JUZGADO, JUEZ Y FISCAL DEL DIVORCIO.

¿SE PUEDE CONOCER DE ANTEMANO CUAL SERÁ EL JUZGADO, JUEZ Y FISCAL QUE ASIGNARÁN A MI DIVORCIO O SEPARACIÓN?

 

No, conforme el principio de imparcialidad se asigna un determinado procedimiento como en este caso es el de divorcio o separación, a un Juzgado concreto de forma aleatoria en estricto orden de presentación, y conforme a las normas de reparto de asuntos vigentes en cada Partido Judicial por lo que no es posible prever en que Juzgado de Primera Instancia se tramitará ningún procedimiento civil.

 

En ocasiones se confunden los términos Juzgado y Partido Judicial. El Partido Judicial esta formado por varios Juzgados asignados a la misma circunscripción territorial, ciudad, o comarca, por ejemplo: Partido Judicial de Sevilla, que esta formado a su vez por varios Juzgados, entre los cuales se encuentran los de Primera Instancia: el número 1, el número 2, el número 3… etc. Podemos saber que presentaremos la demanda en el Partido Judicial de Sevilla,  pero lo que no sabremos de antemano es si nos “tocará” el Juzgado de Primera Instancia de Sevilla número 1, o el número 2, el 3.. etc.

 

Una vez que hemos tramitado el primer procedimiento de familia en un Juzgado concreto, el resto se tramitarán en ese mismo: Una ejecución de Sentencia de familia, una reconciliación, una modificación de medidas… etc. Salvo casos especiales como son el de violencia de género que tienen Juzgados especiales y predeterminados.

 

El Juez será el titular o sustituto que se encuentre ejerciendo en ese momento en el Juzgado. El Ministerio Fiscal esta formado por un conjunto de Fiscales, que no se predeterminan para ningún caso concreto sino que aleatoriamente van tramitando procedimientos conforme su propia disponibilidad, y siguiendo las directrices que les marca su propia Fiscalía (el Fiscal Jefe).

 

Lo que si podemos conocer de antemano e incluso modificar deliberadamente es el partido judicial en el que se presentará la demanda (ciudad), ya que podemos optar entre la que corresponda por el último domicilio conyugal, o el de residencia de cualquiera de los dos, que se justifica mediante un mero certificado de empadronamiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *