Prevenir divorcio 💕

Capacidad de dos personas de mantener una relación sentimental evitando la ruptura mediante una actitud asertiva, estable y equilibrada.

Prevención de divorcio

No debemos de olvidarnos de dos conceptos que desde nuestro punto vista son esenciales en una relación sentimental, el respeto y la libertad en la que profundizaremos más adelante.

Para prevenir una ruptura sentimental dentro de un matrimonio debemos de crear y mantener un relación sana y justa entre personas iguales.

¿Qué quiere decir igualdad?.

Desde nuestro punto de vista que siendo todas las personas diferentes dos decidan entablar una relación para que con independencia de sus circunstancias particulares entre ellas la valoración sea igual pues se base en la unión indistinta de cualidades y defectos de ambos.

Tiene que haber una base de educación y experiencia en la que ambas personas hayan aprendido y quieran desarrollar un tipo de relación afectiva considerada, constructiva y positiva.

Por desgracia el modelo de familia se ha ido degradando y es uno de los principales detonantes que generan uniones familiares inestables, infelices e injustas.

Para prevenir el divorcio ambos cónyuges deben de buscar la felicidad del otro y no sólo la propia.

Deberá de dejar de primar el interés y brillar la solidaridad de una relación basada en la confianza.

Respeto:

Para poder prevenir una ruptura de pareja ambos miembros deben de respetar a la otra persona y respetarse a si mismos.

No debemos dejarnos llevar por los estereotipos sociales.

Hay cosas que están normalizadas pero que no son normales.

No es normal que las diferencias de pareja lleguen a poder denominarse discusión, no si sabemos querer a nuestra pareja como merece.

Menos aún las ofensas e insultos que son por desgracia muy frecuentes.

Parece algo normal tomar represalias respecto de la pareja que se equivoca al no hacer aquello que nosotros subjetivamente consideramos.

Esta aceptado que podemos reaccionar frente a como nos tratan con una actuación igual o incluso más reprobable.

Parece que si nos faltan un poco el respeto tenemos derecho a permitirnos hacer lo mismo o incluso un poco más, «para no ser menos», de alguna manera se justifica.

Una falta de respeto puede ser algo entendible y el nivel de tolerancia puede estar tan distorsionado que nos puede hacer vivir y crear relaciones tóxicas e insanas.

Si aguantamos una relación sin respeto en parte somos responsables por ejercer nuestra libertad en contra de nosotros mismos.

Es injusto que nos falten el respeto, pero el problema es que nos acostumbremos a aguantarlo con resignación pues puede suponer que no sólo este en peligro el equilibrio y estabilidad de la relación, sino que al no detectar la situación como un problema, como algo malo anómalo injusto a evitar, podremos repetir el error en nuestras siguientes relaciones.

Libertad:

La libertad supone una responsabilidad.

Tenemos la capacidad de optar por el ejercicio de nuestros derechos y deberes como consideremos oportuno, pero debemos de ser conscientes de que en función de nuestra actitud tendremos un tipo de relación u otra.

Todos sabemos lo que es bueno y lo que es malo.

Podemos equivocarnos puntualmente pero como norma general sabemos qué es positivo o negativo para la relación.

Es muy importante y base de toda relación para poder hablar y escuchar lo que opina, quiere y necesita cada miembro de la pareja.

Si existe compatibilidad de personalidades y vidas, buena predisposición a la comunicación y el entendimiento y la libertad se ejerce de una manera razonable estaremos previniendo el riesgo de ruptura.

El mejor consejo es el más antiguo, aquello que nos han educado para condicionar nuestro comportamiento y que tal vez no hemos sabido llevar a la practica.

«No debemos hacer a los demás aquello que no nos gustaría que nos hicieran».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *