Falsedad documental inocua y burda, falsificación de documentación

Falsedad documental inocua y burda, falsificación de documentación:

La falsedad documental concurre cuando una persona manipula o altera un documento, pero existen casos en los que dicha falsificación, aún reconociéndose por su autor, o acreditándose ante una negación del investigado, es INOCUA o BURDA.

 ¿Qué quiere decir que la falsificación de un documento publico o privado sea INOCUA o BURDA?.

Falsedad inocua:

Será inocua aquella falsificación no transcendental, o lo que es lo mismo, que no constituye uno de los elementos esenciales del documento falsificado.

Por ejemplo que en un contrato se falsifique un elemento no esencial del mismo, de modo que carece de cualquier valor o trascendencia.

Falsedad burda:

Será burda aquella falsificación que no tiene la entidad suficiente como para poder aparentar ser auténtica, que se puede apreciar por cualquier persona media que lo vea que no es original, sino una copia o manipulación de escasa calidad.

Por ejemplo, un garabato “mal hecho” no puede considerarse una falsificación de firma, pues no puede considerarse que se ha tratado de suplantar o imitar la firma de otra persona.

Abogados para denuncia por falsedad documental:

En nuestro despacho de abogados somos EXPERTOS en delitos por falsedad documental, procedimiento sencillo, pero en el que debe de estudiarse la multitud de circunstancias, si usted cuenta con un problema de falsificaciones o falsedad, no dude en consultarnos, consultas gratuitas en MADRID.

Falsedad documental privada:

De menor gravedad punitiva. Un ejemplo de documento privado, por ejemplo sería un contrato de alquiler, un escrito privado o asimilados.

Falsedad documental pública:

De mayor gravedad punitiva. Sería por ejemplo una tarjeta de aparcamiento de minusválido, billetes, sentencias, escrituras de notario y asimilados.

falsedad-documental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *