GUARDA Y CUSTODIA EN SEPARACIÓN

SEPARACIÓN MATRIMONIAL Y GUARDA Y CUSTODIA. RÉGIMEN DE VISITAS:

1. Diferencia entre patria potestad y guarda y custodia
La patria potestad supone la vinculación paterno filial de los padres con los hijos, la cual suele ser conjunta de ambos progenitores, mientras que la guarda y custodia consiste en el efectivo ejercicio de la patria potestad, de modo que será uno de los progenitores el titular de la guarda y custodia (progenitor custodio), lo cual supone que tendrá siempre a los hijos en su compañía, correspondiendo el derecho a las visitas al progenitor no custodio.
2. ¿En qué consiste el régimen de visitas?

El régimen de visitas es un derecho que le corresponde al progenitor que no tenga atribuida la guarda y custodia, consistente en el disfrute delimitado en el tiempo del cuidado y compañía de los hijos comunes menores.
3. ¿Hasta cuándo dura el régimen de visitas?
Permanece vigente hasta la mayoría de edad.
4. Regímenes más comunes

Lo habitual es fijar un régimen de visitas de fines de semana alternos, de tal manera que a cada uno de los progenitores le corresponda el disfrute de la compañía de los hijos menores un fin de semana sí y otro no, de forma alternativa. Este régimen se puede ampliar o no, con un días intersemanales o más. De igual modo, las vacaciones de navidad, semana santa, verano y otras del calendario escolar, se suelen dividir por mitades entre los progenitores.

 

También se puede establecer cualquier otro régimen, siempre y cuando no perjudique a los menores.

El régimen de custodia compartida está ganando terreno actualidad, y cada vez está más aceptado y extendido.

 

5. Custodia compartida.
Teóricamente en la custodia compartida teóricamente no hay pensión de alimentos, ya que los hijos pasan la mitad del tiempo (o en otra proporción) con progenitor y con otro.

Ello no impide que si lo desean puedan  acordar una pensión de alimentos.
6. ¿Qué pasa si no se cumple el régimen de visitas?
Si no se cumple el régimen de visitas porque el progenitor titular de la guarda y custodia no le permita al otro progenitor  ejercitar dicho derecho de visitas, este último podrá reclamar el disfrute de su derecho mediante la correspondiente denuncia, y demanda judicial de ejecución de Sentencia.
Otra posibilidad de incumplimiento es que el progenitor titular del derecho de visitas no lo ejercite, situación ante la cual el titular de la guarda y custodia podrá instar a que se le suprima o restrinja ese derecho de visitas mediante un procedimiento de modificación de mediadas, puesto que no ejercita su derecho.

 

7. Problemática entre la guardia y custodia y la pensión de alimentos.
La guarda y custodia se establece para los menores hasta que alcanzan la mayoría de edad, momento en el cual acaba la guarda y custodia.
Por el contrario, el derecho de alimentos no finaliza con la mayoría de edad, sino en el momento en el que el hijo tenga independencia económica, además de haber alcanzado la mayoría de edad.
Por ello, en muchos casos, hijos no sometidos a tienen guarda y custodia por haber alcanzado la mayoría de edad continúan siendo titulares del derecho de alimentos, debido a que no gozan de independencia económica, produciéndose así situaciones jurídicas complejas.
8. ¿Puedo dejar de pagar la pensión de alimentos si no me dejan ver a los hijos, y viceversa?
No, en ningún caso se puede dejar de cumplir con las obligaciones de uno de los cónyuges establecida en un convenio regulador ratificado judicialmente, amparándose en el incumplimiento del otro.
Si uno de los cónyuges no cumple con sus obligaciones hay que plantear judicialmente una ejecución de Sentencia, alegando el incumplimiento producido.
9. ¿Qué pasa si sólo puedo ejercitar mi derecho de visitas en parte?

Para los supuestos en los que, por cualquier circunstancia, el titular del derecho de visitas no pueda ejercitarlo en las horas y días fijados, deberá de poner esta situación en conocimiento de cónyuge custodio, para poder llegar a un acuerdo a estos efectos; de lo contrario deberá instar un procedimiento de modificación de medidas contencioso para adaptar el convenio regulador a las circunstancias y posibilidades reales de visita.

10. ¿Qué ocurre si mi cónyuge sólo me permite ejercitar mi derecho de visitas en parte?
El cónyuge custodio no puede impedir al titular del derecho de visitas el ejercicio de dicho derecho, de forma que de darse este caso, éste podría reclamar judicialmente el cumplimiento forzoso de su derecho. Asimismo, judicialmente se le impondrán multas al cónyuge custodio por impedir el disfrute del derecho de visitas a su cónyuge, salvo causa justificada que deberá acreditar en el correspondiente proceso.

 

,