EL MITERIO DEL DIVORCIO

EL MISTERIO DEL DIVORCIO:

 

 

Hay dos momentos conmovedores en los que el divorcio se convierte en un misterio.

La primera es en una boda, donde se respira la ilusión de los contrayentes por su unión, y la segunda es la tierna escena de encontrarse con una pareja de ancianos que todavía parecen quererse, a pesar de las décadas y todo lo que habrán pasado juntos, bueno y malo.

En esos momentos uno se pregunta por qué algo que tiene un comienzo tan hermoso acaba tantas veces prematuramente, sin alcanzar la plenitud de esa imagen de los ancianos que tanta ternura despierta, por no mencionar las altas dosis de dramatismo que suele acompañar a las rupturas.

¿Será suerte tal vez? Quizá el misterio no sea el divorcio sino el matrimonio en sí, o mejor dicho, la vida en pareja, de modo que el divorcio no sea más que el resultado o la consecuencia de lo que haya sucedido o dejado de suceder en el matrimonio.

Téngase en cuenta que la decisión de divorciarse no suele ser nada sencilla, especialmente cuando hay importantes cuestiones involucradas, como es la existencia de hijos menores, especialmente cuando son pequeños, y por tanto quien se divorcia en tales circunstancias debe tener graves motivos para tomar una decisión así.

Como la vida no viene con libros de instrucciones debe ser uno mismo quien trate de escribir el suyo propio, y en lo que al capítulo del matrimonio y la pareja se refiere, y frente al misterio del discurrir del matrimonio y la pareja, puede que el mejor consejo que pueda darse es permanecer atento para cuidarlo.

 

EL MISTERIO DEL DIVORCIO.

 

On marzo 25th, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje