EN QUÉ CASOS PUEDE PLANTEARSE UN DESAHUCIO

EN QUÉ CASOS PUEDE PLANTEARSE UN DESAHUCIO:

 

 

Son los casos en que el inquilino deja de pagar las rentas y/o cantidades asimiladas (agua, luz, gas, comunidad, etc..) pactados en el contrato de arrendamiento.

 

Se trata de arrendamientos de inmuebles, tanto viviendas como locales de negocio, y de naturaleza tanto urbana como rústica.

 

También los casos en que por parte del inquilino se incumple cualquier otra cláusula del contrato (transcurso del plazo pactado, prohibición de subarriendo, actividades molestas e insalubres, etc…)

 

Es posible acumular varias acciones ante el Juzgado: interesas el desahucio express (resolución del contrato y desalojo del inmueble) y la reclamación de las rentas y cantidades asimiladas impagadas. En estos casos, se reclama la cuantía dineraria que el inquilino debe al tiempo de interposición de la demanda, y, además, la que se vaya devengando hasta que el propietario recupere la posesión del inmueble.