¿Los hijos pueden decidir si quieren vivir con su padre o madre?

¿Los hijos pueden decidir si quieren vivir con su padre o madre?.

Los hijos menores de edad no pueden decidir por si mismos con cual de sus padres desean vivir, pues precisamente son los progenitores los que lo deciden de mutuo acuerdo qué regulación paternofilial quieren establecer, y el Juez y Ministerio Fiscal dan su visto bueno sin intervención de los hijos menores. En cambio, en un procedimiento contencioso después de la petición de los cónyuges expresada por sus respectivos abogados en los diferentes trámites del juicio de divorcio, el Ministerio Fiscal solicita el establecimiento de unas determinadas medidas paternofiliales, y el Juez resuelve conforme su propio criterio.

Divorcio express con hijos menores de edad y decisión de vivir con padre o madre
¿Los hijos pueden decidir en el divorcio de sus padres?

En el conjunto de las pruebas existentes puede existir, o no, la intervención de los hijos menores de edad, pues cada caso es diferente, se debe de tender a la mínima intervención judicial de los hijos, pero cuando es necesario, se debe de diferenciar entre las dos formas de intervención principal de los hijos en el divorcio, separación o guarda y custodia de sus padres:

  • Informe psicosocial: Se trata de un informe elaborado por un psicólogo y trabajador social adscrito al Juzgado después de entrevistarse y valorar a los miembros de la familia, realizando una recomendación concreta a la vista de las circunstancias familiares, tanto en patria potestad como en el tipo de custodia: Materna o paterna monoparental, o compartida (o incluso retirada a ambos de la patria potestad y guarda y custodia), así como el derecho de visitas y relación de cada uno de los padres con los hijos.
  • Exploración judicial: Un menor de edad no va a declarar a juicio como lo haría si fuera mayor en cualquier otro tipo de litigio, sino que se denomina “exploración a su intervención” pues se realiza a puerta cerrada con el Juez, o el Juez y el Fiscal (cada Juzgado aplica su propio criterio), sin que puedan conocer el desarrollo los progenitores ni sus letrados, ni exista ningún tipo de informe al respecto, lo que genera una sensación y polémica de inseguridad jurídica de las representaciones procesales en el desarrollo del pleito.
No se debe de hacer partícipes a los niños en los problema y discusiones de los padres de cara a su separación
Divórciate sin meter a los niños en los problemas de los padres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *