueda oponer como causa eximente el hecho de que el otro cónyuge no cumpla sus obligaciones de pago, u otras. Si su ex pareja deja de pagar la pensión de alimentos, usted se la debe reclamar la cantidad adeudada por vía civil o presentar una denuncia por impago por la vía penal, pero en ningún caso un incumplimiento justifica otro, son hechos diferentes que deben de tramitarse por separado.

 

El incumplimiento de las obligaciones de alguno de los cónyuges no faculta al otro a dejar de cumplir las suyas. Al divorciarse o separarse, los derechos y obligaciones no dependen sólo de la voluntad de los cónyuges, sino que el Juez debe de supervisar y homologar cualquier acuerdo o modificación al respecto. Los cónyuges, de mutuo acuerdo pueden modificar o dejar de cumplir de hecho e implícitamente cualquier obligación contraída en su divorcio o separación (intercambiarse días de disfrute del derecho de visitas, aumentar o disminuir la pensión de alimentos o algún gasto extraordinario… etc.), pero cualquiera de los cónyuges podrá exigir al otro el cumplimiento forzoso de las obligaciones establecidas judicialmente y no cumplidas.

Nadie divorcia como Divorcieitor.

Hay solución, Divorcieitor.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *