PREGUNTAS DE SEPARACIÓN

PREGUNTAS DE SEPARACIÓN:

 

1.      ¿PUEDE PASAR UN TERCERO A LA VIVIENDA?

 

Si una resolución judicial atribuye el uso y disfrute de la vivienda familiar a uno de los cónyuges, corresponderá a dicho cónyuge decidir las terceras personas que pueden acceder a la vivienda, sin que el otro cónyuge pueda oponerse. Sin embargo, existe una excepción a lo indicado, la cual se produce en los casos en los casos en los que haya hijos menores y/o discapacitados en el domicilio familiar, y se entienda que dichas terceras personas puedan causarles perjuicios.

 

 

2. ¿PUEDEN ESTAR LOS MENORES CON FAMILIARES O AMIGOS DE MI EX CONYUGE?

 

Al igual en el caso anterior, solamente en el caso de que se entienda que los familiares o amigos de uno de los progenitores, por su actitud o actividades que realicen en presencia de los menores, pueden causar perjuicio a los mismos, podrá el otro progenitor oponerse.

 

 

3. ¿CÓMO DENUNCIAR MALA ATENCIÓN A LOS MENORES?

 

Ante los casos de un posible desamparo de menores, cualquier persona puede denunciar tales hechos ante los Servicios Sociales del municipio en el que residen los mismos, ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ante la Fiscalía de Menores y ante el Juzgado de Guardia.

 

4. SI LOS MENORES REALIZAN ALGÚN ACTO QUE GENERE RESPONSABILIDAD PENAL, ¿QUIÉN DEBE AFRONTARLA?

 

Los menores son responsables penalmente a partir de los 14 años de edad.

 

Si el Juzgado de Menores declara la responsabilidad penal de un menor, y ello conlleva responsabilidad civil, ésta se imputa directamente a los progenitores.

 

5. ¿HAY QUE INFORMAR AL OTRO PROGENITOR DE UN POSIBLE CAMBIO DE DOMICILIO?

 

Solamente existe la obligación de informar de un cambio de domicilio cuando existen hijos comunes menores de edad.

 

EN LOS CASOS DE SUSTRACCIÓN DE MENORES Y PROHIBICIÓN DE SALIDA DEL TERRITORIO NACIONAL, la cuestión del cambio de domicilio cobra especial importancia.

 

 

6. EL PROGENITOR NO CUSTODIO, ¿CÓMO DECIDE ESCOLARIZACIÓN, ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES, ETC DE LOS HIJOS MENORES?

 

Ambos progenitores, que, salvo casos excepcionales, tienen atribuida la patria potestad de los hijos menores de edad, deben ponerse de acuerdo en cuanto a la educación de sus hijos, pero si la mala relación entre los padres o la falta de sintonía en algún aspecto de la educación no logran ponerse de acuerdo, como por ejemplo para llevar al hijo común a un colegio u a otro, o que realice o no determinadas actividades extraescolares, se lo comunicará con antelación al otro progenitor por escrito, y si éste presta su conformidad, no habrá problema, pero si no presta dicha conformidad, los progenitores deberán acudir al Juzgado siendo el Juez quien adoptará la decisión que entienda más conveniente en beneficio de los menores.

 

7. ¿QUÉ HACER CON EL DINERO COMÚN?

 

El divorcio o separación decretado en resolución judicial produce la disolución del matrimonio y del régimen económico por el que éste se regía.

 

Si existe dinero común, en la liquidación éste se computa en el Activo del inventario y los cónyuges pueden acordar repartir el saldo existente por mitad, o en la proporción que corresponda según los pactos que hayan alcanzado en su propuesta de adjudicación.

 

Mientras no exista acuerdo o resolución judicial que determine el reparto, es conveniente que ninguno de los cónyuges haga uso del dinero común, y, caso de hacer uso del mismo uno de los cónyuges, éste se hará deudor de la sociedad, y el importe dispuesto se computará en el Pasivo del inventario.

 

8. ¿QUÉ HACER CON LA HIPOTECA Y EL BANCO?

 

Es habitual que la sentencia que decreta el divorcio o la separación, en los casos de vivienda familiar con carga hipotecaria, se atribuya el uso y disfrute a uno de los cónyuges (si hay hijos menores, al progenitor custodio), si bien ello no supone que éste deba asumir en exclusiva el pago de la hipoteca, sino que también es habitual que ambos cónyuges deban asumir el pago de la hipoteca al 50%, es lo que se llama “contribución al levantamiento de las cargas del matrimonio”, y lo mismo ocurre con el pago del IBI, impuesto de basuras, cuotas ordinarias y extraordinarias de la Comunidad de Propietarios, pues todos ellos son conceptos relacionados con la propiedad de la vivienda (que por lo general corresponde a ambos cónyuges). Sin embargo, los gastos derivados del uso de la vivienda, así, el pago de los suministros, por agua, luz, gas, teléfono, etc., corresponden al cónyuge que tiene atribuido el uso y disfrute de la vivienda conyugal.

 

9. EN CASO DE FALLECIMIENTO DE UNO DE LOS CÓNYUGES, ¿LOS BIENES SON PARA LOS HIJOS O PARA EL EX CÓNYUGE?

 

En estos casos se manifiesta una de las principales diferencias entre el divorcio y la separación judicial, puesto que si se trata de SEPARACIÓN matrimonial, y debido a que ésta no extingue el vínculo matrimonial,  en caso de fallecimiento de uno de los cónyuges, los bienes serán atribuidos al ex y a los hijos comunes.

 

Si se trata de DIVORCIO, el mismo disuelve el vínculo matrimonial, por lo que, en caso de fallecimiento de uno de los cónyuges, el otro no tendrá derecho a ninguno de sus bienes.

 

10. ¿CÓMO HACER MENOS TRAUMÁTICO EL DIVORCIO?

 

Es necesario, ante todo, que ambos cónyuges pongan de su parte, para que una vez tomada la decisión de divorciarse, eviten conflictos innecesarios que sólo van a servir para acentuar el dolor que ya se siente por el mero hecho de la ruptura amorosa y la crisis matrimonial, junto con las complejas circunstancias que rodearlas.

 

La mediación a través de un abogado (o servicios de mediación) es importante, ya que los cónyuges obtienen un asesoramiento profesional conjunto y están más receptivos a la hora de comunicarse entre ellos a fin de poder alcanzar una separación o divorcio de mutuo acuerdo.

 

La tramitación de divorcios por internet (divorcio express online) mediante abogado de divorcio express online supone la tramitación de su divorcio rápido en el plazo aproximado de un mes, económico y muchos menos conflictos (como si ocurriría en el divorcio contencioso), por todo lo cual son la mejor opción, sin lugar a dudas, para la tramitación del proceso de divorcio sin hijos y sin bienes, y la separación sin hijos, y especialmente importante para el proceso de divorcio de mutuo acuerdo con hijos menores, ya que los menores son los más vulnerables, por lo que en nuestro despacho nos esforzamos por conseguir buenos acuerdos que eviten terminar en un proceso de procedimiento contencioso, siempre de mayor conflictividad y de resultados menos satisfactorios para ambas partes.