Hijos hermanos de madre o padre👨‍👩‍👦‍👦

Hermanos de madre o padre

¿Cómo incide en la atribución de la guarda y custodia de los hijos el hecho de que con uno de los progenitores existan más hermanos de madre o padre?.

En derecho de familia existen muchos principios que confluyen y tienen que valorarse antes de atribuir una guarda y custodia.

Uno de ellos es el principio de unión y no separación en la medida de lo posible de los hermanos.

El hecho de que el hijo común tenga hermanos de madre o padre se tendrá en cuenta para tratar de favorecer la máxima relación posible de los hermanos.

Lo que se intenta evitar es que la regulación aplicable a los hijos de diferente padre o madre sea incompatible y que por tanto no puedan disfrutar los hermanos de una relación positiva y beneficiosa.

Cada familia y cada caso es diferente y debe de ser valorado individualmente pues también debemos de tener en cuenta:

  • Aquella situación a la que de hecho ya están acostumbrados los hijos.
  • La disponibilidad de cada uno de los progenitores para cuidar y atender a los hijos.
  • La existencia de unas condiciones de vida adecuadas: Vivienda, apoyo familiar si es necesario… etc.
  • La relación positiva o negativa que exista entre los hermanos.
  • Los propios deseos de los hijos.
  • La regulación que ya pueda existir respecto del otro hijo hermano o hermana del hijo o hija común.

Divorcio mutuo acuerdo o contencioso:

Legalmente en un procedimiento de divorcio o separación de padres sin matrimonio podemos estar ante dos situaciones muy diferentes, que se presente un convenio regulador de mutuo acuerdo para su homologación judicial o que se trate de un procedimiento contencioso en el que se discutan ciertos hechos controvertidos.

A continuación vamos a exponer conceptos simples que nos ayudarán a entender mejor las peculiaridades de cada uno de los procesos.

Mutuo acuerdo:

En el procedimiento de mutuo acuerdo de derecho de familia en España el documento fundamental es el convenio regulador.

En el mismo se deja constancia de los acuerdos alcanzados y que se solicita al Juzgado que apruebe para que regulen las relaciones postmatrimoniales del matrimonio una vez divorciados.

El convenio regulador debe de seguir una serie de pautas a los efectos de que no se establezcan cuestiones que vayan en contra de la Ley o que puedan ser improcedentes.

El Ministerio Fiscal deberá de dar el visto bueno a todos aquellos convenios entre progenitores que tengan hijos comunes menores de edad o incapacitados.

En el caso de las medidas paternofliales respecto de los hijos sólo se centrará en los hijos comunes, evidentemente los hijos que cada uno de los cónyuges puedan tener con otras personas deberán de regularse en otro procedimiento diferente que se seguirá respecto del otro progenitor.

El hecho de que puedan ser hermanos de padre o madre no supone que se regule de forma conjunta sino que por el contrario cada hijo en su caso tendrá su propia regulación.

Esto supone cierta descoordinación en muchos casos, siempre es posible la modificación de las medidas establecidas para adaptar la regulación a lo que se considere que sea más conveniente y beneficioso para los hijos.

La modificación puede ser de mutuo acuerdo, pero por desgracia la gran mayoría de las modificaciones de medidas son contenciosas pues las partes no se ponen de acuerdo en las medidas a modificar por tener intereses contrapuestos.

Contencioso:

En los casos de procedimientos de divorcios (o separaciones o guarda y custodia no matrimonial) con hijos menores los padres dejarán de tener la capacidad de decisión como ocurría en el procedimiento de mutuo acuerdo sino que se someten al criterio judicial.

Desde el momento en el que se presenta una demanda contenciosa cada una de las partes tendrá derecho a solicitar lo que estime conveniente dentro de las posibilidades que ofrece el Derecho.

No obstante, la decisión recaerá sobre el Juez una vez practicadas las diligencias procesales correspondientes.

El Ministerio Fiscal tendrá un participación importantísima en el procedimiento como una parte más. Propondrá prueba, la practicará y formulará conclusiones. Por desgracia en algunos procedimientos el Ministerio Fiscal no interviene por falta de medios del Ministerio de Justicia.

La responsabilidad de ambos padres en un juicio de divorcio con hijos es abrumadora, pues ante la falta de entendimiento se someten al criterio de un tercero, el Juez.

A la vista de las peticiones y pruebas de las partes conforme a Derecho y al propio criterio del Juez conforme su percepción y valoración personal (debería de ser imparcial pero evidentemente es una persona y el Derecho es una materia interpretable).

Cada vez tiene más importancia la prueba psicosocial elaborada por el psicólogo y trabajador social adscrito al Juzgado para determinar la regulación recomendable para los hijos comunes.

En el procedimiento contencioso los abogados de cada parte tienen un papel fundamental. Su enfoque, conocimientos, experiencia y pericia son claves para la positiva o perjudicial contenido de la sentencia.

Evidentemente el abogado tiene un margen de actuación en cada caso en función de las circunstancias y los hechos controvertidos, pero con la correcta mediación profesional y voluntad de las partes podrían evitarse más de la mitad de los pleitos de derecho de familia.

El hecho de que existan más hijos de alguno de los cónyuges con otra persona se tendrá en cuenta en la medida en que la parte sepa acreditar la necesidad que ello supone de cara al beneficio del menor para el mantenimiento de la beneficiosa relación entre hermanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *