Pasar de divorcio contencioso a amistoso

¿Es posible pasar de un divorcio contencioso a otro amistoso?.

Abogados para evitar un juicio de divorcio contencioso y pasarlo a amistoso en el Juzgado
Divorcio contencioso

Sí que es posible pasar de un procedimiento de divorcio contencioso a otro de mutuo acuerdo siempre que exista consentimiento mutuo de ambos cónyuges al respecto.

Es posible reconducir una demanda contenciosa a mutuo acuerdo incluso hasta en el momento de la celebración del acto del juicio.

Es una pena que se tenga que pagar los costes de abogado y procurador, esperar los plazos y sufrir el enfrentamiento y tensión inherente de toda demanda contenciosa y que a última hora se llegue a un acuerdo, pues lo único que pasa con el paso del tiempo es que la inminencia del juicio nos presiona y permite que cedamos.

Lo ideal sería no tener que llegar a ese punto y que los cónyuges fueran más conscientes de que en un proceso contencioso ambos pierden al recibir una resolución impuesta que siempre será peor al acuerdo que podrían haber alcanzado amistosamente.

En muchos casos se debe a problemas de comunicación o reticencias al entendimiento al dejarse llevar por los sentimientos negativos de la ruptura.

Consecuencias de pasar de divorcio contencioso a amistoso:

Las consecuencias serán que se detendrán los plazos del procedimiento contencioso y se requerirá para la presentación de un convenio regulador.

Para pasar a procedimiento de divorcio amistoso es necesario aportar un convenio regulador firmado por ambos cónyuges solicitando por tanto al Juzgado que cite a los cónyuges para su ratificación judicial.

El plazo es rápido pues en función del Juzgado si estamos en el día del juicio se suele realizar en el acto la ratificación ya sea en la Secretaria del Juzgado o en sala, sólo en este último caso no será necesario el convenio regulador pues se graba el acuerdo.

Es correcto y positivo pasar de un juicio de divorcio contencioso a amistoso de mutuo acuerdo pero la pena es no haber sido posible de haberse puesto de acuerdo antes y ahorrarse el complicado trámite contencioso.

Otras alternativas en caso de negociación en divorcio contencioso:

Cuando no se ha llegado a un acuerdo global pero sí se ha llegado a un acercamiento que nos hace previsible llegar a un entendimiento es posible presentar la suspensión de las actuaciones.

El escrito de suspensión supone que se puedan paralizar las actuaciones a la espera de que se confirme que es viable y posible en entendimiento, o no.

Lo normal es presentar un escrito de suspensión por un plazo de 90 días.

Pasados esos 90 días de no haber sido capaces de llegar a un entendimiento las actuaciones continúan.

Es muy importante tener esto último en cuenta pues para el caso de que no se presente el escrito en plazo para contestar de la parte demandada se le habrá pasado el plazo.

Para el caso de que se presente restando un número concreto de días para contestar, el plazo se reanudará con os días que resten del cómputo.

Divorcio y separación complicada
Divorcio amistoso

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *